David Bustamante y Yana Olina a lo '50 sombras de Grey' en 'Bailando con las estrellas'

El cantante y la bailarina nos están dejando momentos para el recuerdo durante su participación en 'Bailando con las estrellas'. Su último baile, con el que conseguían pasar a la final, subió al temperatura del plató del concurso. Una coreografía que la pareja ha ensayado en la tierra de Bustamante, San Vicente de la Barquera.

David Bustamante y Yana Olina se marcan una coreografía muy sensual en 'Bailando con las estrellas'
Foto: Jordi Bardajil.

David Bustamante y Yana Olina han subido la temperatura de 'Bailando de las estrellas' (La 1) con la coreografía más sensual del concurso. El cantante y la bailarina se convertían una semana más en los grandes protagonistas del programa presentado por Roberto Leal. En esta ocasión, la pareja derrochó sensualidad al ritmo de 'Crazy in love', banda sonora de la película '50 sombras de Grey'. Se trataba de la segunda coreo de la noche, pero al terminar la primera, Bustamante daba unas pistas de lo que se avecinaba: "Vamos a meter fuego al plató", anunciaba antes de seguir ensayando con Yana. Después de ver los movimientos delicados y abrazos de la pareja, el cantante declaraba que había sido "mucho más que moverse. Es una coreografía maravillosa. Una pena no poder repetirla otra vez".

Foto: Jordi Bardajil.

El jurado reconoció el trabajo de la pareja. "Me ha encantado porque os habéis compenetrado muy bien. Ha sido un baile con mucha sensualidad y sexualidad. Me siento orgulloso del trabajo", comentaba Joaquín Cortés.

Foto: Jordi Bardajil.

Isabel añadía: "Estabais tan sumidos en vuestra actuación que nos habías transportado a todos. Hemos entendido muy bien la historia (risas). Lo habéis hecho de una manera delicada y sensual, me he sentido cómoda viéndolo y eso es importante".

Foto: Jordi Bardajil.

Moira destacó el detalle de que bailasen descalzos. "Bailar descalzo es como sentir la tierra que produce diferentes sensaciones. Elegante energía", sentenciaba.

Pero claro este baile tan sensual no podía nacer ni ensayarse en otro sitio que San Vicente de la Barquera, tierra del cantante. David Bustamante comentó que su ciudad es "muy de contemporáneo –estilo de baile que acaban de interpretar–. He olvidado que estaba en el programa y he estado flotando".

El cantante estaba encantado de poder llevar a su pareja de baile a su 'terreno'. "Me ha gustado llevarla a San Vicente de la Barquera para desconectar un poco. Además, yo practico padel surf y voy a enseñarla. Por fin soy el profesor y no el alumno".

Foto: Jordi Bardajil.

"El tema del equilibro me ha costado, pero poco a poco he conseguido mantenerme. Después de este deporte vamos a conocer el pueblo", explicaba a Yana a la que el padel surf se le resistía un poco.

Foto: La 1.

"Vamos a ir a un lugar muy especial (el auditorio que lleva su nombre)", dijo David y a las puertas del sitio se marcaron un baile.

Foto: Jordi Bardajil.

Bustamante volvió a sacar su lado romántico con Yana. "Y como para mí, es la reina del programa, la he traído al castillo", afirmó. "Aquí en estas calles es donde siempre soñaba bailar alguna día con la mejor bailarina del mundo".

Foto: La 1.

"Tenía muchas unas de que vinieras aquí porque aquí todo el cansancio se te quita. ¡Vamos a por todas!", exclamaba el cantante antes de chocar las palmas con su pareja.

Foto: La 1.

Pero la semifinal de 'Bailando con las estrellas' también regaló a los espectadores otros momentazos, como el look de Manu Sánchez, que pasó del frac a bailar en calzoncillos. Le tocó bailar una coreo de estilo urbano con tacones y en ropa interior. "La idea era un hombre bailando en tacones, no hay que darle más vueltas. Estamos en 2018, las etiquetas no tienen ningún sentido y nos apetecía mucho hacer esto", sentenciaba el humorista.

Foto: Jordi Bardajil.

La parte negativa de la noche le tocó a Amelia Bono. La concursante lo dio todo pero se quedó a las puertas de la final. Eso sí, antes de despedirse recibió el cariño de todos sus compañeros y se despidió bailando junto a sus compañeros.

Foto: Jordi Bardajil.
Publicidad - Sigue leyendo debajo