Rocío Crusset enseña su apartamento de más de 4000 euros en Nueva York

La hija de Carlos Herrera y Mariló Montero ha abierto las puertas de su casa neoyorkina a 'Viajeros Cuatro', y hemos podido ver cómo es su vida en la Gran Manzana.

image
GJB

A sus 24 años, Rocío Crusset se está convirtiendo en uno de los rostros imprescindibles del mundo de la moda. Aunque el camino es difícil y ella misma lo está comprobando... A los 17 años se instaló en Estados Unidos, y desde entonces recorre la Gran Manzana con su 'book' en la mano para hacerse con la oportunidad de su vida. De lo que no cabe duda es de que la hija de Carlos Herrera y Mariló Montero lo tiene todo para triunfar, y ahora ha querido enseñar cómo es su vida neoyorkina. Ha sido en el programa 'Viajeros Cuatro' donde Rocío ha querido enseñar el apartamento en el que vive, cómo se cuida, y hasta cómo consigue trabajo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Vive en un coqueto apartamento en Chelsea, uno de sus barrios preferidos de Manhattan, que a penas consta de dos habitaciones, un pequeño salón, una cocinita y el baño. Un hogar de lo más acogedor por el que paga más de 4.000 euros mensuales de alquiler, y es que como afirma la sevillana; "Los alquileres son carísimos".

Hasta ha presentado a Marta, su "compi de trabajo, de piso...ya sentimental y todo", confiesa mientras abraza a su amiga. Ambas trabajan como modelo y han confesado su rutina para mantenerse en forma. Aunque aseguran no mantienen una "dieta estricta", pues consideran tener una "buena genética", confiesan que "comemos lo que nos apetece, aunque vamos mucho al gimnasio".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y para conseguir trabajos nada mejor que moverse por la ciudad, 'book' en mano, y dejarlo en cada agencia que se crucen, a quienes dejan una especie de tarjeta tamaño A4 con dos fotografías, medidas, y contacto. ¡Y a esperar!

Rocío está más que acostumbrada a su vida en Nueva York, tanto que hasta ha confesado que pide a sus padres que no vayan a visitarla; "Les pido que no vengan porque cuando se van me quedo fatal, lloro muchísimo, me cuesta reponerme", confiesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo