Olvido Hormigos abre las puertas de su casa en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'

La mediática exconcejala se convierte en la primera anfitriona de la nueva edición de 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition', abriendo las puertas de su casa en Los Yébenes a Raquel Revuelta, Olfo Bosé, Sofía Cristo y Rafi Camino. Además, Olvido no perdió la oportunidad de volver a arremeter contra su gran enemiga, Belén Esteban.

Olvido Hormigos abre las puertas de su casa en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'
Cuatro

Olvido Hormigos, la popular exconcejala que se ha convertido con el paso de los años en uno de los principales azotes de Belén Esteban por los platós de Telecinco, ha sido la encargada de inaugurar la nueva edición de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. Desde su casa en Los Yébenes (Toledo), Hormigos ha organizado una velada de cine cuyo menú de película se le ha atragantado a más de uno de sus comensales… Raquel Revuelta, Olfo Bosé, Sofía Cristo y Rafi Camino, sus compañeros de edición, tuvieron el honor de degustar ‘La vida es bella’ (un pastel de merluza con langostinos), ‘El bueno, el feo y el malo’ (codorniz al horno) y ‘Un tranvía llamado deseo’ (panna cotta de mango).

Cuatro

Todo aquel que pensara que, porque la cita fuera en un pequeño pueblo de Toledo, se iba a encontrar con una casita rural, estaba muy equivocado. Es el caso de Raquel Revuelta, quien no dudó en criticar la morada de la exconcejala. "Me parece fuera de contexto. Yo esperaba una casa de pueblo y esto es una de ciudad", indicó. Hay que reconocer que la fachada, como diría la ex Miss, sí que está en ‘contexto’ con el ambiente rural, pero una vez dentro nos encontramos con un sinfín de lujosas estancias decoradas con bastante opulencia.

Cuatro

Aparte del salón, en el que llama la atención una alfombra de imitación de piel de cebra, la exconcejala cuenta con un pequeño comedor independiente. Por su parte, la cocina es el sueño de cualquier aspirante a ‘chef’. Además de espaciosa y con una isla central, cuenta con electrodomésticos de última generación. Con respecto al resto de la casa, dividida en dos plantas, cabe destacar una estancia multiuso. Y es que tanto Rafi Camino como Olfo Bosé fliparon al ver que Olvido tiene una cinta de correr y un nutrido zapatero al descubierto en mitad de lo que parecía una sala de lectura.

Cuatro

Con lo que también alucinaron es con la cantidad de fotografías sexys (y no tan sexys) que la que fuera concursante de ‘GH VIP’ tiene repartidas por toda la casa. Los dos hombres de la velada alucinaron al ver a una Olvido embarazada emulando la mítica fotografía de Demi Moore.

Cuatro

Como era de esperar, Olvido también tuvo tiempo de volver arremeter contra Belén Esteban. "Belén Esteban es que… Yo es que lo he dicho tantas veces… Que me parece que podía ser un poquito más humilde y menos prepotente", señaló en su cena, acusándola de haberla vetado en la televisión: "Voy a Telecinco y si está ella no podemos coincidir ni en maquillaje ni en el pasillo… Me esconde". Además, aseguró que no le gustaría sentarse a compartir mesa con ninguno de los colaboradores de ‘Sálvame’.

Cuatro

Con respecto al menú, la anfitriona se encontró con unos invitados un tanto ‘tiquismiquis’. Y es que Olvido no entendió muy bien el descontento general al descubrir que les había intentado colar unas gambas ya cocidas por producto fresco y elaborado por ella misma… Además, hubo un problemilla con el plato principal, la codorniz al horno. Mientras que Sofía Cristo acabó comiéndoselo por no hacerle el feo a la anfitriona, aunque no le hacía mucha gracia eso de que la salsa llevara algo de alcohol, fue Raquel Revuelta la que montó el numerito y se negó a probar bocado. “Estoy viendo un cuerpo decapitado”, afirmó rotunda.

Cuatro

Con el fin de fiesta Olvido pretendía llamar la atención, y bien que lo hizo, pero no precisamente para bien… La enemiga de Belén ofreció a sus comensales una inclasificable performance en la que un amigo suyo disfrazado de conejita hacía movimientos extraños. “Desconcertante”, “inesperado”, “no lo he entendido”, fueron algunas de las opiniones de los comensales. Durante las votaciones, Rafi y Raquel le dieron un 7 mientras que Olfo y Sofía se quedaron un poco menos satisfechos y le dieron un 5 cada uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo