Marta Sánchez, la estrella de ‘A mi manera’: “Lloré cuando David DeMaría cantó mi ‘Desesperada’”

El docurreality reúne durante diez días en Mallorca a Mikel Erentxun, Sole Giménez, David DeMaría, Nacho García Vega, Antonio Carmona y Manolo Tena. En cada entrega, uno de ellos versionará los grandes éxitos de sus compañeros.

image
Marta Sánchez

Siete cantantes míticos de los 80 versionando los grandes temas de sus compañeros. Basado en el formato The Best Singers, el docurreality A mi manera, además, mostrará, de manera parcial, la convivencia entre los artistas. Hablamos con Marta Sánchez horas antes del estreno.

Vuelves a la tele con un programa de música. ¿Cómo lo has vivido?
Ha sido increíble, desde el primer día hasta el último. Una de las experiencias más bonitas dentro de lo que he hecho en los treinta años que llevo en el mundo de la música.

¿Qué esperas del programa?
No le busco tanto las razones a las cosas. Simplemente el formato me pareció una idea estupenda y espero que perdure. Es triste que porque no tenga audiencia se lo carguen de un plumazo. Va a ser uno de los programas que más caché va a dar a La Sexta.

¿A qué tipo de audiencia va dirigido?
Tiene un público bastante marcado que es el de nuestra generación.

¿Qué tal con tus compañeros?
Mira, si a los quince años me llegan a decir que iba a tener la suerte de estar con ellos en un programa y que encima iban a cantar canciones mías, hubiera dicho que si era una broma. Nacha Pop o artistas con los que muero, como mi vecino Antonio Carmona; o la voz más elegante de este país y Latinoamérica, como es Sole; o el rockero con más personalidad, como es Mikel Eretxun; o el alma de la pluma del pop español, que es Manolo Tena; y mi David DeMaría, que me hizo llorar como una loca.

¿Tuviste miedo el día que fuiste la protagonista?
Se pasa más miedo cuando tienes que cantar un tema que no es tuyo que cuando los demás cantan la tuya, porque sabes que esta gente lo va a hacer desde el respeto absoluto, con un cariño enorme y con un gran profesionalidad. Tienes miedo de no dar la talla.

¿Qué ha sido más complicado interpretar?
El género del flamenco con Antonio Carmona.

Quizás sea el programa en que más sobrexpuesta estés. ¿Has puesto alguna condición?
Ya sabéis que soy muy presumida y me encanta la luz muy bien puesta, asi que pedí que no me pillaran sin maquillar. A mi manager Mariola la dije: “¿Perdona? ¿Hello?”

¿Y te han pillado?
No, porque ya me ocupé yo de eso.

¿Tienes miedo a convertirte en el blanco de las críticas?
A los periodistas os molo un huevo para meteros conmigo. Soy una gozada para la prensa. Y a mí eso me hace hasta gracia, porque en el fondo me quieren. Lo peor para mí sería que me ignoraran.

Te vamos a ver con los ojos llenos de lágrimas… ¿Te ha servido de catarsis el programa?
Tuve una época espinosa porque perdí familia y llevaba mucho tiempo luchando yo sola en carretera. He sido una luchadora toda mi vida. Sin embargo, cuando grabamos en Mallorca en noviembre ya estaba bien, que no quita que hubiese grandes momentos de emoción, como cuando David DeMaría cantó mi Desesperada. Lo hizo en tercera persona y me ví superdesesperada.

¿Qué tal te encuentras instalada en Miami?
Es un país muy interesante. No voy a decir que se vive muy bien, porque todo es carísimo y hay que trabajar muy duro para aguantar el ritmo de allí. Voy haciendo mi conjunto de amistades, pero España es España. Yo he vivido muchas épocas fuera de mi casa por trabajo y lo que le hace falta a los españoles es salir fuera para darse cuenta de lo maravilloso que es nuestro país. No somos conscientes de eso y espero que lo cuidemos bien.

¿Te refieres a nivel político?
En general. El país es el pueblo, los políticos vienen y van. El que se carga el país verdaderamente es el pueblo

Muchos cantantes han criticado el auge de Podemos. ¿Es tu caso?
Ya me he metido en muchos líos. Me vas a perdonar pero no quiero meterme en más polémicas.

¿Tu hija Paula está contenta allí?
Un montón, porque como ella ve mucho Disney Channel… Y lo que le encanta son las taquillas en el colegio. Ella lo pasa mal porque yo me ausento mucho. Fue víctima de un divorcio a una edad temprana con 6 años y lo ha llevado muy bien.

¿También canta?
Da clases de canto. Tiene muy buen oído y es muy afinada. Es muy pronto para la colocación de la voz y el color, porque es muy jovencita. Si me preguntas que si quiero que se dedique a la música, pues me gustaría que se dedicara a otra cosa, porque esto da pena últimamente.

¿Tenéis previsto volver?
Ahora mismo no. En algún momento me gustaría hacer lo que yo quisiera, pero con una escolaridad de una niña no puedes hacer eso.

¿Seguiste la final de Tu cara me suena?
Allí no puedo ver la tele.

Hubieras sido juez de Vicky Larraz…
Lo hubiera hecho con todo mi criterio sincero y hubiera sido una buena oportunidad para que nos hubiéramos hecho íntimas.

¿Cómo llevas el paso del tiempo?
Lo llevo de puta pena. No hay nada peor que envejecer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV