Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

La Reina juega al bádminton y ping-pong y se hace 87 fotos en 10 minutos

Los Reyes, más cercanos que nunca, han acudido a celebrar el 40 aniversario del Hospital Nacional de Parapléjicos, situado en Toledo. Ambos han jugado al bádminton y al ping-pong con algunos de los pacientes ingresados en el centro y Letizia se ha dividido para poder hacerse fotos con los muchos presentes que se lo han pedido. 

Los Reyes, más cercanos que nunca, han acudido a celebrar el 40 aniversario del Hospital Nacional de Parapléjicos, situado en Toledo. Ambos han jugado al bádminton y al ping-pong con algunos de los pacientes ingresados en el centro y Letizia se ha dividido para poder hacerse fotos con los muchos presentes que se lo han pedido. 

1 de 7
Los Reyes presiden su 40 aniversario

Con motivo del 40 aniversario del Hospital Nacional de Parapléjicos, situado en Toledo, se han celebrado diferentes actos conmemorativos y para presidir el acto central acudieron los Reyes.

Durante el recorrido por las instalaciones, Felipe y Letizia han estado acompañados por el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

Hace ya cuatro décadas que se inauguró este centro, y desde entonces, se han atendido más de 13.000 personas, una cifra que incrementa año tras año pues es el centro por referencia de España para la rehabilitación de lesiones medulares espinales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Más cómplices que nunca

A pocos días de San Valentín, el matrimonio se ha mostrado más cómplice y compenetrado que nunca. Felipe y Letizia han compartido sonrisas y confidencias, muestras de cariño que han llamado la atención a todos los presentes.

No solamente han estado volcados el uno en el otro, sino con los pacientes. Tras la presentación, la Reina ha llegado a hacerse en diez minutos hasta 87 fotografías con los presentes. También se ha acercado a preguntar a pacientes y familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Jugando al ping-pong

Felipe y Letizia recorrieron el Hospital durante una hora en la que se mostraron muy cercanos con los pacientes, sobre todo con los niños. Incluso, los Reyes no dudaron en jugar con algunos de los enfermos al bádminton y al ping-pong.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
''Inmensa lección de lo que es capaz de superarse el ser humano''

El Rey también tuvo palabras de cariño para los pacientes, quienes "nos dan una inmensa lección cada día de lo que es capaz el ser humano para superarse".

"Nadie puede ponerse del todo en vuestro lugar. Nadie, salvo vosotros, puede saber de verdad lo que es tener que cambiar tan radicalmente su vida, la forma de vivirla en toda su amplitud, y ahí estáis", dijo Felipe durante la visita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Los Reyes llaman a la responsabilidad

También aprovechó Felipe para llamar la atención a instituciones y ciudadanos sobre la responsabilidad de seguir avanzando en la prevención de lesiones medulares y concienciando a toda la población. "Especialmente a los más jóvenes, para que sean prudentes y conozcan el riesgo que entrañan las actividades en las que se producen estas lesiones", explicaba el Rey, todo ello con el fin de que "se siga trabajando en la reducción de los accidentes de tráfico".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Un centro médico muy completo

Letizia, que no ha dudado en sacar una sonrisa a los pacientes jugando con ellos, ha podido saber que este centro cuenta con una plantilla de 700 trabajadores.

En él se trabaja para proporcionar una rehabilitación integral de los pacientes, tanto abordando esta patología desde un aspecto puramente clínico, para lograr recuperar la funcionalidad perdida y aprender a manejarse en las actividades de la vida diaria, como desde un aspecto social, para lograr la reinserción de estos pacientes una vez que vuelven a sus domicilios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Una ceremonia con anécdota

La presentadora de la ceremonia en la que han estado los Reyes ha sido Gema Hassen-bey, que ha acudido cuatro veces a unas olimpiadas paralímpicas.

Lo curioso es que cuando los reyes Juan Carlos y Sofía, aún príncipes, inauguraron este centro en el año 1974, ella solamente tenía 4 años. Ya entonces se encontraba en silla de ruedas, era la única niña paciente y fue la encargada de entregar un ramo de flores a doña Sofía.

Además, los Reyes han visto una exposición sobre el hospital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo