‘El final del Camino’: el destino de los hermanos Catoira y todos los secretos de la serie

Antonio Velázquez, Guillermo Barrientos y Javier Rey nos hablan de esta serie de acción e intriga ambientada en la construcción de la catedral de Santiago en el siglo XI, que emiten TVE y TVG.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antonio Velázquez, Guillermo Barrientos y Javier Rey  protagonizan El final del camino, serie de acción e intriga ambientada en la construcción de la catedral de Santiago en el siglo XI, y que emiten TVE y TVG: el primer capítulo fue líder la noche del miércoles pero el segundo ha bajado del 10% de share. A lo largo de esta galería, los actores nos hablan de sus personajes, los Catoira, y de los secretos de esta ficción de ocho episodios que se ha rodado en Galicia durante cinco meses.

Antonio Velázquez: “Gonzalo no es un héroe ñoño”

“Cien por cien ficción”. Así define Antonio 
Velázquez a Gonzalo de Catoira, un guerrero del siglo XI que se cruzará con personajes históricos como el obispo de Compostela 
Diego Pelaéz, Alfonso VI o 
el emir Yusuf Ibn Tasufin.

¿Qué destacas del personaje?
Parece un héroe ñoño: honrado, leal, superenamorado de su mujer… pero nada que ver. Evoluciona y se contamina de gente que le obliga a hacer 
cosas que nunca haría.

Amado Cruz, jefe de casting, te dio el Cid en El Ministerio del Tiempo y ahora, este.
Me halaga que piensen en mí para personajes de este tipo. Disfruto con la acción.

Antonio Velázquez: “Gonzalo no es un héroe ñoño”

¿Te has instruido en armas?
Sí, son reales, muy pesadas y debes procurar no dañar con ellas al caballo mientras luchas. Es complejo y duro, por las repeticiones y también por los 12 kilos de peso de la cota de malla. 

¿Qué tal el rodaje en Galicia? 
Se hizo duro estar fuera de casa cinco meses pero resultó agradable, pues vivíamos en el hotel de un pueblo de Pontevedra en plan Gran Hermano. No aprendí gallego pero sí a “hacerme el gallego”.

¿Y cómo fue el reencuentro con Juan Fernández, Diego Peláez?
Somos amigos desde Tierra de Lobos y ha sido como jugar en casa. Y repetimos relación paternal como en aquella serie pero ¡solo al principio!

Antonio Velázquez: “Gonzalo no es un héroe ñoño”

Gonzalo ejerce de hermano mayor desde que quedaron huérfanos; los salvó de la muerte el obispo Peláez, 
a quien sirve como jefe 
de su Guardia y a quien se enfrentará por fidelidad 
al rey. Ama a su mujer Elvira, boticaria y dueña del hospital.

Guillermo Barrientos: “Me gustaría volver a hacer el Camino”

Después de tres años volcado en el teatro, Guillermo Barrientos vuelve como el benjamín de los Catoira y el único inspirado en alguien real, el maestro Esteban, uno de los constructores de la catedral, de quien toma el nombre.

¡Vaya privilegio!
Mi personaje aborda sus hitos arquitectónicos, como la Puerta de las Platerías; pero todo lo personal es ficción. 

¿Cómo lo preparaste?
Me empapé de la historia de la construcción de la catedral; la visité, dibujé a carboncillo…Hice el Camino con 15 años, repetirlo ahora sería especial. 

¡Choca lo apocado que es!
Sí, empieza siendo un aprendiz de cantero introvertido, pero en los 40 años que abarcan los ocho capítulos gana en madurez y liderazgo. Construir el templo será su obsesión.

Guillermo Barrientos: “Me gustaría volver a hacer el Camino”

¿Tendrá enemigos?
Muchos; su tormento interior es no saber quién es el monje que se le aparece, el obispo que lo utiliza contra su hermano… 

¿Satisfecho del 13 por ciento
de share en el estreno?
¡Sí! Y a partir de ahora las tramas se vuelven trepidantes con nuevos personajes. Se ha criticado que no haya lluvia, pero es que la grabamos en un verano sequísimo, con sol y un calor de justicia.

Mientras deciden si renováis… 
Estreno el drama Dos días en el Teatro Lara de Madrid, el miércoles 25.

Guillermo Barrientos: “Me gustaría volver a hacer el Camino”

Esteban es el artista; un tímido aprendiz de cantero a quien se le aparece un extraño monje que le “chiva” las técnicas para construir mejor la catedral. Su obsesión por levantar el templo cambiará su forma de ser, le aislará de todos, incluso de sus hermanos y le hará “tocar fondo”, avanza Guillermo.

Javier Rey: “Tuve que perder 6 kilos”

Se metió de cabeza en la serie, según confiesa Javier Rey, “por lo emocional, porque soy gallego y significaba volver a casa después de mucho tiempo”. También por el personaje, Pedro, el hermano que regresa convertido al Islam y planea vengarse de todo lo que huela a cristiano.

¡El público te va a odiar! 
Sí, pero entenderá que Pedro sobre todo es una víctima de las decisiones de otros en su secuestro, su educación y la misión que le encomiendan. Es un personaje oscuro, complejo y divertido de hacer.    

Y famélico. ¿Cómo lo lograste?
Con una dieta estricta. Fue un proceso duro y rápido hasta que perdí casi seis kilos.

¿Tendrás secuencias de acción?
Claro, las primeras fueron difíciles por la delgadez. En una de ellas, con un traje de 14 kilos, incluso me mareé.

Javier Rey: “Tuve que perder 6 kilos”

¿Pones voz a la versión de TVG?
No. No quise pues, aunque soy bilingüe, el doblaje tiene su técnica y un profesional puede sacar más jugo a Pedro.

Abonado a la época: Isabel, Velvet, Lo que escondían sus ojos…   
¡Mi cara debe ser poco contemporánea! (risas) La ficción va por modas y, al final, yo elijo en función del guión y el personaje, de nada más.

¿Proyectos?
Descansar, pero soy un obseso de esto y pronto me pondré el mono de trabajo. En verano rodaré Not the end.  

Javier Rey: “Tuve que perder 6 kilos”

Pedro se reencuentra con los Catoira tras media vida secuestrado y les oculta que es un soldado almorávide cuya misión es aniquilar a los cristianos. Será pues el enemigo de armas de Gonzalo y su oponente en el amor, ya que se enamora de su mujer, Elvira. “Empiezan siendo unos extraños pero con el tiempo se irán acercando y comprendiendo”.

Begoña Maestre, la esposa y boticaria

”Una mujer fascinante”. Así califica Begoña Maestre (Chiringuito 
de Pepe) a Elvira, 
la enamorada esposa 
de Gonzalo y dueña del hospital de Compostela. “Se desvive por atender 
a los enfermos sin que le importe su procedencia 
o la ortodoxia del método”.

Begoña Maestre, la esposa y boticaria

“Con ella trabaja un judío que hace cirugías, práctica considerada herética por la Iglesia y fuera de la ley, que representa su esposo, al que lo oculta”. Tendrá conflictos con el usurero Tomás (Xavier Deive), ansioso por quedarse 
con su hospital, y con Pedro, enamorado de ella.

Los reyes Asier y Cristina

Vienen de hacer comedia en Velvet y La que se avecina, respectivamente, y aquí encarnan al rey Alfonso VI de León, Castilla y Galicia y a 
su esposa Constanza de Borgoña. “Es excitante hacer un personaje histórico. Me documenté sobre él. Para unos fue 
el unificador de los reinos, para otros un usurpador o un salvaje. Al final lo he creado sobre la marcha 
en el set con la réplica del compañero”, dice 
Asier Etxeandia.

Los reyes Asier y Cristina

“Es un matrimonio que no se ama pero hacen un buen equipo político –añade Cristina Castaño–. 
Mi personaje luchará a muerte para que su hija Urraca sea la primera reina”. La actriz está encantada de haber vuelto a trabajar en 
su tierra gallega y de 
que su hermano Nacho encarne a un cantero de la catedral de Santiago.   

Cuarenta años en la vida de los Catoira es lo que ofrece en siete capítulos El final del camino. Mientras Esteban construye la catedral de Santiago, Pedro 
planea aniquilar al bando cristiano de Gonzalo. Pero los papeles cambiarán: la honradez de este dará paso a la venganza y la ira del mediano, a la bondad.

Ese giro lo propician hechos históricos como la lucha por el reino de Galicia, la invasión almorávide y las guerras entre reinos cristianos. También la llegada de personajes como Diego Gelmírez, más ambicioso que el obispo Peláez, a quién releva, o Urraca y Raimundo de Borgoña, hija y sobrino de la reina. 
Las tramas amorosas incluyen el triángulo de Gonzalo, 
Elvira y Pedro y la relación de 
la musulmana Zaida con el rey Alfonso VI. La boda de Urraca con Alfonso de Aragón queda para la segunda temporada.  

La reina con Gelmírez, Jaime Olías, que llega el miércoles 25.

Peláez (Juan Fernández), mentor 
de Gonzalo, conspira contra Alfonso VI.   

El gran templo es un protagonista más. El avance de su construcción se ha recreado gracias al uso de efectos digitales. Domina el pueblo que se ha levantado en Silleda, Pontevedra, donde estaban también los platós con los interiores de las casas, y los palacios de Toledo y Sevilla.    

Joan Massotkleiner, 
el monje se aparece 
a Esteban.

En el final de la serie veremos la incorporación de Maxi Iglesias, que continuará si se confirma la segunda temporada, como todos desean.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV