'El tiempo del descuento': El explosivo reencuentro de Adara y Gianmarco

Era el momento más esperado pero su dramática ruptura con Joao estuvo a punto de acabar con la relación entre ellos. Tras hacerse novios en el confesionario, su bronca con el Maestro acabó con Gianmarco dudando de su sinceridad hacia él.

image

Los fans de 'Giandara' han vivido una noche de infarto. La ganadora de GH VIP 7 ya reconocía antes de entrar en la casa que iba a por todas con Gianmarco pero que no se iba a morder la lengua con Joao, con quien estaba muy enfadada. Precisamente con él vivió el primer reencuentro de la noche. El vidente ya se olía que algo iba mal tras una prueba semanal en la que la audiencia le puso en el primer puesto de los peores adjetivos (hipócrita, exagerado, pelota…) pero no se esperaba la tormenta que cayó sobre Guadalix.

"¿Qué te pasa? ¿Estás mal?", le decía el Maestro nada más entrar al ver su frialdad. "Estoy muy decepcionada contigo por los comportamientos que has estado teniendo con Gianmarco", le decía ella. Joao no daba crédito a todos los reproches que soltó su ya ex amiga, que le acusó de no respetar su amistad, intentar seducir al italiano y sembrar dudas entre ellos insinuando que sabía una "bomba" que afectaría a su relación. "He visto mucha maldad. Te supera el protagonismo y el juego, más que una amistad", sentenció Adara.

Tras la estocada al Maestro, llegó el momento más esperado por la audiencia: el reencuentro entre la pareja de GH VIP 7. En esta ocasión, Adara tenía las cosas claras y, tras poner fin a su relación con Hugo Martín Sierra, era libre para estar con Gianmarco. Y claro, la pasión brotaba por sus poros en el confesionario.

Jorge Javier disfrutaba como un niño viendo las "chispas" que saltaban entre la pareja que esta vez no quería contenerse.

Además, el italiano fue más allá y, a instancias de Adara, le pidió formalmente ser su novia a lo que ella respondió con un 'sí, quiero'. Pero su felicidad estuvo a punto de volar por los aires cuando un entusiasmado Gianmarco volvió a la casa y se encontró con el drama Joao. El vidente le contó todo lo que le había dicho Adara y le aclaró en qué consistía la bomba que el Maestro sabía: cuando Adara entró en El tiempo del descuento su relación con Hugo no estaba rota, solo se estaban dando un tiempo. Por eso, cuando los espectadores decidieron que la madrileña fuera la elegida para pasar la noche en la casa, se lió una buena.

Gianmarco miraba a un lado y a otro sin dar crédito a lo que pasaba. Y es que, aunque este detalle ya se lo había contado ella misma en el confesionario, no lo había entendido bien. Ahora, una vez asimilado, se sentía molesto por haber sido el segundo plato, ya que él estaba convencido de que la pareja estaba rota antes de entrar en el reality.

Por su parte, Adara tampoco entendía que su chico no valorase el paso que había dado ella por su relación rompiendo con el padre de su hijo. Menos mal que la casa obra magia en esta pareja que, un rato después, puso el modo off a su enfado y se preparó para disfrutar de la noche juntos.

image

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV