Tips para recibir en casa esta Navidad

La organizadora profesional Pía Nieto ha creado un manual infalible para que organizar la casa sea una tarea mucho más sencilla. Sobre todo en estas fechas donde las cenas y las comidas en casa se multiplican, es muy importante tenerlo todo planeado. Pía nos cuenta cómo hacerlo. Apunta, porque tus celebraciones irán sobre ruedas.

pia nieto anfitriona
Pía Nieto, Organizadora Profesional. Perdro Marín.

La Navidad es una época muy especial donde las cenas, las comidas y los aperitivos improvisados se multiplican por mil. Celebrar con familia y amigos es el plan de cada día durante este mes lleno de ocasiones especiales, pero recibir a tus invitados en casa puede resultar complicado si no se organiza todo con precisión. ¿Este año eres el anfitrión en Nochebuena o Nochevieja? ¿Has preparado una cena en casa para reunir a tu grupo de amigos después de mucho tiempo? Si la respuesta es afirmativa, tenemos algunos consejos para que todo salga rodado. Porque la organización es uno de los puntos claves para una velada perfecta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pía Nieto es Organizadora Profesional de la casa y acaba de publicar su primer libro, 'Manual para organizar tu casa' (ARCOPRESS), en el que nos explica los entresijos de una vida doméstica en perfecto orden con el objetivo de ser más felices. En este viaje por las distintas áreas que tenemos que estudiar para que una casa funcione con la precisión de un reloj, un punto primordial es cómo recibir a nuestros invitados, sobre todo en estas fechas tan especiales.

Manual para organizar tu casa (ARCOPRESS) de Pía Nieto, (19,95€).

¿Cuándo comienzo a prepararlo todo?

Pía desvela que ella comienza a finales de octubre a pensar y elaborar cómo van a transcurrir sus eventos: "Comienzo a ver recetas y a consultar mis notas de la agenda del año anterior; es una fuente de información vital para mí, sin ella estaría perdida. Y a partir de ahí recojo la información que necesito, por ejemplo: dónde nos toca este año para coordinarnos lo mejor posible y no repetirnos, equilibrar los menús y acertar con los vinos". Si no has sido tan previsora, no pasa nada. Aún puedes conseguirlo. Hazlo ya, eso sí.

Pero, además, según Pía, es muy importante la labor la misma tarde de la celebración. Para facilitar el trabajo en la cocina lo más importante es "sacar la basura y el reciclaje a lo largo de la tarde porque entorpece mucho. Pero sobre todo, tener el fregadero y las encimeras limpias y despejadas". La preparación de la comida tampoco es baladí, ella recomienda tenerla adelantada, "poniendo especial atención en tener solo los utensilios necesarios a mano. Acordarnos de sacar tarrinas o tuppers porque facilitar la recogida de las sobras es también importante. La espátula para limpiar los platos, la bayeta húmeda preparada, el descorchador para el vino, las fuentes del turrón listas... y acordarnos del horno para el punto final".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Arriesgo con el menú?

Para la autora, que aprendió el arte de recibir en casa desde que era niña a través de sus padres, la palabra clave cuando tenemos un evento y somos los anfitriones es la previsión. "Mi consejo estrella es pararse y pensar en el tipo de celebración, en los invitados y sus gustos. Y así, con cierta antelación, poder hacer una cuidadosa selección del menú y cocinarlo con tiempo, seleccionar unos buenos vinos, elegir el mantel, la vajilla, la cubertería y la cristalería adecuada". Reconoce que atreverse con la comida no es algo malo, pero recomienda probar unos días antes la selección para cerciorarnos del resultado. "Arriesgarse es una imprudencia y te puede arruinar la comida o la cena. Pero no hay que tener miedo a innovar si te ha llamado la atención alguna receta. Todo depende de tu experiencia como cocinero, de tus prioridades del momento; muchas veces es mejor ir sobre seguro y evitar el estrés, especialmente si no has podido disponer de tiempo. No hay que complicarse en exceso".

  • Otros tips (también presentes en su libro) que podemos poner en práctica a la hora de preparar la velada son:
  • Saber si disponemos de todo lo necesario, como jarras de agua, platos para el pan...
  • Ordenar la cocina manteniendo las zonas muy claras: es decir una de vajilla sucia, otra de lavado, secado y zona limpia donde estén las fuentes preparadas. "Esto ayuda a tener orden y a trabajar mil veces mejor".
  • En el salón hay que tener puntos de apoyo fuera de la mesa, para ir dejando las fuentes con los cubiertos de servir y las bebidas, por ejemplo, un trinchero improvisado con una mesa plegable o un carro.
  • Tener previsto el cambio de platos y quién lo hace. Lo puede hacer el anfitrión retirándolos por la derecha uno a uno, sin amontonarlos, o un pinche contratado para la ocasión.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Para Pía "poner cabeza y pensar en todo esto, no es complicado, pero hay que hacerlo y coger experiencia; además cada vez es más sencillo y nos da menos pereza".

    ¿Cómo conseguimos una velada perfecta?

    El transcurso de la comida o de la cena es una de las grandes preocupaciones, aún más cuando somos muchos los que nos reunimos alrededor de la mesa para pasar un buen rato. En estas circunstancias no debemos olvidar que todo suma. ¿Cómo podemos conseguir una noche exitosa? "Si quieres tener éxito en la vida, cuida los detalles. Eso es la excelencia. La velada perfecta es la que conseguimos cuando tenemos las cosas organizadas y cuándo sabemos qué papel ejerce cada uno". Porque una de las cosas que más se recalcan en 'Manual para organizar tu casa' es la importancia de involucrar a todo el mundo en la preparación. Debemos de tener claro quién hace qué. Por ejemplo: "Quién sirve el aperitivo y en qué momento, quién retira abrigos, quién acompaña desde la puerta, quién está con los invitados...". De esta forma todo está mucho más premeditado y el resultado es por ende, más satisfactorio.

    Pero sin duda hay tres consejos imperdibles una vez decidido el menú y cuántos serán los comensales: revisar la cubertería y la vajilla a conciencia así como la mantelería que usaremos, asegurarnos de que tenemos sillas suficientes y tener en cuenta la decoración, que no hace falta que sea ostentosa pero ambientar el espacio aunque sea con unos villancicos suaves de fondo y tener un detalle con el comensal, como por ejemplo, una bola navideña personalizada encima de cada plato siempre será un plus.

    Teniendo todo esto en cuenta los imprevistos serán resueltos con calma y tendremos más capacidad de reacción. Para Pía, así es cómo de verdad se está muy a gusto y se disfruta más del momento.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Hogar