Juan Miguel y Karina juntos (pero no revueltos) en la boda de su hija Rocío

El exconcursante de 'Supervivientes' y su ex mujer se pusieron de 'tiros largos' para ejercer de padrino en la boda de su hija Rocío con Vicente Capdevilla. Lo que prometía ser un día feliz para el matrimonio, se torció, dicen, por culpa de una discusión entre sus padres. Nosotros hemos hablado con los protagonistas y nos cuentan toda la verdad.

No hay dos sin tres y a las bodas de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo y la de María Vega-Penichet y Fernando Ramos, hay que sumar otro "Sí, quiero". El de Rocío Lledó Martínez Llaudes, hija del peluquero y ex superviviente Juan Miguel y de la cantante Karina y Vicente Capdevila. La ceremonia, a la que han asistido unos 300 invitados, tuvo lugar en en las Termas Marinas El Palasiet de Benicàssim. Y lo más comentado del evento no fue el precioso vestido de la novia, de encaje, con escote de pico y espalda descubierta, con cuerpo ceñido y volumen en la falda, sino el traje elegido por el padrino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Raúl Tena

Ella quería una boda de cuento e hizo todo lo posible porque así fuera, pero lo cierto es que Rocío, la hija de Juan Miguel y Karina, se llevó un disgusto, según apuntan algunos de los invitados. ¿Los culpables? Sus padres y la mala relación que mantienen desde que Karina aprovechó la participación de Juan Miguel en 'Supervivientes' para acusarle de malos tratos. Desde entonces no se han dirigido la palabra, y en el enlace de su hija Rocío, aunque disimularon lo máximo que pudieron, parece que al final saltaron chispas

Raúl Tena

"Te juro que no sé de dónde ha salido esto. De verdad que ha sido una boda preciosa celebrada en Las Termas Marinas El Palasiet, en Benicássim. Sí es verdad que por parte de Juan Miguel fueron la mayoría de invitados y de mi familia sólo ocho, pero en esta ocasión no tengo nada que reprocharle, y a mi hija mucho menos. Fue una boda preciosa y le deseo toda la felicidad del mundo junto a Vicente, que es un chico estupendo", dice la cantante en conversación telefónica con DIEZ MINUTOS.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Raul Tena

Rocío también respalda esta versión. "Yo no noté raro nada entre ellos. Tienen una relación cordial. Se sentaron juntos e incluso repartieron los detalles que había comprado mi padre para los invitados", nos cuenta la novia.

Raúl Tena

Sea como fuere nos cuentan que la cantante "se sintió celosilla", una vez más, por la excelente relación que mantienen padre e hija y de ahí que en un momento dado de la boda el humor de la intérprete se torciera. Juan Miguel ha participado en todos los preparativos de la boda y Karina, al vivir en Madrid y no en Castellón como ellos, ha estado más al margen… "A ver, mi padre está en mi día a día porque vive aquí, en el pueblo, y si hay que ir a elegir las flores me puede acompañar, pero los dos han contribuido en la medida de sus posibilidades en lo que necesitaba para el enlace. De la misma manera que lo han hecho los padres de Vicente", nos explica Rocío.

Raúl Tena
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y matiza Karina: "Todo se ha preparado básicamente en verano y en esos meses yo he tenido mucho trabajo, pero yo he acompañado a mi hija a las pruebas del vestido y, además, le he regalado los zapatos, el ramo y he tenido un detalle económico. Lo único que quería es que mi hija estuviera feliz en su día y te juro que yo me sentí bien. Me han puesto de maléfica y es sólo para hacerme daño. Juan Miguel y yo somos muy mayores, sobre todo yo, para no saber guardar las formas y amargarle el enlace a Rocío. No viene a cuento esta guerra...".

No le gustó el color del traje de Juan Miguel

La ceremonia fue muy emotiva y Rocío estuvo al borde de la lágrima cuando su padre le leyó una emotiva carta deseándole lo mejor en su nueva vida de casada. Su hermana Azahara también le dedicó unas palabras, pero Karina no. Pero a la novia no le importó.

Raúl Tena

"No me importó que no dijera nada en la ceremonia porque yo le pedí que cantara y así lo hizo durante la celebración", confiesa Rocío. Y continúa Karina: "A mi hija le hacía mucha ilusión que yo le cantara y por supuesto que lo hice. Interpreté para ella 'Tu serás mi baby', 'Las flechas del amor' y también la 'Fiesta'. A la pregunta si entonces le gustó todo del enlace, la cantante dice riéndose: "La única pega que pondría es al traje de Juan Miguel, que no me gustó el color. No soy muy de morado…". Bueno, según algunos hubo algo más que no le gustó demasiado y que provocó sus celos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Raúl Tena

Juan Miguel escogió un traje con brillo en malva con detalles plata, que combinó con un alto sombrero de copa. Todo ello acompañado por la barba, perfectamente recortada para la ocasión y que lleva desde que salió de 'Supervivientes'. Pero no sólo él optó por este llamativo diseño. El hijo de la novia, Iker, de 8 años, también vestía como el padrino.

Sin duda Rocío estaba de lo más feliz, al igual que su padre, ya que era un día muy especial para ambos y que habían preparado con mucha ilusión. Horas antes de la boda, un confidente comentó al programa 'Socialité' que Karina ha puesto todo tipo de impedimentos a la boda de su hija. "Han tenido bastantes problemas porque Karina quería controlar en todo momento todo lo que se hacía, a pesar de no pagar nada de la boda de su hija. Ninguna alegría".

Según cuenta el mismo confidente es "Juan Miguel quien se ha hecho cargo de todos los gastos de la boda y la familia tiene miedo de que Karina aproveche sacar algún beneficio económico con la boda de su hija. Las intenciones de la cantante serían retorcidas".

Pero los rumores de Karina no son los únicos que han ensombrecido el enlace. Según la misma fuente, Juan Miguel había invitado a Laura Matamoros al enlace, por la relación que les une desde 'Supervivientes', pero al parecer Laura no ha contestado. Ni siquiera para decir que ni iba. Otros problemas son los que habría dado otra invitada, Lydia Lozano. A Karina no le habría gustado que fuese y ha intentado vetarla.

Raúl Tena
Publicidad - Sigue leyendo debajo