Una más en la familia; ‘Mi hija’

Para no separarse de Öykü, Demir propone a Zeynep que se instale con ellos en casa.

mi hija
Picasa

QUÉ HA PASADO

• Sevgi enfrenta a Ayla.

• Cemal le cuenta a Candan que él es el padre de Öykü.


Demir y Candan abrazan a Zeynep fingiendo que se alegran de verla y la convencen de que se quede a cenar con ellos. Mientras, Cemal espera impaciente en la puerta y recuerda cómo falsificó las pruebas de ADN pues las verdaderas confirmaban que Öykü no era su hija. Unas horas después, Zeynep insiste en irse con su sobrina, pero Demir no lo permite porque ya es tarde. Una vez que la niña duerme, enfrenta a la mujer. “Estaba desesperada por verla, la echo de menos”, miente ella.

A pesar de que no cree en sus palabras, le propone que se quede con ellos en casa hasta que la niña recupere la memoria. La mujer se niega, pero Cemal, al enterarse, la obliga a aceptar: “Solo así podré acercarme a mi hija”.

Pasados unos días, Zeynep lleva y recoge a Öykü del colegio. Sevgi, por su parte, se muestra decaída y acepta dar un paseo por el puerto con Ugur. “No puedo creer todo lo que le está pasando a esa niña. Primero nos enteramos que está enferma, luego su madre la abandona y ahora resulta que su padre biológico es otro”. Al darse cuenta de su indiscreción, ella trata de retractarse, pero ya es tarde y debe explicarle todo.

Un robo fallido y una repentina recuperación

Ugur busca a Sahri, el hombre para el que trabajaba en el pasado, y desesperado por conseguir dinero acepta cometer otro robo. Sin embargo, a la mañana siguiente aparece con la cara golpeada. “Soy un estúpido. Cogí el bolso del casino y se lo llevé a Sahri. Sus hombres me lo quitaron y me dieron una paliza. Dijeron que me lo merecía por haberle abandonado e insultado hace años”, revela a Demir.

Candan se inquieta al ver que ni Öykü ni Zeynep están en casa. Para colmo, Müfide llega para preguntarle por Ugur: “Dijo que se sentía inútil y que rezara por él. Volverá a meterse en problemas”. No se equivoca ya que para ese entonces el hombre enfrenta a Sahri para que le dé su parte del botín y este ordena a sus secuaces que se deshagan de él.

A un par de calles de su casa, Demir busca a su hija y la ve llegar en el coche con Cemal. “¡Te voy a matar!”, grita. En ese momento, la niña se acerca a él y le llama “papá”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mi hija