Noemí Galera y Manu Guix, de 'OT 2018': "A veces sentimos que ejercemos como padres"

Son un equipo inseparable desde hace 17 años. Tras el triunfo de la última edición, Noemí Galera y Manu Guix vuelven con más ilusión y ganas de sorprender.

Son dos piezas fundamentales de Operación Triunfo. Ella como directora de la Academia y él como director musical. Nos reunimos con ellos para hablar de la nueva edición 2018.

Los Javis son baja e Itziar Castro la nueva profesora de interpretación.
Noemí: Adelanto que se producirán nuevas incorporaciones en el cuadro de profesores que ayudarán a completar la formación que damos. Yo no habría tocado nada de la pasada edición, pero entiendo que las agendas de algunos profesores no lo permiten.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Se van a producir cambios en el formato del programa?
N: Hemos puesto mamparas en las duchas porque antes salía el agua por todos lados. Se ha cambiado un poco la cocina y se han ampliado el salón y la zona de armarios. La puerta de la habitación estará cerrada hasta ir a dormir.

¿En qué aspectos creéis que podéis mejorar vosotros?
N: Intentaré que no me afecten tanto los comentarios que se hacen en las redes sociales, y voy a contar hasta diez antes de decir algo. Aspiro a pasar desapercibida; la atención debe ponerse en los concursantes.
Manu: En mi caso, debo decir menos tacos. Me resulta difícil censurarme y, al mismo tiempo, ser natural. Nos olvidamos de las cámaras muy habitualmente.

¿Os habéis sentido padres de los chicos en OT 2017 y en los casting?
N: El otro día, uno de los chicos me dijo que yo era igual de enrollada que su madre, que tenía 61 años. (Risas). Vamos a ver, que yo tengo ahora 51.
Manu: Este año, por primera vez me siento muy alejado de la edad de los concursantes. Empecé en OT siendo más joven que alguno de los chicos, y cuando acabó OT 2011, ya tenía tres años más que el más mayor. Pero ahora hay 15 años de diferencia y se nota en el trato. A veces siento que ejerzo ese papel de padre.

¿Echas de menos tocar el piano con algún concursante?
M: Pues me gustaba tocar con Amaia, Alfred y Roi. El año pasado había un gran número de concursantes que eran músicos. Vamos a ver en esta edición.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ana, Aitana, Cepeda, Miriam y compañía van a pasar a un segundo plano. ¿Cómo lo llevan?
N: Bien. Saben que eso va a ser así. Una vez que han salido de OT tienen que currárselo, y mantenerse en lo alto es muy difícil. Todos ellos van a tener siempre un lugar en mi corazón.
M: Y en el mío.

¿El momento más emotivo que habéis vivido en el casting final?
N: Para mí fue cuando los vi a todos entrar caminando. Tragué saliva y pensé que ahí estaba el ganador de OT 2018.
M: Cuando Noemí habló a todos los aspirantes , después presentó al equipo de profesores, y dijo: “Empieza el casting final”. Se me puso la piel de gallina.

¿Y el momento más divertido?
M: Eso creo que lo pueden decir mejor los chicos. Nosotros no parábamos de hacer pruebas a un aspirante detrás de otro, así hasta los 85. Fueron tres días de casting muy intensos.
N: Y este año hemos hecho la prueba final en un edificio justo al lado de la Academia. Imagínate la situación. La tenían delante... Era como ponerles el caramelito delante para luego decirles que no podían entrar.

¿Y desviaban la mirada tímidamente hacia la Academia?
N: No. Estaban muy centrados. Y dos de ellos no habían visto el programa, algo que nos gustó porque así no están viciados.

Los chicos están teniendo mucho éxito. ¿Quién tiene más posibilidades de triunfar?
M: Todos pueden hacerlo. Aitana y Ana Guerra están fuertes. Y ni te imaginas lo que ha madurado Cepeda en el escenario. He disfrutado mucho con él. Hace la música que le apetece, y se nota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV