El duro testimonio de Andrés Aberasturi sobre la enfermedad de su hijo

El periodista se sentaba en el 'Chester' para hablar de sus últimos libros, que relatan la dura vida de su hijo Cris, que sufre parálisis cerebral. Con un testimonio contundente, asegura que la vida no es más que una "estafa".

"La vida no es objetivamente hermosa, es una estafa", así comenzaba Andrés Aberasturi su testimonio frente a Risto Mejide el pasado domingo en el 'Chester'. El periodista presentaba 'El libro de las despedidas', un libro que sigue a '¿Cómo explicarte el mundo, Cris?', una publicación que relata la dura vida de su hijo, que sufre parálisis cerebral. Y sobre esto habló íntimamente con Risto, convirtiendo su entrevista en un duro relato sobre la vida y la enfermedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la hora de hablar de su hijo, Andrés lo tiene claro; "Cris es el amor", sin embargo, confiesa que no está agradecido con la vida por darle a Cris; "¿Cómo voy a estar agradecido por tener un hijo con parálisis cerebral? Estoy absolutamente cabreado, es intolerable", asegura. Se siente, incluso, mal por no saber qué siente su hijo; "Que él tenga frío y yo no lo haya sabido, sed y no le haya dado agua...".

"He aprendido a costa de su dolor, eso es un disparate, no quisiera haber aprendido nada", asegura. "Cris no vive la vida como nosotros, vive una estafa", añade, "si volviera atrás, no repetiría todo esto", confiesa cuando Risto le pregunta si lo volvería a tener... "Siempre va a estar atado a su destino, un destino que no ha elegido y del que yo me siento responsable, porque yo le traje al mundo", dice Aberasturi.

"No tengo la seguridad de si me ama, pero vivo como si lo hiciera", confiesa, y tiene muy claro que le encantaría cambiarse por él.

Pero si algo trae la preocupación a la vida de Aberasturi es el futuro; "¿Qué va a ser de él cuando yo falte?", pero no solo eso; "Hay un momento en que te preguntas qué va a ser de mí si me falta Cris".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Cuando yo me muera, Cris va a estar ajeno al duelo. Él va a dormir igual, va a ser igual, no le va a faltar nada. Pero si Cris muriese, cómo llenar ese vacío, ese silencio...". Y para acabar el duro testimonio del escritor, Risto le formulaba la más bonita de las preguntas; qué le diría a su hijo si supiese, con certeza, que Cris le estaba escuchando y entendiendo. "Te queremos mucho", confesaba Andrés, dejando a todos los espectadores visiblemente emocionados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo