Saray Montoya, expulsada de 'Supervivientes' tras agredir a Romina

La organización del programa ha decidido expulsar de manera disciplinaria a la integrante de los 'Gipsy Kings' por un comportamiento "intolerable".

image
Telecinco

¡Movidita ha comenzado la última gala de ‘Supervivientes’! Nada más entrar en plató, Jorge Javier ha anunciado que el programa había decidido llevar a cabo una expulsión disciplinaria tras producirse un “comportamiento intolerable”. Según avanzaba el presentador, la pasada noche del miércoles Saray y Romina se enzarzaron en una airada discusión que acabó con la sevillana tirando de los pelos y dando dos pisotones a su compañera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque la organización del concurso y el propio Jorge Javier apuntaban que las “provocaciones” por parte de la argentina fueron más que evidentes, la violencia nunca está justificada. “En estos casos, la reacción se penaliza más que la provocación”, sentenció el catalán.

Telecinco

Después conectaron con Saray, que fue apartada de sus compañeros en el mismo momento en el que se produjo la pelea. Tras reconocer que entendía la decisión del programa, Saray se dispuso a pedir disculpas públicamente y a intentar justificar su comportamiento. “No se puede estar machacando a una persona todo el día. He sentido desprecios, provocaciones, racismo”, dijo entre lágrimas. “Eso no quiere decir que tenga excusa lo que hice”.

Una vez reunidos en la Palapa, se vieron varios vídeos en los que se mostraba una crónica de lo sucedido. Por la tarde, Romina se preguntó delante de María Jesús y Logan cómo podría hacer para buscarle las cosquillas a Saray, señalando el Míster que lo mejor que podía hacer era burlarse de ella.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por la noche y alrededor de la hoguera, la argentina comenzó a increpar a Saray, diciéndole que su marido estaría por ahí “con tres bombas”. De hecho, poco después le confesó al Maestro Joao cuál era su verdadero propósito: “Mi objetivo en este concurso es lograr que las dos me quieran pegar”. Y el juego comenzó. Saray comenzó a ponerse nerviosa y Romina continuó creciéndose. “La fiesta va a salir bien jodida”, auguraba una enfadada Montoya.

Lejos de pedir disculpas, Romina aseguró en su turno de réplica que Saray le había agarrado del pelo, arrastrado tres metros y pegado tres patadas en las costillas. En ese momento, Jorge Javier cortó su discurso y negó sus palabras.

“Ni te arrastró del pelo ni te pego patadas”, sentenció antes de echarle en cara su comportamiento: “Si tú te propones que te peguen, al final te acabarán pegando… Me estás decepcionando como concursante. Te estás comportando como una concursante nefasta”. Además, le dio un tirón de orejas a Logan: “Tu silencio te hace cómplice. Participaste también del juego”. Por su parte, Romina se llevó una nominación directa.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo