Emily Carey temía las escenas de sexo en 'La Casa del Dragón'

La actriz que interpreta a Alicent Hightower en la precuela de 'Juego de Tronos' se ha sincerado sobre la preocupación que sintió al leer los guiones de la serie por primera vez.

'la casa del dragón' emily carey estaba preocupada por las escenas de sexo
HBO


        Emily Carey, quien interpreta a Alicent Hightower en 'La Casa del Dragón', se ha abierto sobre las preocupaciones que sintió antes de comenzar a grabar la serie. La actriz de 19 años consideraba que la serie original trataba el sexo de una manera algo violenta, y le preocupaba que en la precuela pudiera suceder algo parecido.

        "Nunca había visto Juego de tronos antes, así que en el periodo de preproducción me senté para intentar verla y, por supuesto, en la primera temporada, incluso el primer episodio, hay mucha violencia hacia las mujeres. Hay mucho sexo violento y me puso nerviosa. Pensé 'oh, Dios, ¿qué voy a tener que hacer en esta serie?'", contó a Newsweek.

        La actriz, que tenía 17 años cuando fue elegida para el papel, comenzó el rodaje cuando tenía 18. En el cuarto capítulo, su personaje mantiene relaciones sexuales con el rey Viserys (interpretado por Paddy Considine, de 47 años). Una escena que ya de por sí es incómoda de rodar, y si a eso le sumamos la diferencia de edad entre ambos, pues entendemos que ella estuviera algo tensa al principio.

        This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

        "Me daba miedo porque ese momento no conocía a Paddy. No sabía lo bueno que era y lo fácil que iba a ser hacer la escena, y todo lo que vi en aquel momento fue a un hombre de 47 años. Estaba un poco preocupada", confesó.

        Por suerte, al final la cosa no fue tan mal, sobre todo gracias a la ayuda de la coordinadora de intimidad, figura que se encarga de que los implicados en estas escenas tan complicadas estén cómodos en todo momento (dentro de lo posible, claro). "Con la coordinadora de intimidad pude hablar todo, no sentirme incómoda. Hubo un diálogo abierto. En el ensayo y en el set ella fue de gran ayuda. Sí, fue mucho más fácil de lo que pensé que sería", añadió.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Series TV