Seductora propuesta; ‘La reina soy yo‘

Del 30 de agosto al 3 de septiembre: Vanesa conoce en una fiesta a Alberto, que le ofrece trabajar de modelo en su agencia.

la reina soy yo

QUÉ HA PASADO

Yamelí acepta el trato de la DEA para vengarse.

• Monchis es un asesino.


Después de meses de preparación en Miami, Jack comprueba que la nueva Lari Andrade está lista para cumplir su misión. “Céntrate en pillar a ese delincuente y olvida de momento tu venganza”, le aconseja, consciente del odio que mueve a su pupila.

Mientras, en México, Monchis y su sobrino Charly celebran la muerte de Yamelí, al contrario de Juanjo, que se hunde en la tristeza. Flow solo tiene ahora una preocupación: recuperar la confianza de la prensa, después de pasar un tiempo en el extranjero. “Parece que perdiste inspiración…”, lo cuestiona en una rueda de prensa Zaria, una periodista con quien mantuvo en el pasado una relación a escondidas de Diana y con la que quiere volver solo por interés.

Erick se presenta a un concurso como Pez Coi

Cuando la nueva Lari aterriza en el país, los recuerdos de su vida pasada se agolpan en su cabeza. “Mantente fría, Yamelí. Tienes una tarea que realizar”, se dice a sí misma e inicia su labor como cazatalentos musicales, presentándose primero ante Charly y, más tarde, ante Juanjo, sin que ninguno la reconozca.

Cada vez más convencido de que lo suyo es la música, Erick se escapa a diario de los guardaespaldas de su padre para ir a cantar al barrio. “Hay un concurso mañana, apúntate”, le sugiere su amigo. Pese a sus dudas, el muchacho finalmente se anima, presentándose como Pez Coi, pero al ver al público se queda bloqueado. Una noche, Vanesa conoce a Alberto, el dueño de una agencia de modelos. “Trabaja para mí”, le sugiere. La chica acepta a escondidas de su padre, que se niega en redondo.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de La reina soy yo