Harald de Noruega, 25 aniversario del primer Rey que se casó por amor

La familia Real noruega celebra esta semana los 25 años de reinado de Harald, el primer Rey europeo que rompió la tradición y se casó por amor. La afortunada fue Sonia Haraldsen, una plebeya con la que rompió todas las normas reales establecidas hasta la fecha. Te contamos su historia de amor y cómo han celebrado los noruegos sus bodas de plata como Rey.

image

La familia Real noruega celebra esta semana los 25 años de reinado de Harald, el primer Rey europeo que rompió la tradición y se casó por amor. La afortunada fue Sonia Haraldsen, una plebeya con la que rompió todas las normas reales establecidas hasta la fecha. Te contamos su historia de amor y cómo han celebrado los noruegos sus bodas de plata como Rey.

1 de 10
25 aniversario del primer Rey europeo que se casó por amor

Perteneciente a la Casa de Glücksburg, el rey Harald fue el primer heredero en Europa que se casó con una plebeya por amor. Tanto su padre, el entonces rey Olav, como el Gobierno se oponían, puesto que pensaban que esto supondría el fin de la monarquía en Noruega.

Nada más lejos de la realidad, el amor venció y esta semana el Rey noruego celebra las bodas de plata de su reinado.
Para el rey Harald no fue fácil romper con las normas que dictan la monarquía, tuvo que luchar durante varios años para poder casarse con Sonia, debido a su origen plebeyo

En la imagen una fotografía oficial de la actual Familia Real Noruega.

2 de 10
La historia de una verdadera Cenicienta

El príncipe Harald estaba ''reservado'' para contraer matrimonio con Sofía de Grecia y asegurarle a las cortes escandinavas una descendencia digna, rubia y blanca. Sin embargo, Sonia Haraldsen se cruzó en su camino y su planificada vida dio un giro radical.

Aunque en un principio Sonia se negó a tener algo más que una amistad con Harald, debido a las consecuencias que su noviazgo podía tener, hasta que la insistencia de él derribó sus prejuicios.

3 de 10
Harald y Sonia llevaron su amor en secreto

Harald y Sonia se embarcaron en una relación llevada en el más absoluto secreto gracias a la complicidad de sus amigos más  íntimos que facilitaban encuentros y realizaban labores de mensajeros entre los enamorados.

 

4 de 10
Sus amenazas tuvieron sus frutos: la boda

Todos los intentos de Harald por hacer público el romance terminaban en el rey Olav enfadado y empeñado en no dejar que la pareja gritase su amor a los cuatro vientos.

Dos serias amenazas lograron el milagro. Harald prometió que renunciaría a sus derechos dinásticos y Sonia fue más lejos; prometió suicidarse si casaban a Harald con Sofía de Grecia.

La boda se celebró el 29 de agosto de 1968 en la Catedral de Oslo. Durante el banquete, el novio pronunció un emotivo discurso en el que dijo a su esposa: ''sabes mejor que nadie lo que siento, tanto ahora como en el pasado. Y mejor que nadie entiendes lo que este momento significa realmente''.

5 de 10
De diseñadora de moda a Reina de Noruega

Sonia pertenecía a una familia de comerciantes y había estudiado sus primeros años en Oslo, donde terminó el bachillerato en 1954 para ingresar en una escuela profesional de diseño de moda.

Tras terminar sus estudios secundarios se trasladó a Suiza, donde estudió ciencias sociales, contabilidad y moda en l'École Professionelle de Jeunes Filles de Lausana.

Después regresó a Noruega y acabó su formación académica tomando cursos de francés, inglés e historia del arte en la Universidad de Oslo.

6 de 10
Una familia feliz que ha hecho historia

Fruto de su amor nacen dos hijos, la princesa Marta Luisa y el heredero Haakon Magnus, a los que prometieron que, en lo que se refiere a sus matrimonios, no tendrán que pasar por lo mismo que ellos. 

7 de 10
Juramento de la Corona

Tras la muerte del Rey Olav el 17 de enero de 1991, el príncipe Harald juró la Corona cinco días después, el 21 de enero de 1991.

Olav se convirtió en el primer Rey europeo en contraer matrimonio por amor.

8 de 10
Unos invitados muy especiales

Este 17 de enero no ha habido banquete oficial para celebrar los 25 años de reinado de Harald y tan solo han sido invitados al palacio los monarcas escandinavos, el rey Carlos Gustavo de Suecia, la reina Silvia y la reina Margarita de Dinamarca.

Llama la atención la ausencia del príncipe Henrik, esposo de Margarita, que, a finales del pasado año, decidió ''jubilarse'' de sus obligaciones como consorte.

 

9 de 10
Foto de las Reinas

Las tres Reinas escandinavas de izquierda a derecha; Silvia de Suecia, la anfitriona, Sonia de Noruega y Margarita de Dinamarca posan juntas.

 

10 de 10
Celebración íntima

Sólo han sido unos pocos los afortunados que han podido disfrutar de este 25 aniversario con Harald. Todos ellos posan en esta fotografía oficial.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo