La 'Pesadilla en la cocina' de Alberto Chicote en La Habana

Este jueves 6 de febrero, a las 22.30, La Sexta emite una nueva entrega de 'Pesadilla en la cocina', con Alberto Chicote desplazándose a tierras asturianas.

image

500 metros cuadrados de local, tres décadas de historia y una carta con decenas de platos. Este es el panorama con el que se encuentra Alberto Chicote esta semana al llegar a La Habana, un restaurante de Gijón (Asturias) en el que todo es a lo grande. Especialmente los problemas. El local es exageradamente grande, las raciones son inmensas y el dueño, un veterano hostelero que ahora quiere jubilarse, no tiene a quién pasarle el testigo del negocio que ha sido toda su vida. Su hija, la heredera natural del negocio, no parece asumir toda la responsabilidad y el restaurante está empezando a irse a pique.

Además, el servicio es cada vez más deficiente: mientras en una mesa algunos van por el segundo plato a otros ni siquiera les ha llegado el primero. Lo que durante años fue un restaurante referente en la ciudad y verdadero orgullo para su dueño, hoy se ha convertido en el mayor dolor de cabeza de padre e hija.

Un servicio catastrófico

La primera reacción de Alberto Chicote al visitar La Habana es de absoluta sorpresa. Ninguno de los platos que prueba está mal elaborado. El sabor es bueno, las cocciones acertadas… A excepción del desproporcionado tamaño del ‘Supercachopo’, cuya dimensión le resulta incomprensible pero que es de calidad y está bueno, no hay nada que Chicote pueda reprochar a La Habana desde el punto de vista de la comida. Entonces ¿dónde está el problema?

Según Gema, la hija del dueño, el problema está en el servicio. Está convencida de que los camareros no saben tratar a los clientes y éstos no vuelven debido a la atención en sala. Ellos tienen una versión muy diferente. Creen que Gema no ayuda lo suficiente y que no sabe cómo organizar el restaurante como debería.

image

Publicidad - Sigue leyendo debajo