Raúl Gómez, el maratoniano feliz: "Corro para arrancar sonrisas"

En lo nuevo de 'Maraton Man', el 'runner' Raúl Gómez lleva su ilusión y humor a escenarios tan dramáticos como la frontera entre Israel y Palestina.

Repartir sonrisas por el mundo se ha convertido en lo más importante para Raúl Gómez, que en la cuarta temporada de Maraton Man profundiza en la realidad social de cada destino.

Empezaste en Tailandia.
Corrimos una media maratón universitaria con muy buen ambiente. Y Bangkok es una de las ciudades más caóticas.

Y finalizas en Portugal.
En Lisboa conocimos al único cura del mundo que hace maratones. Tiene 50 años y dice misa en zapatillas. Me ofreció su casa para pasar la noche.

¿Cuál es tu balance?
Seguimos con la intención de recorrer a fondo los países. Queremos ver sus realidades a través de la mirada de los corredores. Respiras lo mal que lo están pasando. Corrimos por el libre movimiento de los palestinos. Fue una fiesta para ellos.

¿Qué lugar te ha impresionado más?
Portugal es un lugar precioso y mostramos todo el verde que tiene. Estuvimos con un bombero porque hay muchos incendios. Una lacra horrible.

¿Correr está de moda?
Siempre damos los mejores consejos para correr. Creo que antes de empezar, todo el mundo debe hacer una prueba de esfuerzo y, a partir de ahí, tener paciencia y disfrutar del camino.

¿Produce adicción?
Por supuesto. El deporte es sano, te ayuda a estar mejor físicamente y eso hace que cada vez te guste más. Como siempre compites contra ti mismo, así que en eso ya ganas.

¿Siempre corres solo?
Me grabo mientras corro y narro mi experiencia. Me acompañan una productora y un cámara. Maraton Man es el Un, dos, tres… de la televisión actual, porque es familiar, divertido y te puede cambiar la vida.

¿Qué otras cosas haces?
Mi pasión es viajar y este programa aúna todo lo que me gusta. Llevo 15 años haciendo televisión de todo tipo. Mi objetivo es entretener y arrancar sonrisas a la gente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV