José Corbacho: "Mi mujer me dio el empujón final para participar en TCMS"

El actor está dispuesto a ganarse al público de la próxima edición de 'Tu cara me suena'.

image
María José Rasero

Su objetivo es jugar y hacernos reír, pero también luchará por conseguir un doce del jurado, para lo que tomará clases de canto con una profesora durante todo el verano. José Corbacho no se perdió la oportunidad de descubrir la experiencia cervecera 'San Miquel Tap Station' en el nuevo local Casa Rafols de Barcelona. Tras disfrutar de una cata de la variedad de cervezas de barril inspirada en el estilo cervecero de distintas ciudades del mundo, Corbacho nos habló de su futura participación en 'TCMS'. El actor, al que ya había invitado a participar en diversas ocasiones, ha querido esperar el momento adecuado para entregarse al cien por al concurso.

¿Qué esperas de tu paso por TCMS?

Está por ver. Había habido muchos intentos de que fuera y finalmente he aceptado. No ha sido por dinero, llega un momento de que haces las cosas porque te apetece, las cosas que te gustan. Tengo una relación de hace muchos años con Tinet Rovira, él me iba llamando edición tras edición, pero a mí me daba mucho respeto el formato porque sé que es un formato que exige trabajo y dedicación, hay que cúrraselo y al final por H o por B siempre tenía alguna movida, teatro o algún programa. Y al final, miré al horizonte y me tiré de cabeza en TCM y no haré nada más. Haré algo de teatro en Barcelona, pero nada más.

María José Rasero

¿Qué es lo que te gusta del programa?

Es un formato muy divertido y quiero recuperar ese espíritu gamberro que tanto Silvia Abril como Yolanda Ramos dieron. Quiero ir a TCMS a que la gente se ría. Luego es verdad es que les digo que cojan cantantes buenos como Carlos Baute, Soraya… Hay un casting muy potente como Brice y Anabel Alonso. Los cinco participantes que se conocen son lo más. Con Brice tengo una historia de amor interrumpida porque Los Javis me ofrecieron ser el ex marido de Paquita Salas y no pude hacerlo por una movida de agenda, pero creo que acabó funcionando mucho mejor Andrés Pajares. No lo hubiera podido igualar.

Andrés ha resurgido con este papel.

A los cómicos les pasas como a los roqueros. Los viejos cómicos nunca mueren. Andrés Pajares es uno de los ejemplos. Ha bajado y ha subido, pero esta es una profesión de largo recorrido. A él, a Fernando Esteso, yo los había admirado de pequeño. A veces, la gente mal critica esas películas y yo era muy fan de la factoría Ozores, Pajares y Esteso. Que se lo pregunten a Axel Rose que vuelve a llenar estadios de futbol.

¿Con qué compañero te hace más ilusión concursar?

Tengo la manía de llevarme muy bien con mis compañeros de curro. En la última edición de MasterChef Celebrity conseguimos hacer una piña muy chula y a todos mis compañeros les mando mensajes. Ya le he mandado a Soraya, que además es extremeña como mi padre, Carlos Baute lo redescubrí en MasterChef Celebrity y luego con él, me estuve riendo muchísimo. Tiene mucho sentido del humor. Lo que se quiere es conocer a la persona que está detrás del personaje. También me gusta Brice, de una nueva generación, me encanta estar con generaciones nuevas porque aprendes muchísimas cosas. Anabel Alonso para mí es una de las grandes cómicas de nuestro país. Estoy muy contento con estos cinco y esperando a ver quién más hay para hacer esa piña que tanto me gusta. Al final TCMS no es solo las actuaciones, sino esa piña que se establece entre los concursantes.

María José Rasero

¿Alguna actuación que le pidas al pulsador?

Espero que el azar este a mi favor. Me voy a preparar. Estoy haciendo clases de canto porque me apetece hacerlo bien. Llevo un mes probando con una profe maravillosa y unas canciones grabadas para practicar todo el verano que me ha preparado esta chica.

¿Y bailar?

El ritmo lo llevo en el cuerpo. Soy rumbero.

Sabes que todos van a pasarlo bien y llega un momento que la gente se lo toma en serio y rivaliza y se pican.

Sí, sí. No es falso, se pican, se pican. Y yo soy de picarme, bueno, si me buscan. Hay un trabajo y por eso yo no quería compaginarlo con otra cosa. Además, tengo un problema con la música, cuando me aprendo una canción sueño con ella y no me la puedo quitar de la cabeza. Si me dicen, prepárate algo de Camilo Sesto o El Puma, me quedo rallado. Algún doce me gustaría rascar.

¿Tú hijo está encantado o aterrorizado de que vayas?

Le da vergüenza. Piensa que ya le da vergüenza de por sí, imagínate con 14 años. Ya le voy avisando. Me dice que vale, pero cuando le digo que algunos días me tocará hacer según qué tipo de cantante, alucina, no quiere saber nada. Por suerte, ya me ha visto hacer tantas cosas que se le está haciendo callo, aunque no lo lleva nada bien.

¿Él no tiene madera de arista?

No, no. Y no quiere, además. Con tanto talent Show lo que le mundo necesita es un cirujano o algo así.

María José Rasero

¿Y tú mujer?

Ella ha sido una de las principales artífices de que concurse. Me ha pedido por favor que vaya a TCMS. El principal motivo era que TCMS se grava en Barcelona porque con MasterChef no dormía en casa y me decía, te has ido tres meses a Madrid… Y tiene razón. Para mí, es un lujo porque vivo aquí. Además, me insistía porque me decía que me lo iba a pasar muye bien. Ella me ha dado el empujoncito final para hacerlo. Si no te apoya la familia, mal vamos.

Por cierto, ¿Eres cervecero?

Sí, me gusta mucho la cerveza, la verdad. No lo hago por compromiso. En este caso se mezcla el trabajo con el placer, aunque si alguien me invita a una cata de vinos o wiskis también. Siempre he sido muy cervecero, de hecho, me río mucho con mi hermana mayor cuando hablamos de los niños de hoy en día y de cómo protegemos a las nuevas generaciones. Ella y yo siempre recordamos a nuestros padres dándonos cerveza cuando éramos niños. Siempre lo cometamos entre risas que nuestra primera caña fue con siete añitos. Es que, entre una bebida de cola y una caña, creo que es mejor una caña. Cuando los mayores se iban a hacer el vermut, nosotros tomábamos cerveza. Además, la cerveza siempre me ha parecido una bebida muy democrática. No tiene el postureo que tienen otras cervezas como el vino o los gin-tonics. Aunque es cierto que hoy nos han hecho un maridaje con platos muy interesantes, pero esperemos que el postureo no llegue a la cerveza.

María José Rasero

Tú tienes un hijo de 14 años.

Sí, y espero que su primera caña no fuese a los 7. Por suerte, no le gusta mucho la bebida que creo que uno hay que tomarla cuando uno es adulto, pero es verdad que me hace gracias comparar las generaciones. También antes, subías a un avión y había ceniceros de cuando la gente fumaba.

No gastas barriga cervecera, ¿te cuidas?

Me cuido y también por una cuestión de salud. He sido una persona de salud delicada. En mi infancia y juventud he tenido que cuidarme y he llegado a la conclusión de que todo lo que sean excesos y abusos no son buenos. Soy muy defensor de comer de todo y no hacer dietas, ni de decirle a la gente lo que tiene o no tiene que tomar, pero todo en su justa medida.

Disfrutas de la vida, pero controlando.

Creo que es muy importante y eso es proporcional en la medida que te vas haciendo mayor porque tu cuerpo no es el mismo. Otro tema recurrente en la gente de mi generación es lo que tardamos en recuperarnos de una cena, una salida o una resaca. Estamos hablando de necesitar tres días para recuperarnos cuando en otras ocasiones de nuestra vida hemos ido a trabajar después de una juerga. Oye, no era la mejor manera, pero aguantabas. Ahora me corro una juerga y hasta lo agendo, y pongo dos equis en los días siguientes para no comprometerme con nadie.

¿Cómo llevas el paso del tiempo?

La alternativa no es buena. Además, llega un punto que ya te cansas de repetir según qué cosas. Ya sabes lo que es y acabas valorando otras cosas, las buenas cosas de la vida, que es una buena compañía y gente con la que compartir las cosas. Al final acabas valorando los compañeros de viaje, no tanto lo que haces sino con quien lo haces.

Este año Buenafuente y su mujer Silvia Abril presentarán la Gala de los Goya. ¿Te hace especial ilusión?

Él ha hecho dos de las mejores galas que se han hecho, pero me encanta que una mujer esté al frente y espero que la que mande sea Silvia y Andreu le haga de ayuda de cámara. Me encantaría que la protagonista fuera Silvia. Los dos lo van a hacer perfectamente, saben de qué va el negocio. Es una buena elección.

Publicidad - Sigue leyendo debajo