El último cambio de look de Kiko Rivera

El hijo de Isabel Pantoja no ha dudado en bromear sobre su aspecto tras decidir llevar bigote. Después de las bromas e incapaz de reconocerse con su nuevo 'look', el DJ ha optado por afeitarse.

El hijo de Isabel Pantoja ha demostrado que a la hora de criticar su aspecto físico nadie tiene más sentido del humor que él. Y prueba de ello ha sido su divertida reacción al mirarse al espejo. Kiko Rivera ha confesado que su imagen le ha provocado un susto que le ha llevado a modificar su imagen de manera radical. La razón de que a Rivera no le gustase lo que veía en el espejo era su bigote. "Me he tenido que quitar el bigote. Cuando me he levantado y me he mirado al espejo yo mismo me he asustado, porque no me acordaba que me lo había dejado.", ha reconocido con mucho sentido del humor.

Todo comenzó hace unos días, cuando Kiko decidió cambiar de imagen y optó por afeitarse la barba, dejándose el bigote. Indeciso sobre el acierto de su cambio de aspecto, Kiko se dirigió a susseguidores. "¿Qué os parece? Sé que parezco Cantinflas, pero, ¿qué hago? ¿Me lo dejo o no? Rollazo bigotazo", preguntaba a sus fans, que no han dudado en contestarle.

Entre quienes le decían que parecía un "narco" y quienes le apoyaban con su nuevo estilismo, sus fans no parecían aclararse sobre si Kiko está más o menos favorecido con bello facial.


El bigote no es el único cambio de Kiko Rivera, que este verano ha presumido de peso tras haber conseguido adelgazar gracias a una operaciónde reducción de estómago.

No cabe duda de que Kiko vive sin complejos y sabe reírse de él mismo. Y prueba de ello es cómo decidió bromear sobre su problema de calvicie, afirmando que aunque cueste creerlo él no siempre fue calvo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo