Anita Matamoros recibe el alta y da sus primeras declaraciones

La hija de Kiko Matamoros y Makoke ha compartido con todos sus seguidores las imágenes previas y posteriores a la operación con la que dice adiós a los complejos.

Anita Matamoros alta hospital operacion pecho
GDG

Anita tiene sus complejos y algunas cosas que le gustaría cambiar por lo que tomó una decisión radical: pasar por quirófano. Y lo ha hecho antes de poner rumbo a Milán, donde va a estudiar Comunicación y moda. Fue ella quien dio la exclusiva en su cuenta de Instagram, en la sección de stories, comenzando así: "No sé si voy a recibir muchas críticas o no". Nerviosa y sin dejar de tocarse el pelo, ha soltado el bombazo: "Mañana me voy a operar del pecho", explicaba el pasado lunes. Pero para luego matizar: "No me voy a poner, me voy a quitar y colocar". Anita quiso dar las explicaciones a sus seguidores para que entendieran esta decisión, que ha meditado, según contaba, bastante. "Me dijeron que hasta los 21 no lo podía hacer", ha dicho; sin embargo los médicos le han dado el 'Ok' y ha optado por hacerlo este mismo martes "porque así ya me lo quito de encima".

La hija de Kiko Matamoros y Makoke tenía un gran complejo con el tamaño de su pecho, y por eso ha querido reducirse y colocarlo. "No me gusta tener tanto pecho, porque al final es incómodo y, estudiando y tal, me duele mucho la espalda", explicaba.

Instagram

La influencer ha compartido el proceso con sus seguidores en redes sociales, además de grabarlo todo para Youtube. El momento más duro para Anita fue el previo a la operación, pues tenía prohibido comer o beber, algo que no llevó bien, especialmente cuando le comunicaron que todo se alargaba. "Se ha retrasado la operación, y llevo un día sin comer ni beber porque tengo que estar en ayunas y no puedo más", afirmaba con resignación. Con más entusiasmo agradecía a todos el amor mostrado. "Gracias a todos por vuestro apoyo, sois lo más", comentaba.

Arropada por su familia

Finalmente, y tras ver cumplido su suño de reducir el pecho, Ana aparecía en sus redes sociales, feliz, vendada y contenta: "Está todo fenomenal", decía con una sonrisa Ana. Además, nada más salir de la clínica, la joven ha atendido a la prensa asegurando que "todo ha salido super bien". Sonriendo y feliz, la hija de Makoke y Kiko se ha marchado a su casa con su madre y su hermano mientras daba las gracias a los reporteros por la preocupación.

GDG

La familia de Anita, por su parte, se ha mostrado unida y dispuesta a darle todo el apoyo a la 'influencer'. Y prueba de ello es que Anita acudió a la clínica acompañada de su madre, Makoke, quien está feliz por su hija. "Apoyo a mi hija en su operación, que durará una hora y media", declaró Makoke a su llegada.

Quienes tampoco han faltado han sido Javier Tudela y Kiko Matamoros. "Está bien, contenta, adormilada y todo ha salido bien", informaba su hermano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo