Abraham García: “Soy cabroncete y vacilón, pero buena gente. Eso se nota en televisión”

Se mueve en los realities como pez en el agua. Lo conocimos en ‘Gandía Shore’ y se consolidó en televisión ganando ‘Supervivientes 2014’. Hemos charlado con Abraham García, que ahora tendrá su propio espacio en Mtmad.

Concursante de varios realities en España, México y Chile, Abraham es una de las caras más reconocibles del universo joven de la telerrealidad. Gandía Shore, Súper Shore y Supervivientes son muestras que aparecen en su currículo televisivo. Ahora, el ganador de Supervivientes 2014 es el alma de la fiesta en Súper Fresh by Abraham, que se emitirá en Mtmad. Cón este madrileño de 27 años, que se define como una persona con grandes ambiciones y sueños, nos hemos refrescado y divertido en el parque acuático de Madrid Aquópolis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dicen que tienes encanto y capacidad de llegar al público. ¿Tú qué opinas?
Si algo me gusta en la vida son las relaciones humanas. Me encanta escuchar a la gente y aprender de ella. Subir la autoestima de los demás siempre es sano y positivo.

¿Esta naturalidad te ayudó a alzarte con el trofeo de ganador en Supervivientes 2014?
He sido deportista de élite durante más de 12 años en la especialidad de moto cross y para conseguirlo tienes que tener mucha capacidad de concentración y ser muy resistente. Eso es lo que verdaderamente me ayudo a ganar Supervivientes. Por otro lado, soy cabroncete y vacilón, pero buena gente y siempre positivo. Y eso se nota en televisión.

Ahora, en Súper Fresh by Abraham, nos descubres tu ajetreada vida en verano. Bolos, playa, fiesta, deporte y mucha, mucha diversión. ¡Qué duro tu trabajo!
Eso es lo que veis, pero es duro. Duermo poco, viajo mucho y como mal. Apenas tengo tiempo para ir por casa ni ver a mi familia, pero tengo que mantener una imagen feliz las 24 horas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál es el objetivo del programa?
Que la gente me conozca, divirtiéndose. Qué hago, qué lugares frecuento, la gente que visito…y que el espectador se olvide de los problemas cotidianos aunque sea durante cinco minutos.

¿Alguna anécdota de los programas que has grabado?
Sólo llevo cuatro grabados. La semana pasada me encontré con muchos famosos en Ibiza, como Gianluca Vacchi y hablé con ellos, pero no me dejaron que les grabase. En Ibiza también me tiré desde un acantilado al agua y acabé pegándome un 'hostión' considerable, aunque no se verá más que una parte en la tele.

A ti te gusta hacerte el malote. ¿Vende más que ser un chico bueno?
No. En realidad yo soy un chico de barrio; me he criado entre los barrios madrileños de La Povera y Tetuán. Me encanta la 'tralla', la gente que me mete caña para hacerme más fuerte porque eso es lo que he vivido desde pequeño, cuando era profesional de moto cross y tenía que superarme. Pero por encima de todo soy buena persona.

¿Tu familia tiene algo que ver con el mundo de la comunicación o de los deportes extremos?
En absoluto. Mi padre es dueño de varias carnicerías que además de atender al público sirve también a hostelería. Y yo me pasé de los 18 a los 20 años trabajando con él, desde las 6 de la mañana a las 10 de la noche, de lunes a sábado. Y el domingo seguía montando en moto.

Y a los 21 años decides abrirte camino en el mundo de la televisión.
No quería seguir en el negocio y me presenté en un casting para hacer mi primer programa, Gandía Shore, y hasta ahora. Me he movido mucho y he ido enlazando un programa con otro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

También has hecho las Américas...
Sí. Estuve un año en México, en un programa de la televisión azteca que se llama Enamorándonos. De allí fui otro año a Chile a un reality. Ahora ya he participado en siete. Además, cuando gané Supervivientes, con el premio monté mi propio restaurante en Madrid, Clandestiny, en el barrio de Salamanca, pero me fui a vivir a México y lo que iba a ser un mes se convirtió en un año y tenía que elegir. Estuve dos años con el restaurante, gané dinero, gané enemigos…Y con 25 años que tenía elegí la televisión.

¿Qué ambiciones tienes? ¿Cómo te ves en un futuro?
Como presentador de televisión, pero también querría ser actor. Me gusta tanto la tele que también me interesa la producción y la dirección. Aspiro a dirigir mi propio reality, mi propia serie o película. No tengo paciencia para estudiar, pero soy de los que aprendo haciendo las cosas.

Acumulas una legión de fans en las redes sociales (más de 1 millón en Instagram y miles de seguidores en Twitter) y dicen que te has convertido en un icono gay. ¿Cuál es tu cuerda de verdad?
Soy heterosexual, pero una persona de mente abierta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Por qué tonteas con el género masculino?
Es un vacile con mis amigos. Tengo un montón de amigos gay, queridísimos, entre ellos el director Oscar Vega, que es como si fuera mi padre o Sofía Cristo, que es un cielo y es lesbiana. Yo tengo muy clara mi condición sexual y no me crea problemas el tonteo.

Te vemos luciendo modelitos arriesgados. ¿Te gusta la moda?
Sí, pero no la sigo. Me pongo lo que me gusta y con lo que estoy cómodo.

Otra de tus pasiones es la música.
Soy aficionado desde muy joven y he pinchado discos como dj, pero como aficionado. Desde hace dos años soy fan de un chico de Alicante que se va a convertir en un fenómeno del mundo del trap y del rap. Se llama Kidd-Keo y es un tío fresco y rapea alternando letras en inglés y en castellano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV