Martin Freeman descubre la cara oculta de la paternidad en 'Bendita paciencia'

Martes 3 de marzo, en HBO - El que un día fue el Watson perfecto para un Sherlock (Bennedict Cumberbatch) de lo más excéntrico, ahora reflexiona sobre todo lo que entraña convertirse en padre desde el humor.

Martin Freeman protagoniza la serie de HBO 'Breeders'
HBO

Quizá el reconocimiento le llegó con la televisión pero la fama mundial se la debe al cine de la mano de Peter Jackson en la saga El hobbit. Martin Freeman, uno de los rostros más populares de la ficción de nuestro tiempo, ha sido encumbrado por su participación en series como la británica The Office (BBC), Fargo o Sherlock. Probablemente este último título, correspondiente a la serie que revisa el clásico de Sir Arthur Conan Doyle, donde interpretó al responsable amigo del protagonista, el Doctor John Watson, haya supuesto el despegue definitivo de su carrera. Junto a Bennedict Cumberbatch supo crear el tándem perfecto para esa peculiar pareja de invetigadores.

This content is imported from YouTube. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Tras unos años de parón televisivo Freeman ha encontrado el proyecto que le devuelve a la pequeña pantalla y lo hace de la mano de HBO. El martes 3 de marzo la plataforma estrena su nueva serie, Bendita paciencia (Breeders). En ella podemos ver cómo el actor vuelca las alegrías y desesperaciones habituales que trae consigo la paternidad, basadas en su propia experiencia. De alguna manera asistiremos a un formato similar a la Mira lo que has hecho de Berto Romero para Movistar pero con los códigos británicos.

La comparación no resultará ajena a los espectadores porque el enfoque de Breeders también está en clave de comedia. El personaje de Freeman, Paul, junto a su mujer en la ficción, Ally (Daisy Haggard), irá mostrando desde la parte más tierna y enriquecedora de la paternidad hasta los momentos de crisis en que la impotencia, la responsabilidad o las renuncias personales llevan al límite a estos padres de dos pequeños, tal como le ocurre en la vida real al propio actor (tiene dos hijos con Amanda Abbington).

La idea inicial nace del mismo Freeman, quien contó en su entrevista a The New York Times que hace un tiempo se vio en un sueño, una vez más, desesperado por hacer que sus hijos se durmieran y enfurecido por oírles trasteando una vez más a deshoras, deseando llegar y no gritarles porque no iba a servir de nada y, sin embargo, gritándoles igualmente. Algo hizo click en la mente del actor, pues años después ese sueño se ha materializado en un proyecto sólido que ve la luz en HBO. La ficción, basada en su idea original, ha sido desarrollada junto a Simon Blackwell y Chris Addison (The Office y Veep).

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

La esencia de esta serie de 10 episodios es que el espectador empatice con las situaciones que se muestran en clave de comedia pero huyendo del gag fácil. Para ello construye un relato honesto en que cualquiera podrá reconocer mucha realidad y la paradoja habitual entre los padres y madres, en que el amor hacia sus hijos gobierna su vida, incluso aunque les saquen de sus casillas buena parte de las veces. Felicidad plena por un lado y las pequeñas infelicidades y frustraciones en el día a día, por otro. ¿Qué padres no se sienten identificados con esto?

El reparto, eminentemente británico, lo completan los pequeños Jayda Eyles y Vihaan Patel, como los hijos de Paul y Ally, Joanna Bacon (Love Actually), Toni Beard, Rosalind Eleazar (Harlots), Nicola Goodchild (A very English Scandal, Trampa 22), Abdul Hakim Joy (Black Mirror: Bandersnatch) y Simon Lenagan (The End of the F***ing World), entre otros.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

La revisión de la paternidad en el siglo XXI

Siempre se dice que la ficción es un reflejo de su época y en este caso no podemos estar más en lo cierto. En los últimos años se han sucedido una serie de títulos en la industria audiovisual que revisa los estereotipos del buen padre y la buena madre. En muchos casos en clave de comedia, se quita presión del estándar de la figura parental perfecta y se añade realidad al rol de responsable, tutor, educador de los hijos.

Así es como podemos enunciar títulos como la ya mencionada Mira lo que has hecho (Movistar) pero también otros como Madres trabajadoras (Netflix), The Letdown (Netflix), This Is Us (FOX, Amazon Prime Video) o Pequeñas coincidencias (Amazon Prime Video, Antena 3).

This content is imported from YouTube. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

El cine tampoco ignora esta temática y películas como Malas madres están replanteando la carga social de lo que debe ser la paternidad/maternidad en nuestro tiempo, liberando de la aspiración a la excelencia y acercándose más a la realidad de los padres de este siglo, en que los hijos llegan más tarde y los padres no quieren renunciar ni a sus carreras profesionales ni a su ocio.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo