Electric Nana: “Mi canción es más corta porque guardo un as en la manga”

Atrevida, creativa y sin complejos. Así es como ve a España esta cantante y también como define su candidatura para representarnos en el festival. Estas son sus armas.

Electric Nana ha llegado a la preselección para Eurovisión con la etiqueta de indie, pero ella pasa de encasillamientos. En la gala del lunes apostará por una puesta en escena de rock clásico con un punto canalla con el buscará la sonrisa del público y el billete a Estocolmo.

¿Qué tiene Now para ser la elegida?
Es una canción con fuerza, personalidad, un toque canalla y fresco, llega con muchas ganas de pasarlo bien y compartir momentos divertidos con quien la escucha. Creo que tendría posibilidades de conectar con el público europeo y expandir esa forma que tiene España de hacer rock, de vivir sin complejos y plantearnos retos tan flipantes como meter tres idiomas en una canción y salir airosos. Puede aportar una fotografía diferente de lo que es España ahora.

¿Cómo defines esa foto?
Quiero dar la imagen que yo tengo de España: un país vital, atrevido, somos gente capaz de reinventarse cada dos por tres. Somos un pueblo muy guay con muchas capacidades de crecimiento, de conectar. A la gente le encanta España.

¡A los políticos les encantaría escucharte!
(Risas) ¡Que me fichen! Es verdad que históricamente España es uno de los países favoritos a nivel internacional, caemos bien porque somos gente que se atreve, sin complejos. Lo importante es lo que se ve en esta preselección: estar juntos, pasarlo bien, hacer buena música, ser buenos profesionales y sobre todo pasarlo bien con un par de cañas. Todo va muy pensado pero muy disfrutado.

Tienes el argumentario muy claro. ¿Eso es por tu faceta de periodista?
No me lo he preparado. Hay que pensar mucho las cosas antes de hablar pero es que me sale solo, todo esto me emociona de verdad. Y encima siendo periodista tienes las herramientas para construir un buen castillo argumental. Si unes ese conocimiento arquitectónico-gramatical con la ilusión que tengo encima, no puedo evitar sacar una frase tras otra (risas).

¿Crees que tu música puede encajar bien en un escenario tan grande como el de Eurovisión?
Creo que sí. Todavía no he actuado en Eurovisión –me gusta ese “todavía”– pero sí tuve la oportunidad de ser telonera de Alejandro Sanz en Madrid, Barcelona, Valencia… Y en La Cartuja de Sevilla ante 40.000 personas. También me planteaba si iba a funcionar, pero cuando me vi ahí con mis músicos, tocando lo que viene siendo rock clásico, comprobé que sí. Mi música sobre todo funciona en directo, es donde gano fuerza e ilusión porque no hay nada que me guste más que un concierto, esa sensación de pertenecer al público no tiene precio.

¿Cómo vas a encarrilar eso en la gala del lunes?
Tengo preparada una puesta en escena clásica de rock, no esperéis fuegos artificiales ni bailarines ni coreografías ni vestidos extraños. Esperad mi lado más canalla, con la ropa que siempre he querido llevar y nunca he tenido la oportunidad, porque ahora es el momento. Voy normal, no es para tanto, pero a mí me hace especial ilusión compartir la estética que representa cómo quiero vivir mi vida con todo el mundo. Va a haber risas, que es muy importante en un directo; las cosas prefabricadas a veces se quedan lejos, y yo quiero estar cerca del público y cerca de Eurovisión.

Now es muy corta comparada con el resto, apenas dura dos minutos. ¿Por qué?
Es importante tener en cuenta que, excepto los eurofans internacionales, la gente va a escuchar tu canción una vez. Yo quería hacer algo impactante que se quedara de primeras. Es muy icónica. A lo mejor es porque estoy acostumbrada a componer para anuncios de televisión y tengo ese espíritu jingle en la cabeza, pero es verdad que para resultar impactante es mejor ser corto. Pero la versión definitiva para Estocolmo no sería esta. De hecho en iTunes anuncia que es la versión ‘candidata’.

¿Qué cambio te pide?
Es que está todo estratégicamente pensado para la puesta en escena definitiva en caso de ir a Estocolmo. Requiere de unos pocos segundos para hacer una buena performance. No van a ser segundos de silencio… Es un as que no solo lo sabrán, en caso de ser elegida. Televisión Española, mi equipo y yo. Nadie más. La idea es sorprender no solo a Europa sino también a toda nuestra gente, que al final aquí se vive mucho Eurovisión. Me hace una ilusión enorme llevar algo que mi propio público pueda decir, “ole tú, me he reído, me ha encantado, qué loca estás”. Esto último será lo más probable porque me lo dice todo el mundo. Me encanta hacer cosas diferentes, no definirme con las palabras de nadie sino inventarme a mí misma cada mañana.

Tema discográfica. ¿Cuál es tu posición?
Yo tengo una discográfica muy pequeñita, somos tres personas y media. Cada situación tiene sus ventajas y desventajas; en mi caso, somos un equipo de gente reducido pero ultramotivado, todo pasa por las mismas manos, cien por cien conectados. En realidad para el músico no es tan diferente porque en las discográficas grandes también tienes tu equipo reducido, no están todos a tu servicio. A nivel económico no tiene nada que ver, pero para nosotros no es tanto. Es casi anecdótico.

¿Cómo crees que va a afectar en tu carrera todo esto?
Mi público de siempre está disfrutando porque puede ver más de mí que nunca en los medios. Y a nivel de mi carrera creo que cualquier exposición es correcta, y este es un proyecto maravilloso en el que estoy conociendo artistas estupendos con los que me encantaría hacer algo a posteriori. De repente tienes como un guiño y ves que el mundo de la música es gigante y puedes formar parte de él.

Una curiosidad… ¿Cómo te llama la gente?
Yo me llamo Mónica. El fan me llama más Nana y el periodista, más Electric. Me parece perfecto (risas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV