María José Campanario se recupera en casa

Los médicos han conseguido controlar los fuertes dolores que padece la mujer de Jesulín de Ubrique. La odontóloga seguirá con un tratamiento en su casa.

La mujer de Jesulín de Ubrique ya se recupera en casa del último brote de fibromialgia, que sufrió el pasado 27 de mayo. La odontóloga ha recibido el alta hospitalaria tras dos días ingresada. María José llegaba de urgencias al hospital NISA de Sevilla en la madrugada del 27 de mayo –día de su 39 cumpleaños– y lo hacía acompañada por su marido, para recibir un tratamiento con el que paliar los fuertes dolores que le causa su enfermedad y que no la dejaban dormir. Se trata de la novena vez que ingresa por un achaque derivado de esta enfermedad crónica desde noviembre de 2015.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una vez estabilizada, en menos de 48 horas, y con el tratamiento correcto, María José, que no pasa por su mejor momento, ha podido regresar a casa, donde seguirá con la medicación que le han puesto los médicos.

Según contó el periodista Jesús Manuel en 'Sálvame', "la recuperación está siendo mucho más lenta lo que se esperaba en un primer momento. Decían que el alta médica llegaría en febrero, pero será más lento, pues aún tienen que controlar la medicación". Los dolores que sufren las personas que padecen fibromialgia suelen atacar al estado de ánimo, de ahí que para controlarlos no sea raro que les pongan un tratamiento antidepresivo.

El pasado verano, María José Campanario ingresó en la clínica psiquiátrica 'El seranil' y ella misma desveló que estaba "recibiendo un tratamiento antidepresivo" y el motivo. "No actúa como tal... lo que hace es pasen del cerebro unas sustancias necesarias, que nosotras las tenemos más bajas que son la serotonina (sustancia que está presente en las neuronas y realiza funciones de neurotransmisor) y la noradrenalina. Y un antiepiléptico que hace silenciar las segundas neuronas que son las que van de los órganos al cerebro que son las que están un poco trastocadas", confesaba.

María José Campanario, en julio de 2017, entrando en la clínica El Seranil.
Publicidad - Sigue leyendo debajo