Ava Gardner incendia Madrid

Fiestas y lujo alrededor de la estrella contrastan con el oscuro ambiente del franquismo en 'Arde Madrid'. Paco León y su mujer Anna Costa lo reflejan en una historia de espionaje de ocho capítulos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Buscaban un nuevo concepto de televisión, lejos de los contenidos habituales de las generalistas e inspirándose en productos como Mad Men o Los Soprano. Durante cinco años, Paco León, protagonista y director, y Anna R. Costa, coguionista y codirectora además de su mujer, hicieron un arduo trabajo de investigación para plasmar en la pantalla la ajetreada vida de Ava Gardner en el descolorido Madrid de 1961, y el ambiente del que se rodeó. Así nació Arde Madrid, una historia en blanco y negro que Movistar estrena el jueves 8.

“Un día nos enteramos de que Ava había sido vecina del general Perón, exiliado en España, y que siempre andaban peleando por las fiestas que ella organizaba. Nos pareció una anécdota estupenda, de la que nunca se había hablado, ni tampoco de la oculta dolce vita de la capital, y de ahí surgió el proyecto”, dice Paco.

Matrimonio falso
Todo lo que sucede, condensado en ocho capítulos, es filtrado por Ana Mari (Inma Cuesta), instructora de la Sección Femenina, solterona, virgen, coja, católica y franquista que, por orden del Generalísimo, entra a trabajar en casa de Ava con la intención de espiarla. Para ello, tendrá finge estar casada con Manolo (Paco León), un buscavidas que se convierte en el chófer de la estrella, y que aprovechará su posición para sus negocios con clanes gitanos, implicando a Ana Mari y a su hermano Floren. 

Junto a la joven doncella Pilar (Anna Castillo), asistirán a las desenfrenadas fiestas de Ava y su círculo de amigos españoles. “Vamos a contar esos dos unviversos paralelos”, dice Costa.

El casting de la estrella
Uno de los aspectos más complicados fue encontrar a la actriz que encarnaría a Ava. “Teníamos claro que no podía ser solo una cara y un cuerpo espectaculares, sino que debía poseer su espíritu y su temperamento. Buscamos un director de casting internacional que nos mostró un buen número de intérpretes inglesas y americanas guapísimas, pero sin su alma, su noche y su vida. Así que descubrir a Debi Mazar fue una gran sorpresa, porque ella lo tiene todo”, explica Paco. 

“Necesitábamos actrices que encajaran en los papeles, y siempre pensamos que Inma Cuesta lo haría genial. Y la verdad es que nos ha sorprendido mucho. Todo su proceso creativo ha sido precioso”, apunta Anna. 

La actriz americana también confiesa la misma gran pasión por España que tenía Ava. “Siempre quise ser hispana. Nací y crecí en Brooklyn, junto a latinos, y trabajar aquí me atraía de manera especial. He visto mucho cine español y me encanta. Ha sido maravilloso crearla”, dice Debi. 

En realidad, Rossy de Palma es la culpable de que Paco León fichara a Debi, ya que, hace unos años, coincidieron en un evento en Nueva York y Rossy le habló de Arde Madrid. 

“Cuatro meses después recibí una llamada suya e hice una prueba. Luego vinieron otras tres, y me dijeron que tenía que cambiar mi acento, que sonaba a puertorriqueño, porque Ava era de Carolina del Sur”, decía Debi.

Su parecido físico con ‘el animal más bello de la Tierra’ es muy grande, algo que un día le recordó Frank Sinatra. “En una fiesta de Madonna apareció de repente. Al verme, se acercó y me dijo: ‘¿Tú quién eres? Me recuerdas mucho a mi Ava’, y el recuerdo de aquel comentario me animó a aceptar el papel”.

Famosos de la época
Mazar no sabía cómo era la vida en España en los años 60, pero ha tenido una buena inspiración. “Supuse que sería parecida a la Italia de Mussolini. Yo tengo doble nacionalidad porque mi marido es italiano, y lo conozco bien”, aclara.

 

Otro de los atractivos de la serie han sido los personajes famosos que aparecen. Como Lola Flores, a la que interpreta Mariola Fuentes; la duquesa de Alba, encarnada por su hija Eugenia, Marujita Díaz (Raquel Infante) o Elena Furiase, como la tata Carmen. El torero Mario Cabré, con quien Ava tuvo un romance y Charlton Heston su pareja en 55 días en Pekín tendrán también su momento.

Antes de ofrecer Arde Madrid a Movistar, Anna y Paco hablaron con Netflix. “Pero querían gastar menos dinero”, explica Anna. “En Movistar tenían miedo de que el blanco en negro le diera un toqueelitista, pero ser pioneros siempre es algo bueno”, aclara León.

“Indomable, Ava”
Movistar repone, justo antes del estreno, este documental que analiza la vida de 
la estrella. En 1953, Ava se instaló en una España en plena dictadura, que ‘toleró’ sus excentricidades y que ella amó 
y disfrutó. El reportaje cuenta con testimonios del historiador de cine Jesús García de Dueñas, la periodista Nieves Herrero, que narra su pasión con el torero Dominguín en Como si no hubiera un mañana, y la actriz Silvia Marsó.   

Crisol de personajes. Inma Cuesta y Paco León dan vida a Ana Mari y a Manolo, la criada y espía y el chófer de Ana, en su estancia en Madrid. Carmina Barrios, madre de Paco León, es Sansona del siglo XX, una mujer forzuda de la época. Anna Castillo, doncella de la Gardner, junto 
a Juan Villagrán, que interpreta a Floren, 
el hermano mayor, esquizofrénico, de Ana Mari, y que también formará parte de la familia que la Gardner crea en Madrid. Pilar ve cómo cambia su vida al sumergirse en el mundo de la famosa estrella de Hollywood.

"Mi referente es Berlanga"

Paco León se atreve por primera vez a dirigir una serie en la que, además, tiene un papel protagonista. Dice que ha sido una experiencia dura, pero se nota que está feliz y que le ha picado el gusanillo de la cámara. Tanto es así que avisa: esto va en serio y habrá más.

Director y papel protagonista. ¿Cómo ha sido la experiencia? 
Complicado, cansado, pero también apasionante, porque he te-nido a mi chica (Anna R. Costa) conmigo. Era la primera vez que trabajábamos juntos y ha sido duro. Pero estamos contentos. 

Es tu vuelta a la televisión... 
Es un salto de estilo, aunque para mí es una continuidad. Pensaba: “¿Hay vida después de Luisma?”. Fueron diez años con el personaje y sabía que iba a ser difícil que me ofrecieran algo interesante, así que decidí hacerlo yo. 

Has llegado a decir que no aspirabas a ser director... 
Es verdad, yo he querido ser actor, y lo soy. Lo otro ha sido una sorpresa. Empecé a dirigir porque quería contar toda la historia y la vida de mi madre.  

¿Arde Madrid quiere ser una serie diferente
Sí, porque hay tantísimas series, y todas se parecen. La televisión de pago significa hacer cosas distintas. Creo que solo siendo auténtico se puede ser diferente. Hablamos de los años de Ava Gardner, pero sin hacer un biopic de ella, porque eso hubiera sido muy convencional. 

¿Veremos escenarios reconocibles de Madrid? 
Sí, hemos evitado los platós. Es normal en cine, pero no en la tele, y fue un esfuerzo. Queríamos que el espectador viviera ese Madrid. Veremos el hotel Intercontinental o el bar Chicote. Y una anécdota: el chalé que convertimos en la casa de Ava está justo enfrente de donde se rodó la película 55 días en Pekín

La serie narra hechos duros, pero siempre con humor.  
Sí. Uno de mis referentes más admirados es Berlanga, y Azcona como guionista. Retrataron España con mucho ingenio y crudeza.

Ava decía que España era un país que sabía reírse de sí mismo. ¿Estás deacuerdo? 
Debería, es algo sano y recomendable. Yo reivindico la comedia, no como sinónimo de frivolidad, sino para hablar de cosas importantes sin burlarsee de ellas. Haciendo una mirada inteligente se provoca la risa, aunque se traten temas tristes o duros. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV