César Vicente, el chico Almodóvar de 'La otra mirada'

El director manchego le hizo debutar en 'Dolor y gloria' y ahora César Vicente sigue caminando en la profesión de la mano de Elías, su personaje en 'La otra mirada'.

César Vicente
JOSE LUIS DUENAS

Debutó en el cine por la puerta grande con el personaje de Eduardo, el albañil y pintor de la película Dolor y Gloria. Pedro Almodóvar le eligió para interpretar al primer objeto de deseo del joven Salvador Mallo, su alter ego en la cinta, y él aprobó con nota e incluso se atrevió con un desnudo integral. Ahora, cambia de registro y se mete en el jardín de La otra mirada, donde interpreta a Elías, el ayudante de Ramón (Juanlu González).

Interpretas a Elías, una de las novedades de la segunda temporada
Elías es un personaje con progresión en lo laboral y lo personal, a veces está feliz y otras descompuesto, es un personaje complicado y ha sido un honor trabajar con el equipo que me ha cuidado mucho.


Has trabajado en 'Dolor y gloria'. ¿Cómo es el paso de debutar con Almodóvar a entrar en una serie que ya esta en marcha?

La diferencia está sobre todo en el modo de trabajar, ya que en la serie todo va más rápido y es divertido. Pero no he visto un cambio tan radical, sigo haciendo mi trabajo que es actuar.

¿Habías visto la serie?
Sí, no entera pero sí algunos capítulos.

image

Tienes trama con una de las alumnas…
Sí, con Margarita, el personaje de Lucía Díez que es una gran actriz y me ayuda a la hora de actuar. Elías y Margarita tienen una relación fuerte y eso hay que tenerlo muy controlado porque con el amor loco se sufre mucho…

¿Qué tal te ves con esta ropa de los 20 ?
Superbien. Estoy muy cómodo.

image
Raul Tejedor

¿Cómo te has empapado de la época?
Montse, la encargada de vestuario, me informó de todo desde el primer día: cómo hay que actuar, los gestos, la forma de hablar, la forma de mirar… Soy pobre así que no tengo la confianza para lanzarme a hablar con gente de rango mas alto y esas cosas.

¿Qué tipo de enfermedad mental tiene tu personaje?
Esquizofrenia, aunque no creo que Elías la tenga.

Eres sevillano y has grabado en tu tierra…
Sí, soy de allí aunque no se me note en el acento. Soy de Tomares, a cuatro minutos de Sevilla. He rodado en Carmona, cerca de casa, con un castillo que es precioso. Ahora voy y vengo a Madrid aunque dentro de un tiempo me vendré a vivir a Madrid, porque aquí esta todo y me siento feliz con tanta libertad.

¿Has hecho 'pandi' con Juanlu González (Ramón) que también es de la zona?
Sí, sí. Es un tío simpático, un gran actor y le encanta su trabajo. Es muy gracioso y sabe cómo salir de las situaciones embarazosas.

image
Raul Tejedor

¿Siempre has querido ser actor?
Antes estaba metido en el deporte, hacía canoa en el club naútico de Sevilla. He hecho muchos deportes, se me da bien y me gusta muchísimo. Lo compaginaba con el teatro, algo que necesito porque el teatro es una llamada a ti mismo.

¿Estás preparado para estar delante del foco?
Sí, yo me veo con capacidad de ser algún día director de teatro y de cine, si se da el caso. El arte está por todos los lados, interpretar es una magia y puedes meterte en tantos mundos que mola, está chulo.

¿Cómo te sientes compartiendo secuencias con Joaquin Notario o Ana Wagener?
Es un placer hablar con ellos, si tengo alguna duda o alguna inquietud sobre mi personaje, voy a mis compañeros que son profesionales y saben más que yo para aprender de ellos.

¿En tu familia hay alguien de la profesión? Qué te dicen?
Mis padres son muy liberales. Mi madre es auxiliar de enfermería, muy hippie y muy de sevilla; y mi padre es profesor en Grado Superior de Contabilidad y Empresa pero lee muchos poemas, es muy romanticón… Él me ha llevado más a la parte cultural, a la hora de interpretar y de leer a Lorca, Machado, Unamuno…

Eres un millenial poco millenial…
Soy muy antiguo.

¿Te gustan las redes sociales?
Me mola, subo en Instagram cosas muy raras pero no me gusta mostrar mi vida alocadamente.

¿Qué aprendizaje te ha aportado la serie?
La confianza en mí mismo, en mi personaje, porque es un poco chungo: tiene una dualidad, en un momento está bien y luego está ido de la cabeza. He aprendido mucho de mis compañeros, que son muy profesionales, y del equipo.

¿Qué destacarías del rodaje?
La gente, el compañerismo, el decorado, el equipo que siempre esta detrás, que siempre lo dan todo.

¿Te quedarías con algo de recuerdo de tu personaje?
La camisa interior de manga larga, superajustada, muy antigua. Me enamoré el primer día.

¿Sigues la moda?
Palomo Spain me encanta, tiene cosas muy raras. Y la ropa en general también, me gustaría ser también diseñador y fotógrafo.

¿Qué te gustaría hacer cuando acabes 'La otra mirada'?
Tengo algunos proyectos… y seguir formándome. Aprendiendo y con muchas ganas de evolucionar como persona y como actor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV