Mercedes Milá estrena en Movistar 'Scott y Milá': “Es una mirada personal a lo que a mí me interesa”

El jueves 28 de febrero Mercedes Milá, acompañada de su perro Scott, estrena en Movistar un programa donde se muestra tal y como es: “Es el colmo de la espontaneidad"

Mercedes Milá estrena en Movistar el programa 'Scott y Milá'

Después de superar una grave depresión, la periodista vuelve a la televisión. A partir del jueves 28 de febrero, Mercedes Milá regresa con Scott & Mila. Un esperado retorno, con Zanskar Producciones, la productora de Jesús Calleja, en el que abordará temas muy diversos desde una perspectiva muy personal y emocional. "En este programa voy a hacer cosas que a mí me importan y que no he hecho nunca antes", asegura Mercedes Milá en lo que ya es toda una declaración de intenciones.

¿Estás contenta de tu vuelta a la tele?

Estoy encantada. Muy, muy feliz de volver con un producto pequeño, grabado, muy cuidado. Con entrevistas a gente a la que nunca había entrevistado, con temas que me apasionan.

Curiosamente vuelves con la productora de Jesús Calleja, con el que conectaste muy bien cuando hicisteis el programa sobre el Polo Norte.

Jesús es un amor de hombre y me siento muy querida por él y por su productora. Allí conocí a María Ruiz, la productora de mi programa, que es del equipo de Calleja. Fue ella la que me dijo que creía que mi perro me ha cambiado la mirada y de ahí que yo decidiese que debía estar en este programa e incluso nombrarlo en la cabecera.

¿Tu perro Scott va a salir en todos los programas?

Sí, porque el perro marca mi subjetividad, es un símbolo, un icono de mi nueva mirada en televisión, más personal. Me ha dado la vida durante un tiempo difícil para mí y por eso lo llevo a mi programa. Porque Scott y Milá es un personality donde pregunto, escucho, experimento y opino desde la libertad. Y mi perro también tiene su sitio porque la realidad también puede describirse desde la mirada de un perro.

Imagino que dado que Scott es uno delos protagonistas, hablarás del tema animal…

Pues claro. En uno de los programas.

¿Por qué es diferente este programa?

El programa es una mirada personal de las cosas que a mí me interesan y en lugar de hacer entrevistas al uso, lo que hago es vivir los temas en primera persona y luego charlar. Es decir, el espacio busca mostrar realidades, unas cotidianas y otras menos, saliendo a la calle y usando para ello mi capacidad de expresión. Y si puedo ayudar como consecuencia de mi vivencia en primera persona y de la entrevista, pues ayudo. En realidad se trata de hacer más que de hablar.

Una de tus entrevistadas es Jane Goodall, experta en primates.

Era una entrevista soñada y nunca pensé que la conseguiría mi equipo de producción. Y de esa experiencia con Jane Goodall y lo que está haciendo con los primates en el mundo entero, he intentado facilitarle la máxima cobertura en redes sociales y en prensa antes de que se emita el programa. Es más, logré reunir a 20 personas en una cena, no sólo con periodistas sino gente que tiene muchas influencia en las redes sociales, que tuvieron la oportunidad de conocer a Jane Goodall y que se quedaron tan impresionados como yo.

¿Viajaste en esta ocasión a algún país africano para ver a Goodall en su hábitat normal?

Sí. Nos fuimos al Congo y visitamos el centro que ha montado allí, donde están recuperando los chimpancés que han arrancado de las garras de los cazadores desaprensivos que los tenían presos en circunstancias terribles.

Mercedes Milá estrena Scott y Milá en Movistar

¿Por qué has elegido este tema para uno de tus programas?

Porque me han interesado los monos toda la vida. Me he tirado horas y horas en un zoo mirando cómo se comportan. Cuando lo comenté con el equipo del programa, me dijeron que podríamos ir a visitar a una española que está en Congo y es la heredera de Goodall. Dicho y hecho, fui y estuve con ellas en la selva, con los chimpancés grandes y con los pequeños, los que están ya sanos y los que están curándose.

¿Todos los personajes que entrevistas son tan carismáticos como Goodall?

No tiene por qué, pero sí te aseguro que me estoy entregando a tope en temas que me interesan y en enseñar rincones o personas que tienen mucho que enseñar, mucho que explicar o mucho que compartir. Yo, que soy una persona emocional, en estos reportajes me desvivo.

El último sitio al que has viajado es a la India.

Sí. Hace poco hemos vuelto de allí porque he ido a hablar con un chico indio que desde hace tres años está limpiando las playas en Bomba y y ha conseguido limpiar toneladas y toneladas de basura. Intentábamos hacer un programa sobre ecología, sobre media ambiente y con nuevas maneras de ver el mundo y enseguida pensé en un vídeo que se ha hecho viral, en el que se ve el antes y el después de una playa de Bombay. Me interesaba hablar con ese hombre y lo hemos conseguido. He estado tres días recogiendo basura con él y con su gente- que son 60.000 personas- y hemos hecho un programa precioso de un río que hace unos años podía beberse su agua y ahora está totalmente contaminado.

Tú siempre has hecho gala de ser curiosa e irreverente, pero dices que este programa muestra tu parte emocional.

Porque Scott y Milá es un programa de emociones, pero también de compromiso, de hacer las cosas en primera persona. Yo que soy la reina de la documentación, de prepararme todo a fondo y que el nacimiento de Google me hizo feliz, ¿sabes lo que ha significado hacer un programa sin papeles, sin apenas documentación? Este programa es el colmo de esa espontaneidad que tanto he criticado porque la espontaneidad deja muchas cosas de lado. Pero en este formato lo que ha buscado la productora, María Ruiz, es mi mirada de la verdad y por eso es un programa muy personal.

En uno de los trailers de la presentación de tu programa, se dice que has encontrado un agujero en la valla, que has salido de una prisión. ¿Tocas algún tema al respecto?

Sí. Pero más que referirme a una prisión material, me refiero a la cárcel a la que puede llevarnos nuestro propio cerebro. Estos últimos años de mi vida han sido muy importantes en el terreno emocional y he aprendido mucho de lo que son las enfermedades mentales, las depresiones, los malos momentos…Me ha interesado mucho lo que influye el cerebro en nuestro cuerpo y en nuestra vida, pero necesitaba saber más. Y me he metido a ello; de hecho, acabo de presentar en Barcelona el libro que un prestigioso neurólogo que ha escrito sobre el cerebro.

Curiosamente, vas a competir el jueves a la 10 de la noche, a la misma hora y el mismo día de emisión con Gran Hermano….

Son espacios para público distinto. Yo les deseo lo mejor de lo mejor y ya he dicho en alguna ocasión que profesionalmente hablando, los años más felices de mi vida fueron los que presenté Gran Hermano, pero eso forma parte del pasado y no volvería a presentar ese programa.

Tú, que siempre has sido valiente, ¿te sientes vulnerable después de vivir una depresión?

Me he sentido vulnerable durante mucho tiempo, pero he llegado a la conclusión de que se puede salir de una depresión, siempre y cuando te lo tomes en serio. Poco a poco voy recuperando la seguridad y el valor. Pero ojo, no tengo ningunas ganas de correr y por suerte, Scott y Milá no es un programa en directo sino un programa grabado y estoy en mano de unos editores que hacen un gran trabajo y en los que confío.

¿Cómo has logrado superar los malos momentos?

Hay que ponerse en manos de profesionales, hay que leer muchos libros, hay que tomar química si hace falta, hacer terapia…

¿Te has sentido arropada?

Absolutamente. Por mi familia, mis hermanos que son imprescindibles y por mis amigos y mis compañeros de trabajo…No solamente arropada sino lo que es más importante: me he sentido y me siento querida. Pero, ¿de qué te vale sentirse querida y arropada en momentos en los que tú no eres dueña de tu cerebro?

¿Ahora ya duermes bien y comes mejor?

Sí, como y duermo muy bien y me porto bien. He aprendido a mirar el día en el que estoy, sin ir mucho más lejos.

¿Cómo te sientes con 67 años? ¿Has pensado en la jubilación?

Nunca. No entra dentro de mi diccionario la palabra jubilación. A mí me acabarán barriendo de la televisión. Soy demasiado feliz haciendo lo que hago, tengo demasiada suerte como para pensar en dejarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV