'Masterchef Celebrity 4': Noche de sorpresas para Félix Gómez

El actor se emocionó hasta las lágrimas con la visita de sus padres en la prueba de exteriores. Pero no era la única sorpresa de la noche, también le esperaba cocinar con su hermano, conocer al marido de Boris Izaguirre… y llegar a la final.

La gala de ayer no se le olvidará fácilmente. Félix Gómez vivió una de las noches más emotivas de su vida al cocinar para dos personas que son muy especiales para él: sus padres.

El actor comenzó el programa ganando la primera prueba y donando los 4000 euros del premio a la ONG FEDER (Federación Española de Enfermedades Raras). Después, en el reto de exteriores, los hasta ayer 5 aspirantes se trasladaron a Coque, el restaurante de los hermanos Sandoval, para cocinar para 15 críticos gastronómicos de altura: sus familiares. Félix Gómez fue el encargado de formar los equipos y decidió poner a Boris Izaguirre y Vicky Martín Berrocal en el equipo azul, encargados de preparar el entrante y el segundo; y en el rojo, él mismo junto a Tamara Falcó y Yolanda Ramos. Su misión: hacer el primer plato y el postre. El reto era mayúsculo porque el menú se las traía: la diseñadora andaluza y el venezolano tenían que elaborar una flor helada de pistacho y una costilla glaseada con tamarillo. Los dos actores y la hija de Isabel Preysler, bacalao con garbanzos frescos con esferas de huevas de bacalao, y de postre, vaina de chocolate cien por cien. Tras la tensión en la cocina, llegó el momento de servir los platos y sacar los kleenex.

"Pero cómo me hacéis esto", decía Félix que se echó a llorar mientras abrazaba a Feliciano y Rosario, sus padres, y a su tía Isabel. "Mil gracias por estar aquí, señores. Me lo estoy pasando bien aunque aquello a veces es una locura. Disfrutad (de la comida)", les decía entre lágrimas. Después, ya en la cocina, les decía a sus compañeras de equipo: "Son unos cabrones…" y le decía a Pepe que "es súper bonito pero es que no me lo esperaba".

Y si este momento nos enterneció, la siguiente sorpresa de la noche nos hizo sonreír. Boris, su tirador de tejos oficial, se acercó a su rincón de la cocina para presentarle a Rubén, su marido. Atención a la cara de Félix…

"Entiendo tu fascinación", decía Rubén, que daba el visto bueno al gusto de Boris. "Me siento como un águila imperial desplegando sus alas sobre todo su territorio. Son dos caballeros que me tienen a mí en común", decía el venezolano orgulloso.

El programa avanzó y le regaló otro momentazo al actor: la visita a las cocinas de su hermano Fernando, que apareció junto a los familiares de sus compañeros y rivales.

Los dos hermanos Gómez se emplearon en la cocina y demostraron su complicidad.

La noche de Masterchef Celebrity más especial para Félix avanzó hasta la traca final: su pase a la final junto a Boris, Vicky y Tamara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV