Mario Vargas Llosa se reúne con su familia por una buena causa

El Premio Nobel viajó hasta Boston para asistir a la graduación de su nieta Ariadna. Allí, sin la alargada sombra de su pareja, Isabel Preysler, se reencontró con su exmujer, Patricia Llosa, y sus hijos Gonzalo y Morgana

Mario Vargas Llosa
Getty Images

Mario Vargas Llosa se ha reconciliado con su familia. El pasado 20 de mayo, su nieta Ariadna, hija de su hijo Gonzalo, se graduada en Artes y Ciencias en la Universidad de Suffolk, en Boston, Estados Unidos. Hasta allí, viajó el Premio Nobel para arropar a su nieta y, en la ceremonia, se reencontró con su exmujer, Patricia Llosa, y sus hijos Gonzalo y Morgana, quienes, tras el divorcio de sus padres y tras la nueva relación de éste con Isabel Preysler, se posicionaron del lado de su progenitora. Gracias a las imágenes que Morgana colgó en su cuenta de Instagram, hemos podido ser testigos de la reconciliación familiar y de la alegría de la familia Vargas Llosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Mi niña linda, bienvenida al mundo de la chamba 😜👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼 #graduación🎓 #ahijada #CumLaude #felicitaciones" escribió Morgana al lado de la foto de familia en la que se podía ver a la recién licenciada junto a sus abuelos, tíos y primos.

Morgana subió más fotos de la fiesta y, en ellas, se puede ver a Mario y Patricia junto a sus hijos y nietas, aunque nunca aparecen juntos; al Premio Nobel abrazando a su nieta Ariadna o a Gonzalo presumiendo de recién graduada. Es la primera vez que vemos a Mario y Patricia en paz y armonía después de su polémico divorcio. La pareja se divorció en mayo de 2016 aunque, un año antes se habían separado tras la irrupción en la vida del escritor de Isabel Preysler.

Ángulos 3
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De la que no hubo ni rastro en Boston fue de Isabel Preysler. Al parecer, la madre de Enrique Iglesias podría haber permanecido en Miami mientras Mario viajaba a Boston. El 12 de mayo, el Premio Nobel e Isabel acudieron en Miami a un concierto de Julio José Iglesias e Isabel podría haber permanecido en la ciudad de Florida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo