Celebramos con Marta Torné el primer aniversario de ‘Cámbiame’: estos son sus momentazos

La transformación de Pelayo, el ataque de nervios, las Campanadas… La presentadora y actriz hace balance de este año intenso año junto a un equipo que ya considera como su propia familia.

image

Han sido muchos y muy variopintos los participantes de Cámbiame en un año, y sus experiencias, aunque distintas, podrían resumirse en una frase: cambiar por fuera para sentirse mejor por dentro. Así lo cree su presentadora Marta Torné, que celebra el primer aniversario revelándonos secretos y anécdotas.

¿Esperabas este éxito?
Nunca se sabe, pero hay proyectos con los que tienes pocas dudas y este me daba buenas vibraciones desde el principio. Además, es una alternativa a los informativos porque es un formato fresco y ameno.

¿Qué engancha más?
Sobre todo las historias de la gente. Hay casos emotivos, otros más frívolos, pero siempre llaman la atención las confesiones que hacen. Y la realidad supera siempre la ficción. Me fascinan las relaciones entre los abuelos y los nietos que nos visitan, ¡son tan entrañables!

Cambiar de look tampoco es un proceso fácil.
Me encanta todo el tema de los estilismos, porque al final son cuestiones personales y no es sencillo asumir algo diferente.

A veces hay quejas…
Muchas veces  funcionan como terapia de choque. Para romper los esquemas, superar complejos y, a partir de ahí, ganar confianza y encontrar tu propio estilo.

¿Qué tal con los expertos?
Ha sido un año intenso… ¡hasta dimos las campanadas! Pero todo positivo, ya que hemos logrado un programa con los sentimientos a flor de piel y nunca hemos manipulado nada. Somos una familia.

Se te nota feliz.
Claro. Profesionalmente, es genial saborear el éxito como presentadora. Y a nivel personal ya no podría vivir sin este equipo, y he escuchado historias que me han hecho crecer.

Elige un momento…
La transformación de Pelayo me tocó muchísimo, y cambió el concepto que tenía de él, pues pensaba que era más frívolo. Fue espectacular.

¿Y el más delicado?
Hubo una señora a la que le dio un ataque de nervios por un malentendido y se fue del plató. Explicamos lo sucedido y nos despedimos con naturalidad.

¿Ha cambiado el perfil de los participantes?
Bueno, se mantiene más o menos la línea, pero cada vez vienen más jóvenes con problemas sobre su condición sexual, por ejemplo. Chicos que igual no saben gestionar su problema o les da miedo contarlo. Tampoco somos psicólogos ni pedagogos, pero insistimos en que sean sinceros, hablen las cosas y trabajen o estudien.

En el futuro, ¿hay margen para más sorpresas?
Tenemos un equipo tan extraordinario que no descarto nada.

¿Qué preparáis para el especial de este miércoles 15?
Ayudaremos a un niño a recaudar fondos para su tratamiento. Tiene una enfermedad única en el mundo y queremos que se pueda ir a Boston, EE.UU., a tratarse. Lo grabamos con un nudo en la garganta de la emoción.

¿Te apetece probar proyectos?
Estoy contenta y con ganas de seguir muchos años en Cámbiame. Además, este espacio me deja tiempo para otras cosas y eso no tiene precio. Tengo propuestas de teatro, pero sin prisas, no me agobio. Estoy saboreando este buen momento.

¿Y como escritora?
Es otro registro que me apasiona. Empecé un diario con solo 9 años y estoy encantada con mi primera novela Marta y Rufus: La felicidad era eso. No puedo pedir más…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pelayo vivió un cambio en sus propias carnes. Natalia y Cristina se ofrecieron voluntarias para cambiar el aspecto de su compañeros. "Ya he cambiado por dentro y ahora quiero hacerlo por fuera".

Cristina Rodríguez también vivió un momento muy duro cuando Elisa, otra participante, se quejó de su cambio de melena y acabó abandonando el plató.

Durante este año, los estilistas han disfrutado… y se han llevado algún desplante. Natalia Ferviú, por ejemplo, no pudo contener las lágrimas cuando una joven se disgustó por tener la talla 46. “Hay que sentirse bien con lo que somos, la talla solo es un número”, le dijo.

El éxito del programa hizo que Telecinco les eligiera para presentar las Camapanadas en la cadena desde la Puerta del Sol, y la verdad es que Natalia Ferviú, Pelayo Díaz, Cristina Rodríguez y la presentadora Marta Torné no defraudaron.

Para ellos, presentar las campanadas fue una de las mejores experiencias profesionales, y llevaban un año visualizándola para que ocurriera. Se presentaron en pleno directo ante todos sin adornos, al natural y sin trampas. "El traje más bonito que vais a poneros nunca es vuestra propia piel", dijo Pelayo.

Nico y Nuria eran una pareja muy compenetrada que tenían planeado casarse en la playa pero no sabían qué ponerse para el día más importante de su vida. Pelayo Díaz eligió unos estilismos muy especiales para ese día pero cuando la pareja se vio  no les gustó del todo el cambio,  porque "estamos muy floreados".

Quizá el caso con más repercusión, ya que llegó hasta los medios internacionales. Dani y Ana confesoran en Cámbiame que además de ser hermanos, eran pareja. “No solo hemos venido aquí para pedir un cambio de estilismo sino también para cambiar totalmente nuestra vida porque teníamos algo que contar y este es un buen sitio para hacerlo”. La gran aceptación y apoyo que recibieron del jurado provocó una lluvia de críticas al programa.

Belén Esteban, Antonia San Juan, Nacho Guerreros y Marc Bartra serán los invitados especiales del primer aniversario de Cámbiame en Telecinco. El programa celebra hoy su aniversariocon una edición especial marcada por el primer cambio solidario del programa.

Raquel, una periodista canaria, desea pedir un cambio para Eidher, un niño 6 años que padece una alteración genética que afecta a todos los órganos de su cuerpo. El pequeño requiere un tratamiento médico en Boston y para costearlo se ha organizado una gala benéfica que conducirá la propia Raquel, quién también busca un nuevo look.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV