Mehmet Akif Alakurt: El galán retirado

Lleva cuatro años lejos de las cámaras en el pueblo pesquero de Kas, al sur de Turquía.

Mehmet Akif
Cedida

Moreno, 1,90 m y de mirada y sonrisa irresistibles, era imposible que las agencias no pelearan por Mehmet AkifAlakurt cuando, con 19 años y al terminar el servicio militar y además pasar por el Ejército, dejó la universidad para ser modelo.“Desde el principio conté con el apoyo incondicional de mi madre, y también me ayudó el resto de la familia. Cuando eres el menor de cinco hermanos [dos chicos y tres chicas],eres el más mimado. Todo lo que les he pedido desde pequeño me lo han dado”, ha confesado.

La carrera de este joven que de niño soñaba con ser piloto se vio recompensada en 2001 con los títulos de Mejor Modelo de Turquía y Mejor Modelo del Mundo. Solo un año después debutaba como actor en Kirik Ayna y decía adiós a la pasarela: “En ese mundo la competencia es muy cruel, los modelos siempre se están dando golpes bajos entre ellos”.

A partir de ese momento no hizo sino enlazar un proyecto con otro. Metro Palas, Zeytin Dali, su primer trabajo como protagonista, y Hadji, donde interpretaba a un joven islámico radical. “Soy muy cuidadoso con mi trabajo cuando se tratan temas delicados, pero eso no me afecta en la vida real”, comentó. En esta producción conoció a Leyla Basak, con quien volvió a coincidir en Sila. Ella era Yezda, la primera mujer de Boran. Su noviazgo de dos años se rompió durante el rodaje de la telenovela.

Millones de seguidores por todo el mundo

Terminada la producción que le dio fama mundial y que le regaló millones de fans, se embarcó en Adanali, el único trabajo del que confesó sentirse descontento pese a incrementar su popularidad. En él era Maraz Ali, el líder de la mayor banda de criminales de Estambul. Llegaron después Reis, Fatih, donde encarnaba al sultán Mehmet II, y Emanet.

En 2015, meses después de grabar esta historia, anunció que se retiraba. Decidió comenzar su nueva etapa lejos de Estambul, la ciudad que lo vio nacer el 23 de julio de 1979. El lugar elegido fue una granja en la montaña en el pueblo pesquero de Kas, al sur de Turquía, donde permanece rodeado de naturaleza y cría animales. “Me veo viviendo en un lugar pequeño, casado y con hijos”, declaraba en aquella época. Aunque todavía no ha formado su propia familia, su corazón tiene dueña, se trata de una joven de nombre Selin Yavuz.

Exigente, enamoradizo y familiar son algunos de los adjetivos con los que se ha definido. Otros han destacado su carácter fuerte y un punto machista. “Trato de ser una persona equilibrada. Tengo un lado protector con las mujeres de mi vida y soy posesivo con los afectos”, se ha defendido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Sila