Tuba Büyüküstün: “El amor es lo que más me inspira”

Detrás de esta estrella turca de la televisión y el cine hay una entregada madre de gemelas, embajadora de Buena Voluntad de Unicef.

TUBA BÜYÜKÜSTÜN
Getty Images

Esta bella actriz turca es de las afortunadas que puede elegir. Por eso, después de protagonizar Amor de contrabando (Nova), donde dio vida a Elif Denizer, y Sühan, que acaba de estrenarse en Dininity, estudia varias propuestas para cine y televisión. Mientras tanto se dedica a sus gemelas, Toprak y Maya, de 7 años, a su novio, Umut Evirgen, y a proyectos con Unicef.

¿Qué te llevó a colaborar con una ONG que se dedica a la infancia?

Luchar por los niños y apoyarlos siempre han sido mis prioridades, he trabajado con muchas organizaciones. Unicef se cruzó en mi camino en el momento adecuado y empecé a participar en sus proyectos. En 2014 me convertí en embajadora de buena voluntad de Turquía. En mayo cumpliré cinco años con ellos.

¿Por qué Unicef?

Por mi amor por los niños y los recuerdos de mi infancia relacionados con esta organización, como las postales de Navidad. El amor es lo que más me inspira.

¿Qué campaña solidaria es la que te ha marcado más?

Creo que No lost Generation (No a una generación perdida). Tuve la oportunidad de visitar varios campos de refugiados sirios y hablé con madres y niños. Les miraba a los ojos y me fijaba en sus gestos mientras me hablaban, pero llegaba un momento en que se hacía el silencio. Entonces era cuando parecía que había más ruido.

TUBA BÜYÜKÜSTÜN en Siria
Unicef

¿Qué enseñanza te llevaste?

Descubrí lo difícil que es formar un hogar, un vecindario, otra vida en un país nuevo. Allí se habían enamorado personas, hubo bodas, nacimientos, muertes. Han pasado ocho años desde que empezó la guerra en Siria y el conflicto continúa. Algún día terminará y esa gente podrá regresar a su tierra. Quizá la mitad la vea por primera vez y tendrá que empezar de cero.

¿Cómo te afectan los problemas de los niños desde que eres madre?

Siempre me ha gustado cuidarlos, es natural en mí. Cuando eres pequeño no tienes miedos, pero cuando te haces adulto la vida te enseña. Desde que tengo hijos he aprendido que el afecto siempre va acompañado de preocupaciones, esta es la parte más dura. Trato de eliminarlas para sentir el amor puro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela