Mónica Cruz accede a pagar 4.000 euros a su exempleada

La hermana de Penélope Cruz, la también actriz Mónica Cruz, llega a un acuerdo con su exempleada del hogar después de que esta la denunciara el pasado mes de marzo por haber estado trabajando para ella sin estar dada de alta en la Seguridad Social.

La actriz Mónica Cruz llega a un acuerdo con su exempleada de hogar.
Gtres

El pasado mes de marzo saltó la noticia de que Mónica Cruz, actriz y hermana de Penélope Cruz, había sido denunciada por la que durante algún tiempo fue su empleada del hogar. Yajaira Paola Cruz, que así se llama la denunciante, aseguraba haber estado trabajando para ella como niñera sin ser dada de alta en la Seguridad Social. Según su testimonio, tardó varios meses en poner fin a su situación irregular, después de que ella misma tuviera que informarse de sus derechos laborales. De hecho, cuando acudió a la hermana de Penélope para pedirle explicaciones, esta presuntamente le contestó de la peor manera posible: “Eres una desagradecida, con todo lo que he hecho por ti, eres cortita, no te entra en la cabeza”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pese a que Mónica Cruz negara los hechos y recordara que fue ella misma la que tramitó el permiso de residencia de la afectada, de origen colombiano, dándole enseguida de alta en la Seguridad Social cuando entró a trabajar en su casa, ahora la revista Lecturas publica que la guerra judicial ha llegado a su fin después de que las partes hayan llegado a un acuerdo. Según se informa, la actriz habría querido evitar el escándalo de acudir a los juzgados y estaría dispuesta a pagarle 4.000 euros a su exempleada, 3.000 euros menos de lo que esta solicitaba en concepto de daños y violación de sus derechos laborales.

Gtres

Durante su mediática disputa, en lo único en lo que se ponían de acuerdo las dos mujeres era en cómo llegó Yajaira a España desde Colombia, su país de residencia: mediante una carta de invitación formal, para, más tarde, en el mes de abril, ser contratada como empleada de hogar después de haber pedido (y obtenido 3 meses después) el permiso de residencia, un papel que le gestionó Mónica de principio a fin y que sin él el contrato no podía entrar en vigor.

Además, Mónica recordó a través de un comunicado que fue ella misma la que pagó de su bolsillo un viaje a Yajaira a finales de año para que pudiera irse unos días de visita a su país de origen. Por su parte, la exempleada afirmaba haber tenido que hacer labores que no le correspondían durante maratonianas jornadas en las que no le permitían descansar. El escándalo también salpicó a Penélope Cruz, ya que Yajaira sostenía que la oscarizada actriz era conocedora de la situación en la que se encontraba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo