Loles León, por fin en ‘La que se avecina’: “Ha sido una seducción mutua”

Habrá que esperar a los tres episodios finales para ver a la actriz en el papel de Menchu, la bipolar madre de Yoli (Miren Ibarguren) y casi suegra de Amador (Pablo Chiapella). Loles nos cuenta el paso a paso de su ‘vuelta’ tras su polémica salida de ‘Aquí no hay quien viva’.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Telecinco ya anuncia el estreno de los seis capítulos finales de la novena temporada de La que se avecina: el lunes 10 a las 22.30 h. En las promos por fin vemos a Loles León en su esperadísimo ‘regreso’ al universo de los vecinos, tras su polémica y muy comentada salida de Aquí no hay quien viva hace ya casi una década. Hablamos con la actriz de cómo se fraguó su fichaje: “Me gusta sobre todo porque yo era muy esperada, es muy gratificante cuando llegas a un sitio y eres recibida con emoción y alegría”.

¿Por qué te has hecho esperar tanto?
Cada uno iba por su lado y no había contacto, nunca hablamos de La que se avecina. Hasta que en una entrevista que me preguntaron si me gustaría volver respondí, como 007, que nunca puedes decir nunca jamás. Alberto Caballero [creador de la serie] cogió el guante y contestó que ellos estaban siempre abiertos al talento, y que si yo me quería incorporar, ellos estaban encantados. Así fue, nos tiramos anzuelitos, fue una seducción mutua, a mí me gustó muchísimo esa forma de acercamiento.

¿Has venido para quedarte?
En la novena temporada solo aparezco en los tres últimos capítulos porque no dio tiempo para más, pero ellos han querido que sea un personaje fijo y tendré continuidad [en la foto, vemos a Loles grabando ya la décima temporada].

Cuéntanos cómo es tu personaje.
Menchu es una mujer estupenda. Es la madre de Yoli [Miren Ibarguren], la nueva novia de Amador [Pablo Chiapellla]. Con su hija se comportan como siamesas, son las mejores amigas y a la vez bastante bipolares e intensas. Juntas van a revolucionar Montepinar. En la grabación nos partimos de la risa, las tramas son muy divertidas.

¿Es un personaje muy extremo?
¡Y lo que le queda! En la décima temporada llegará a puntos más álgidos (risas). Además se irá conociendo a la familia de Menchu, que son todos muy estrafalarios.

¿Cómo será la relación con el yerno, Amador?
Pues lo ninguneo porque no le veo mucha capacidad, no es el yerno ideal ni lo mejor para mi hija.

Con Miren Ibarguren se ve una complicidad especial…
Es que trabajar con ella es maravilloso. Y también con Pablo, que nos conocíamos de la serie Fuera de control. Miren ha sido un descubrimiento porque tiene mucha energía, es una actriz muy potente, de las que me gustan a mí porque le das y te da. Hemos encajado de maravilla y ahora nos queremos muchísmos, estamos a partir un piñón, ¡enamoradas!

¿Habrá algún guiño con el personaje de José Luis Gil, tu marido en Aquí no hay quien viva?
Sí, hay un guiño. Menchu ve en él algo raro, lo mira con curiosidad, pero es una cosa muy sutil, Alberto Caballero prefería que fuera solo una pincelada. La historia es que Menchu quiere cambiar su vida y como este es el alcalde, pues le iría bien seducirlo. También tiene rollo con Fermín, el personaje de Fernando Tejero… Ella busca lío con quien sea porque está de okupa en casa de Amador y quiere quedarse en la comunidad como sea.

¿Has seguido la serie estos años?
No, cuando me fui, lo hice en todos los sentidos, igual que con los novios. Me desentendí completamente. No quería ver nada. Porque evidentemente a mí me gustaba muchísimo Aquí no hay quien viva, pero mi cupo de aguante se cubrió, no tanto por la dureza de las condiciones de trabajo sino porque el cuerpo me dio un aviso: “Esto ya lo has hecho, vete a otra cosa”.

¿No hiciste un maratón antes de empezar a grabar?
No, a mí me gusta entrar sin saber nada, con todo el frescor del mundo. Me gusta sentir que todo es nuevo, así me sorprende de verdad.

¿En qué proyectos has estado involucrada últimamente?
Estuve con la obra Sofocos, también haciendo programas de cocina para internet con la productora de mi hijo [de hecho la veremos pronto en Masterchef Celebrity, en La 1]. En su momento hice Águila Roja y también un capítulos de Anclados, donde coincidí con Miren.

Y el 25 de noviembre estrenas La reina de España…
Si para volver a la serie he tardado 9 años, para el reencuentro con Trueba tras La niña de tus ojos han sido 18 años. Es una maravilla de película, de esas que ya no se hacen, rodada en condiciones magníficas. Penélope está como nunca y las incorporaciones nuevas son maravillosas. Yo sigo siendo Trini, y solo puedo contar que en el arranque volvemos en plan americano muy divo.

¿Qué pasó con Amigas y conocidas?
Ni me acordaba, cómo es el subconsciente. Yo no soy tertuliana ni entrevistadora, pero cuando no salen proyectos de actriz pues hago este tipo de cosas para mantenerme, como cuando estuve en Crónicas marcianas. Pero tengo claro que siempre que tenga una propuesta como actriz, lo dejo todo.

Pero tu paso por ese programa fue polémico…
El título de Amigas y conocidas es mío, se lo he regalado a TVE. ¡Se acabó eso de regalar! Yo estaba muy vinculada y comprometida al principio, pretendía ser una versión del The view americano, pero se convirtió en dar continuidad a los temas de La mañana, venía otro tipo de gente y yo me fui desinflando.

Se habló de despido.
Es cierto que no me renovaron y que yo antes había salido con un lazo naranja en solidaridad por los despidos arbitrarios en la cadena; me dijeron que no lo sacara y como yo soy rebelde, lo hice. Pero yo creo que los directivos de TVE, con los que siempre he tenido buena relación, ni se enteraron. No me renovaron porque había una serie de cosas que no les gustaban a ellos ni a mí; yo esperaba a que me llegara algo de actriz y así fue.

¿Cómo llevas esos peridos en que no llegan ofertas?
Como todo el mundo, muy mal. Es muy triste. Precariamente voy sacando de aquí y de allá. A veces recibes ayuda y otra la das tú, España se ha convertido en una gran comunidad en la que nos ayudamos los unos a los otros, si no no hay manera de salir adelante. Pero esta profesión es mi vida, siempre estoy buscando estar metida en algo porque si no te vuelves un poco invisible.

¿Sigues alguna liturgia para preparar personajes?
Suelo idear menús relacionados con cada personaje, y se los doy a probar a familia y amigos. La cocina me gusta mucho.

¿Sigues lo programas de cocina?
¡Por supuesto! A Arguiñano, algo de Masterchef… Y veo muchos por internet por ejemplo para coger recetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV