Sonia Ferrer, feliz con su programa 'De todo corazón'

Ha cumplido 40 años y es todo equilibrio y madurez. Eso sí, conserva el entusiasmo de una niña y está más ilusionada que nunca con “De todo corazón”, el programa de Telemadrid que compagina con “Amigas y conocidas”, en TVE.

Sonia Ferrer
Fernando Roi

Le encantan los animales y la naturaleza, y tiene un punto indómito que contrasta con la imagen de mujer discreta que transmite en televisión. Sonia Ferrer es un torbellino que derrocha energía (no para y habla a mil por hora).

Eres una chica de campo.

Sí, vivo en Valdemorillo (localidad madrileña de la sierra de Guadarrama), en la misma casa que compré cuando tenía 25 añitos y me vine aquí con mi perra. Y no es que la tenga ahora porque soy madre, sino porque siempre me ha gustado vivir en el campo. También tengo mi dosis de urbanita, que es prácticamente todos los días, cuando trabajo en la tele.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A ti te cunde el día y hasta trabajas los fines de semana en “De todo corazón”, de Telemadrid.

Sí, y estoy muy contenta con el programa, que me permite hacer entrevistas o dar paso a reportajes; con la audiencia, hay buena sintonía con el equipo… Creo que se me nota cómoda porque disfruto lo que hago.

-Vaya, estás en racha.

-Siempre me he sentido así. Es una cuestión de actitud.

¿Cómo vives la competencia con 'Socialité'(Telecinco)?

En televisión tienes que mirar lo que hace el de al lado, es algo inevitable, y si es de la misma temática, más. Pero cada uno tiene su audiencia.

En su momento se te quiso enemistar con María Patiño.

Eso es una tontería. Hay sitio para todos. Ella y yo nos conocemos, tenemos amigos en común, incluso, pero poco más.

En 'De todo corazón' se habla del corazón, claro está. ¿Te interesa este mundo?

Como a todos. Y cuando apareces en la pequeña pantalla, te vas colando en la vida de la gente y es normal que quieran saber de ti: cómo ha sido tu vida, qué es lo que te gusta… El corazón lleva muchos años y se puede hacer de manera bonita, sin herir a nadie.

"Mi corazón está bien"

¿Cómo está tu corazón? (acaba de romper con el modelo alicantino Nahuel Casares, de 27 años).

Pues mi corazón está bien, feliz. Soy una persona muy optimista y tengo lo más importante de mi vida, que es una hija fantástica, lo mejor que he hecho y haré en mi vida. Criarla y disfrutar de ella es lo que más me gusta hacer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además de la niña (fruto de su matrimonio con el cirujano plástico italiano Marco Vricella), ¿a qué dedicas el tiempo libre?

Como más disfruto es ocupándome de mi hija. Los niños crecen rápido y yo quiero aprovechar el tiempo con ella. Llegará un día en el que sea mayor y no se apoyará tanto en mí. Y mi responsabilidad, además de criarla, es que sea una adulta feliz y equilibrada.

Como muchas mujeres en tu situación, crías sola a una niña.

Sí, y en mi caso, al no tener a mi familia cerca, no tengo ese apoyo. Pero Laura (7) y yo tenemos la vida bien organizada… Y por suerte, tengo un trabajo con el que puedo conciliar.

Tus mascotas son parte de tu familia, ¿no?

Sí, tengo tres perros y he dejado dicho que cuando me pase algo y me incineren, mis cenizas estén con las de una perra que estuvo 16 años conmigo, y que murió hace tres.

¿Te has quedado con ganas de más niños?

Hace muchos años, entre mis planes estaba tener más hijos, pero mira… Hay que improvisar, y yo tengo una hija fantástica.

Eres joven, tienes 40 años.

Volver a ser madre no entra en mis planes. En cualquier caso, me quedan muchos años por vivir, tengo muchas cosas que hacer.

"No cambiaría nada de mi vida"

¿Cumplir 40 fue traumático?

No; de hecho, cuantos más cumplo, más satisfecha conmigo misma me siento. Con los años me voy queriendo más, con mis virtudes y mis defectos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando echas la vista atrás...

Pienso cómo ha evolucionado todo, que no tomaría determinadas decisiones… Al final me siento satisfecha con lo que he vivido.

¿Borrarías algo? Novios, algunos trabajos…

No cambiaría nada. He cometido errores, como todo el mundo, pero son errores que me perdono, que entiendo y de los que he aprendido.

¿Ese chute de positivismo tiene que ver con haber superado un tumor de adolescente?

Yo he pasado por momentos muy buenos y muy malos, y soy de la opinión de que no hay que recrearse en estos últimos.

La enfermedad te obligó a dejar la danza. ¿Qué otras pasiones quedan en Sonia Ferrer?

Cuando quiero algo, paso a la acción. Y cuando tengo un trabajo intento dar lo mejor de mí misma, pongo toda mi energía.

Sí, porque además del trabajo en Telemadrid, colaboras con otro programa de TVE.

Sí, y es completamente distinto, porque en “Amigas y conocidas” estoy de colaboradora. Es un orgullo estar ahí, en esa mesa en la que me mido con gente a la que respeto tanto.

Acabas de enseñarme una foto de la última comida que Inés Ballester, Cristina Almeida y tú celebrasteis con Paloma Gómez Borrero. Y fue aquí, en el restaurante Mama Campo.

Sí, nos queda el recuerdo de que se marchó feliz, bailando. Escuchando a estas mujeres aprendes muchísimo.

Serán ya más que amigas.

Es inevitable: nos hemos cogido cariño, nos queremos, y todas son excelentes personas. Y aunque somos muy distintas, intercambiamos opiniones con educación y respeto.

Para cerrar esta charla, ¿cómo ves tu futuro?

Yo siempre lo veo bien.

Textos: Belén Alonso. Fotos: Fernando Roi. Ayudante de foto:
Publicidad - Sigue leyendo debajo