Rocío y Carolina, últimas expulsadas de ‘Pekin Express’: “Queremos que ganen Blanca y Pepe”

La suerte no jugó a su favor y tuvieron que abandonar la carrera. Se quedan con la hospitalidad de los habitantes de Sri Lanka, los espectaculares paisajes y el compañerismo del resto de concursantes.

image
Rocío y Carolina

Rocío y Carolina, las 'gogós' de Pekín Express: la ruta de los elefantes, fueron las expulsadas del programa de ayer tras una espectacular gymkana por Colombo, la bulliciosa capital de Sri Lanka. La mala suerte provocó que a la pareja le tocara la temida tarjeta roja que las eliminó automáticamente de la carrera.

¿Qué falló para que seáis las expulsadas de esta etapa?
Carolina: Pasamos las dos primeras pruebas de esta etapa muy bien, cuarto y tercer puesto, pero en la última prueba, nos costó mucho que los vehículos se pararan. Únicamente pasaban autobuses y taxis. Además, creímos ponernos en un sitio estratégico donde había coches que subían y bajaban y teníamos más opciones… Fue un error.
Rocío: Nuestra última etapa consistió en una gymkana dividida en tres tramos, en los cuales había unos sobres en juego con tarjetas que decidían si eras eliminado o no para los que llegaban en última posición de cada juego... Los dos primeros tramos fueron bastante bien, pero en el último llegamos en última posición y nos esperaba un sobre que decidiría si seguíamos en la aventura o no; y la suerte, en este caso, no nos acompañó.

¿Qué os llevó a presentaros a Pekín Express?
C: Tanto Rocío como yo somos muy cañeras, nos gustan los retos nuevos y salir de la rutina. Creímos que esto podía ser una oportunidad para conocer un país nuevo, cultura, conocernos más a nosotras mismas y, sobre todo, poder demostrar que somos más que un físico.
R: La razón de presentarnos fue para vivir una aventura inolvidable y conocer de una manera muy especial lugares y gente que como un simple viajero por libre no eres capaz de conseguirlo.

¿Cómo os preparasteis para el programa?
C: No nos preparamos de ninguna forma. Tuvimos un par de charlas Rocío y yo sobre controlarnos los caracteres, apoyarnos… y poco más. No sé si a esto se le puede llamar preparación mental (risas).
R: No hicimos ningún tipo de preparación específica, ya que somos chicas deportistas que nos dedicamos mucho tiempo al entreno.

¿Ibais directamente a ganar?
C: Íbamos a disfrutar de la oportunidad que nos habían dado, nunca pensamos en el premio, estábamos mentalizadas a vivir el día a día y darlo todo para permanecer el mayor tiempo posible.
R: Nuestro principal objetivo era vivir la experiencia de la mejor forma posible, pero es obvio que ,ya que estábamos adentradas en la aventura, queríamos ganar.

¿Cuál fue el momento que más disfrutasteis y el más difícil?
C: Disfrutamos todos los días, cada día tenía algo bonito y no tan bonito. Los momentos más difíciles eran cuando teníamos que tratar con los locales de Sri Lanka: les preguntabas mil veces si esa dirección era correcta, si podían llevarte… y lo único que hacían ante cualquier pregunta era asentir con la cabeza. Esta situación desquiciaba y te ponía de muy mal humor. Y evidentemente el momento más difícil sin duda irnos del programa.
R: El momento en el que más disfrute creo que fue en un viaje en bus que duró casi 4 horas que aprovechamos para observar el paisaje y pudimos aprovechar para ver la maravillosa costa. El más difícil, sin duda, la búsqueda de casa para dormir que nos llevó desde las siete de la tarde hasta doce y pico de la noche. Fue muy frustrante que nos cerraran la puerta de tantas casas donde pedimos alojamiento.

¿Cómo os gustaría que os recordaran los seguidores del programa?
C: Siempre en positivo y como dos chicas que fueron a Pekin Express a jugar y luchar y no a pelearse con nadie ni a gritar ni a crear espectáculos ni polémicas. Sólo a llegar primeras en cada carrera que nos enfrentábamos. Pero cada seguidor es libre de recordarnos como crea y todas las críticas serán aceptadas positivamente.
R: Nos gustaría que los seguidores del programa se quedaran con una buena imagen de nosotras y que sepan que hemos dado todo, que somos muy luchadoras y no nos gusta rendirnos.

¿Volverías a concursar en Pekín Express?
C: Sí, con los ojos cerrados. Porque es una oportunidad de conocerte más, conocer más a tu acompañante y vivir una experiencia increíble e inolvidable. Hay momentos de tensión y desesperación, pero vale mil veces más todo lo positivo que te da el programa y el país que tienes el honor de visitar.
R: ¡Ni me lo pensaría! Me ha encantado la experiencia, pero me faltó tiempo para dar todo de mí. ¡Me encantaría volver!

¿Qué es lo más fuerte del choque de culturas?
C: Es un país completamente diferente a España y a cualquier país que he podido visitar. Lo que más nos chocó fue lo hospitalarios que son los ciudadanos de Sri Lanka: te acogen en su casa, te hacen un banquete para comer, te pagan el autobús, te dan comida,… Y seguramente que el 95% de todos ellos son muy pobres, pero te lo dan todo. Esto en España nunca ocurriría, es impensable para nosotros acoger a alguien que no conocemos de nada en nuestra casa y menos hacer todo lo que ellos han hecho por nosotros.
R: Lo más fuerte del choque de culturas para mí es ver el estilo de vida: son elices con muy poco y lo dan todo sin tener apenas nada. Aquí cuanto más tienes menos das, más queremos... Parece contradictorio, pero la realidad es así. Son muy generosos.

¿En algún momento os planteasteis infringir alguna de las normas del programa?
C: Ni se nos pasó por la cabeza. Prefiero irme pronto a mi casa y jugar cumpliendo cada una de las normas que teníamos, respeto a mis compañeros, al programa y todas las normas son para cumplir. No sería honesto llegar al final incumpliendo las normas.
R: Nunca nos planteamos infringir ninguna norma del programa.

¿Quién crees que será la pareja ganadora?
C: Los primos y Pepe, Blanca. Y si hubiesen continuado Nacho y Quintín también hubiesen sido mis posibles ganadores.
R: Siempre pensamos que Blanca y Pepe eran una pareja fuerte para ganar el concurso.

¿Con quién os habéis llevado mejor?
C: Es complicado responder, porque nos llevábamos muy bien con todos. Pero si tuviese que elegir a una pareja en particular serían Blanca y Pepe. Siempre nos ayudaron, tanto fuera como dentro de la carrera. Creamos un vínculo muy bonito con ellos y siempre nos cuidaron como si fuéramos sus propias hijas.
R: Aunque hubo afinidad con muchas parejas, con Blanca y Pepe hubo una conexión especial, son geniales.

¿Veis justa vuestra eliminación?
C: Tuvimos muy mala suerte, nos fueron muy bien las primeras dos pruebas y a la tercera llegamos las últimas, sin posibilidad de poder escoger sobre... Con tan mala suerte que nos salió rojo. No veo justo que se nos eliminara así, pero es un juego y hay que aceptar las reglas.
R-: Nuestra eliminación no la veo justa porque fue una cuestión de suerte. Y en esa etapa, dividida en tres juegos, tuvimos dos ganados en bastante buena posición y uno malo.

¿Qué aprendistéis la una de la otra durante la carrera?
C: Que tiene paciencia para aguantarme, que la compenetración que creía que tenía con ella es aún mayor de la que imaginaba. Es de las pocas personas que puedo decir: “me alegro de tenerte en mi vida”. Es luchadora, fuerte y una grandísima persona.
R: Mi acompañante en la carrera fue como es en nuestro día a día, nos conocemos demasiado bien. Aprendí que, para que alguien te aguante día y noche sin separarte, tiene que quererte mucho.

¿Qué habéis aprendido de la gente de Sri Lanka?
C: Hospitalidad, generosidad, que no importa ser pobre, que lo poco que puedas tener siempre hay que ofrecerlo porque hay gente en este mundo que está peor que tú.
R: He aprendido que cuanto menos tienes menos necesitas, que la mayoría de gente de culturabudista da todo lo que tiene y más.

¿Vuestra etapa favorita de la carrera?
C: La última que hicimos en Sri Lanka, donde tuvimos que irnos. Me lo pasé bomba en el mercado, visitamos un colegio, aprendimos colores…
Cada etapa tenía esa cosita especial e inolvidable y con eso me quedo.
R: Mi etapa favorita fue la tercera, en la que recorrimos en total seiscientos kilómetros por toda la costa. Vimos playas maravillosas y pudimos disfrutar del paisaje porque fue un viaje muy largo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV