Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Victoria de Suecia nos invita a su casa

La futura reina de Suecia, la princesa Victoria, y su marido, el príncipe Daniel, viven en una espectacular mansión de 3.000 m2 propiedad del Estado y con 200 años de antigüedad, el castillo de Haga, cuya restauración ha costado 4 millones de euros.

La futura reina de Suecia, la princesa Victoria, y su marido, el príncipe Daniel, viven en una espectacular mansión de 3.000 m2 propiedad del Estado y con 200 años de antigüedad, el castillo de Haga, cuya restauración ha costado 4 millones de euros.

1 de 7
Victoria y Daniel: Así es su lujosa residencia de cuento de hadas

Desde el otoño del 2010 la princesa heredera Victoria de Suecia y su marido, el príncipe Daniel, residen en el castillo de Haga, una mansión en medio del parque del mismo nombre situado en Solna, al norte de Estocolmo, que también utilizan para algunos actos de representación.

Aunque su nombre (Haga Slott) indica que se trata de un castillo (Slott), en realidad es una mansión campestre inspirada en las villa italianas de época, que algunos llaman palacio y que cuando fue construida se llamó 'Drottningens paviljong' (El Pabellón de la Reina).

Ahora, y casi tres años después que Victoria y Daniel se instalaran en sus históricas estancias, la Casa Real ha hecho públicas las fotografías de sus interior desvelando cómo es el hogar de la heredera sueca.

El castillo de Haga
En 1801 el rey Gustavo IV heredó la finca llamada 'Haga' y ordenó la construcción del edificio que fue hecha entre los años 1802 y 1804.  La mansión es obra del arquitecto sueco Carl Christoffer Gjörwell inspirada en el estilo de las villas italianas.

Durante el siglo XIX, y hasta el final de la I Guerra Mundial, el castillo fue residencia de varios miembros de la familia real. Después fue convertido en un orfanato y estuvo muchos años desocupado. 

Durante los años 30, y tras ser totalmente restaurado, pasó a ser la residencia oficial de los padres del actual rey sueco, los que por entonces eran el príncipe heredero Gustavo Adolfo y su esposa la princesa Sibylla de Sachsen Coburg und Gotha.

El padre de la princesa Victoria pasó los primeros años de su infancia allí. En 1966 el rey Gustavo VI Adolfo devolvió el derecho de usufructo al Gobierno, que ha utilizado esta mansión de 3.000 m2 en tres plantas como residencia para invitados ilustres y para reuniones de Estado hasta el 2010.

Pero antes de que Victoria y Daniel pudieran mudarse a su nueva residencia, cuyo parque es una de las atracciones turísticas más bonitas de Estocolmo, se tuvo que terminar la renovación total del inmueble, que ha costado 40 millones de coronas (4 millones de Euros), de los cuales, 1,6 millones de Euros han sido gastado en seguridad. Una valla rodea ahora todo el parque, que era de acceso público, donde se han instalado 28 cámaras de vigilancia.

Foto del castillo de Haga cortesía Casa Real de Suecia

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Recibidor o hall de la entrada

El estilo del recibidor de la entrada principal trata de unir el ambiente del parque que rodea el castillo con el interior de la mansión.

Las sillas son de estilo moderno, como las del salón, y las que hay en el pabellón de Gustavo III.

La mesa central es de pizarra rústica y se adorna con un tiesto de barro a tono y orquídeas blancas.

En las paredes los cuadros muestran fotos de Ralf Turander. En una el parque de Drottningholm, el castillo residencia de la familia real en Estocolmo donde nació Victoria, y en la otra un paisaje de Ockelbo, el pueblo natal de Daniel.

Fotos cortesía Casa Real de Suecia / Klas Sjöberg

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
El salón grande

En el mármol de la repisa de la chimenea del salón grande se pueden ver los dibujos labrados de los los escudos de armas de la dinastía de los Bernadotte y de los Sahsen-Cobug-Gotha. Ambos están relacionados con los trabajos de restauración de 1930, cuando el por entonces príncipe Gustavo Adolfo y la princesa Sibylla se trasladaron a vivir aquí.

La silla, en la foto es de finales del siglo XVIII y ha sido cuidadosamente restaurada. El espejo cornucopia, también restaurado con paño de oro, refleja la lámpara principal del salón, hecha de cristal tallado a mano que además usa velas no bombillas.

Fotos cortesía Casa Real de Suecia / Klas Sjöberg

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
La sala de estar

Este salón tiene un típico interior moderno y acogedor dominado por la enorme fotografía de Ralf Turander de los libros antiguos de la Biblioteca Bernadotte del Castillo Real de Estocolmo.

El sofá, también típico de un moderna casa escandinava, no le faltan los cojines de dintintos tonos.

No hay información sobre la original lámpara en forma de raíz.

Fotos cortesía Casa Real de Suecia / Klas Sjöberg

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Biblioteca

El salón de la biblioteca combina los muebles modernos con los clásicos y los antiguos con una acogedor resultado.

La chimenea es de la década de 1930.

El cuadro colgado a la derecha de la chimenea es una vista desde el parque del Castillo de Haga cuando residía aquí el rey Gustavo IV Adolfo. Está pintado por Louis Belanger y hoy pertenece colección de arte de la ciudad.

El salón de la biblioteca ha sido a veces utilizado como despacho por los distintos moradores.

Fotos cortesía Casa Real de Suecia / Klas Sjöberg

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
El comedor

La decoración del comedor es la clásica escandinava. Los colores claros y pastel de paredes contrastan con el dorado de las puertas y el azul real (Royal Blue) del tapizado de las sillas de madera de pino claro, que han sido cuidadosamente decoradas a mano.

La mesa del salón comedor se puede extender a lo largo de toda la sala si es necesario.

Nótese que las lámparas de cristal también tienen las originales velas.

Fotos cortesía Casa Real de Suecia / Klas Sjöberg

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Detalles del comedor

Sobre la repisa de la chimenea del comedor de mármol negro,  que reposa sobre el granito labrado, hay dos columnas de mármol blanco que adornan el espejo de plata del siglo XIX. Nótese el paso del tiempo entre las dos mitades del espejo empotrado.

Fotos cortesía Casa Real de Suecia / Klas Sjöberg

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo