¿Qué es lo peor que se ha encontrado en una habitación? ¿Será más cruel que Chicote? Entramos en ‘Este hotel es un infierno’

El presidente de la cadena Room Mate visitará ocho desastrosos establecimientos en la versión española del exitoso espacio de Gordon Ramsey.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Ya me gustaría a mí parecerme a Chicote”, dice Kike Sarasola cuando se le pregunta por las similitudes entre Este hotel es un infierno y Pesadilla en la cocina. El nuevo programa de DMAX, que se estrenará el martes 24 a las 22:30 horas, convertirá ocho establecimientos ruinosos en destinos turísticos de calidad.

¿Cómo llegas al programa?
Me lo ofreció Shine, la productora, y me dio mucha tranquilidad que estuviera detrás DMAX.

¿Es la primera vez que te ofrecen un reality?
No. De hecho me propusieron hacer El jefe infiltrado, por ejemplo. Pero, por unas cosas u otras, nunca había podido.

¿Te vamos a ver perder los nervios?
He visto el primer programa y me reconozco, no hay nada de lo que me arrepienta. Yo soy muy exigente para algunas cosas pero procuro hacerlo todo siempre con educación. Eso sí, vais a ver que cuando me cabreo, me cabreo de verdad.

 

El programa parece muy similar a Pesadilla en la cocina de Alberto Chicote…
¡Ya quisiera yo parecerme a él en algo! Es un maestro comunicador. Los dos espacios tienen líneas parecidas pero yo convivo una semana con los miembros del hotel e intento saber qué hay detrás del mal funcionamiento del establecimiento. Me he encontrado con historias de vida increíbles. Además, las reformas que hacemos son integrales: se cambia el lobby, una habitación y un baño.

¿Conocías Hotel Hell, el formato original de Gordon Ramsey?
Sí, y me encanta. Esa referencia es muy buena pero no me veo imitando a nadie, no me hubiera salido bien. Le he puesto mi estilo y mi personalidad.

¿Qué es lo peor que te has encontrado en un hotel?
He pasado frío, he visto baños espantosos, suciedad por todos los lados… Y hasta he tenido que dormir juntando dos colchones y la parte más cómoda era justo donde se unían, fíjate si eran insoportables.

Supongo que, al convivir con los trabajadores, te habrás encariñado con ellos, ¿no?
Muchísimo. Ha sido una experiencia vital y, a muchos de ellos, les llevo dentro del corazón. Me vais a ver llorar, emocionarme… De hecho, a través de mi equipo en Room Mate sigo en contacto con ellos para ayudarles en lo que necesiten.

¿Cómo ha sido la selección de los establecimientos?
Se encargó la productora y gente de mi equipo. Creo que hicieron muy buen casting porque son ocho casos muy distintos.

¿Qué has aprendido?
Según mi marido, a escuchar. He hablado mucho con ellos para entender por qué cometían esos errores, trataban mal al cliente…

En una de las entregas colabora el chef Dani García. ¿Cuál será su labor?
Es un episodio en el que visitamos un hotel con una cocina desastrosa. Así que impartió una especie de masterclass para los que trabajaban allí. Fue muy emocionante, se portó tan bien con ellos…

¿Estás preparado para la fama que te puede dar el programa?
Sabía dónde m emetía. El tema de la fama no me condiciona ni lo ha hecho nunca.

¿Qué tiene que tener un buen hotel?
El ADN son las tres ‘des’: dormir, ducharte y desayunar. Eso se hace igual en un hotel de cero estrellas que en uno de cinco. El resto, las instalaciones, la decoración, etc, son aledaños.

¿Habrá segunda temporada?
De momento se emitirán las ocho entregas que hemos grabado y, si al público le gusta, haremos una segunda sí. Yo estaría encantado porque ha sido una experiencia brutal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV