Mamen Mendizábal: "No me considero una estrella televisiva, solo soy periodista"

La presentadora de 'Más vale tarde' se sincera con Rosa Villacastín, a quien conoció cuando era una aprendiz de periodista. Han pasado casi 20 años y hoy aquella joven hoy es una reconocida periodista que triunfa en La Sexta.

Pertenece a esa generación de periodistas a quienes no se les pone nada por delante. Valiente y decidida, después de años de aprendizaje en la Cadena Ser, ha logrado hacerse un hueco importante en la pequeña pantalla, en las tardes de La Sexta, con un programa que presenta y dirige, 'Más vale tarde', y que maneja con mano de hierro y guante de seda.

Nacida en democracia, la libertad y la independencia forman parte de su DNI, lo que demuestra lo mucho que ha cambiado nuestro país en estos cuarenta años, no solo a nivel social o político, también en el mundo de los medios de comunicación.

Mamen Mendizábal y Rosa Villacastín, durante la entrevista.
Guillermo Jimenez

Mamen, cómo ha cambiado desde que la conocí en la Cadena Ser, convertida hoy en un referente de la televisión.

¡Es que han pasado 20 años, Rosa! Figúrate, me conociste con 23 recién cumplidos y voy a cumplir 43, pero sigo siendo muy joven, seguramente porque vengo de la 'escuela Gabilondo', donde aprendí mucho, tanto que después cada uno de los que trabajamos con él hemos desarrollado carreras no sé si con éxito pero sí con una dimensión pública importante.

¿Qué le enseñó Iñaki que no ha olvidado?

No he olvidado nada, ni de lo que me enseñó Iñaki ni de lo que aprendí con el equipo de 'Hoy por hoy', con periodistas de la talla de Isaías Lafuente, o de Elvira, su mujer, y de otros compañeros que tenían una forma de entender el periodismo con rigurosidad. Vivir el directo con intensidad es lo que hacemos en La Sexta, pero intentando no dejarnos llevar por la precipitación.

Complicado en los tiempos que corren.

Por supuesto, pero se trata de hacer periodismo de calidad, pese a la inmediatez del momento. Además, Iñaki me enseñó a creer en esta profesión, a trabajar durísimo y a emocionarme.

Valores que están muy presentes en la propia cadena.

Cuando empezamos en La Sexta todos nos decían que la política ya no interesaba a la gente, lo que se ha demostrado que no es cierto, porque si la política no les gusta a los españoles, ya me dirás qué les gusta, y para demostrarlo ahí están los datos de audiencia, así como el recorrido de la cadena desde que se empezó a emitir, que ha sido todo un éxito.

No se les puede negar que tienen un estilo propio.

Porque todos somos herederos de una escuela que viene de la radio y que hemos llevado a la televisión, dando a la televisión lo que requería para ponerla en marcha, aunque el ritmo es radiofónico totalmente.

Nunca imaginé a Ferreras delante de una cámara.

Yo le conozco desde que comencé a ejercer el periodismo y es cierto que no aparecía en pantalla, pero ahora sí. Ferreras es un dinamizador de equipos importante, un hombre que no te da un respiro y eso es lo que él hace en pantalla. Un periodista que quiere entrevistar a todo el mundo, muy valiente.

Capaz de despojarse del ego para echarse a la calle a pulsar la opinión de la gente.

Es lo más bonito del periodismo, porque cualquiera que desarrolle su carrera en un plató o en un estudio de radio, tiene un compromiso con los oyentes, o con los espectadores, pero también tiene un compromiso con la actualidad y con el periodismo.

Pocas estrellas dejan su trono para ponerse al nivel del ciudadano de a pie.

El error del periodismo actual es convertir a los presentadores en estrellas, e intentar que las presentadoras nos parezcamos a las actrices o a las modelos, a las que desfilan por la alfombra roja, con todo el respeto para todas ellas: nosotros no somos eso.

Mamen presenta ’Más vale tarde’ en La Sexta, "donde vivimos el periodismo con intensidad".
Guillermo Jimenez

Usted no se considera una estrella televisiva?

No, porque yo, como el resto de compañeros, soy periodista, y si tenemos dimensión pública es porque la televisión te pone ahí, pero nuestro trabajo se desarrolla en otros ámbitos.

Ningún medio da la popularidad que da la televisión.

¿Sabes dónde me percaté de eso? El primer día que presenté en TVE '59 segundos', con 28 años. Para mí fue mi primer choque de realidad por lo que suponía la dimensión pública de la televisión.

¿Le gusta presentar?

Sí, me gusta estar al frente de un equipo que trabaja con el directo y la actualidad y me gusta entrevistar...

Le acusan de ser muy contestona.

Ja, ja, intento redimirme... Hay errores que hemos cometido en periodismo y es permitir que te metan una mentira y no replicar con la verdad.

¿Los políticos mienten a sabiendas de que lo hacen?

Algunos llegan incluso con el argumentario y el discurso aprendido, por eso hay que manejar los datos reales para poderles replicar, que es lo que la sociedad demanda, que separes la verdad de la mentira.

¿El encontronazo con el abogado de La Manada, fue real?

Totalmente, porque más allá de intentar hacer un relato paralelo de la sentencia de La Manada, culpaba a los medios de comunicación y a mí, en concreto, de haber sacado a la gente a la calle, de haber provocado un escándalo social.

Se defendió con uñas y dientes.

Simplemente le dije que a la sociedad no la habíamos movilizado nosotros, estaba muy sensibilizada por la crueldad y la sinvergonzonería de esos chicos, que ya habían cometido idéntico delito en Pozoblanco.

¿Esta sentencia ha supuesto un punto de inflexión?

Ha coincidido con un año en el que la defensa y la movilización de las mujeres ha sido brutal. También porque el voto particular de un juez era muy difícil de digerir. A mí me ofendió profundamente y creo que a otras muchas mujeres también.

Mamen recibió en su casa una educación en igualdad: "Nunca vi comportamientos machistas en mi padre ni en mis hermanos".
Guillermo Jimenez

¿Falta preparación en la Justicia?

Falta preparación y sobre todo falta empatía con las víctimas porque todavía hay un machismo estructural muy grande, entre otras razones porque la Justicia se deja llevar por un Código Penal que nos resulta incomprensible.

Que las violaciones no cesen, ¿es culpa de la educación?

Resulta incomprensible el fenómeno de las violaciones grupales. También la utilización del móvil y las redes para mostrar comportamientos dolorosos, que se han multiplicado.

¿Le ve recorrido a movimientos como #MeToo?

Ha calado sí, sobre todo entre las más jóvenes, que ya no ven como normal cosas que las de mi generación o de la tuya sí veíamos, ahora son muy combativas.

¿Usted lo era en tu juventud?

En mi casa nos han educado en igualdad. Yo nunca he visto machismo en el comportamiento de mi padre o de mis hermanos. Yo he volado tan alto como he querido. Pero sí conozco mujeres que han dejado de trabajar al casarse o porque tenían hijos: eso forma parte de mi generación.

Los centros de poder siguen en manos de los hombres, ¿hasta cuándo?

No todos, ahora estamos empezando a conquistar parcelas de poder. En periodismo hay muchas mujeres dando la cara, en política también, ahí están Inés Arrimadas, Irene Montero, el propio gobierno socialista actual, integrado por mayoría de mujeres. Éste es un movimiento que es muy difícil de parar.

¿La sociedad va por delante de la política?

En muchos temas sí. La española ha pasado página y es la razón de que seamos poco receptivos a propuestas, superadas hace tiempo, como el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo.

¿Qué problemas le preocupan más?

Muchos, pero en concreto ideas que se van colando y que han conseguido un buen número de seguidores en Europa y en Estados Unidos con la llegada de Donald Trump. Esperemos que en España triunfe la derecha conciliadora, democrática y moderna y no la que propone Vox.

Tenía 2 años cuando se aprobó la Constitución. ¿Guarda algún recuerdo de la Transición?

Yo nací en democracia y eso hay que valorarlo mucho en un momento en el que tanto se habla de Franco. Yo recuerdo con total normalidad mi llegada a la Universidad, pero creo que es bueno que se abra el debate sobre los cambios que hay que hacer a la Constitución, porque en 40 años se han renovado muchas cosas.

"En la Justicia falta preparación y sobre todo falta empatía con las víctimas porque todavía hay un machismo estructural muy grande", confiesa la periodista.
Guillermo Jimenez

¿Qué diría a esos jóvenes con carreras, que están en el paro?

Que les han roto los sueños, porque en España hay una generación muy bien formada, debido a que el acceso a la educación ha sido muy bueno, pero desgraciadamente no están desarrollando todo lo que han aprendido. No puedes ser médico o periodista y ganar 800 euros.

¿España puede permitirse subir a 900 euros el SMI, sí o no?

Si no se lo puede permitir, mal va España. Para mí el primer reto en nuestra sociedad son sueldos dignos para que la gente pueda seguir generando sueños, ilusiones, proyectos de futuro.

¿Recuerda su primer sueldo?

Me acuerdo perfectamente: era becaria y me pagaron unas 50.000 pesetas. Con ese dinero empecé a pagarme los gastos porque todavía vivía en casa de mis padres.

¿No depender económicamente de nadie es lo que da la independencia?

Yo tuve una madre que me dijo que tenía que leer 'Una habitación propia', de Virginia Wolf, porque debía ser mi estela a seguir para desarrollarme como profesional.

¿Quién le inculca el gusanillo del periodismo?

A mí me encantaba leer, escribir y viajar. Para mí eran mis referentes eran Oriana Fallaci, Rosa María Mateo, Rosa Montero, Maruja Torres.

Cubrió la victoria de Obama. ¿Qué sintió?

Mucha emoción: imagínate cómo estaba Chicago esa noche, toda la población negra en la calle, porque para ellos era una conquista increíble que un negro llegase a la Casa Blanca. Fue un momento único, como los atentados de Barcelona el verano pasado, que supuso un golpe muy fuerte para la sociedad española. Contar todo eso haciendo un ejercicio de responsabilidad, me ha llenado mucho.

Está viviendo capítulos importantes de la historia de España.

Todo lo que ha pasado en Cataluña es alucinante, algo que recordaremos dentro de 20 años como momentos muy críticos, porque es mucho lo que nos estamos jugando.

Como mujer y periodista, ¿se ha sentido acosada en algún momento?

No, yo no he tenido que enfrentarme a ningún tipo de acoso, ni desigualdades o discriminación laboral por el hecho de ser mujer. Hay otros colectivos que sí los han sufrido, a mí me han exigido resultados, profesionalidad y responsabilidad, pero el sexo no ha sido un condicionante en mi carrera.

"Todo lo que ha pasado en Cataluña es alucinante, algo que recordaremos dentro de 20 años como momentos muy críticos, porque es mucho lo que nos estamos jugando".
Guillermo Jimenez

¿Qué tipo de programa le gustaría hacer en un futuro?

Estoy haciendo 'Scoop', además de 'Más vale tarde', que es un programa-homenaje al periodismo, con temas que no tienen inmediatez pero que me permite profundizar en ellos.

¿Qué hace cuando está fuera de cámara?

Si te quedas solo con el periodismo tu vida se vacía de otras experiencias y vivencias importantes. A mí me ayuda mucho que mi pareja, que es periodista, entienda que me vaya de viaje o que llegue a casa cuando puedo. Tengo la suerte de compartir mi vida con un hombre especial, un feminista nato, que me deja mi propio espacio.

¿Es el secreto de la felicidad?

Es parte importante de la felicidad, pero también lo es poder cuidar de los amigos, de la familia, tener tiempo para leer o viajar. Yo no me lamento porque lo que intento es tener una vida llena y plena.

Mi foto favorita

"Cuando veo esta foto en la que estoy con mis padres y mis hermanos Carlos y Pablo: me emociono, porque son momentos de la infancia que no volverán".

¿Quién es Mamen Mendizábal?

Nació. En Madrid, el 15 de enero de 1976.

Estudios. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Trayectoria. Inicia su andadura profesional en la cadena SER, en 'Hoy por Hoy', con Iñaki Gabilondo. En La SER se puso al frente durante una temporada de 'La Ventana', sustituyendo a Gemma Nierga, durante su baja maternal. En 2004 la contrata TVE para presentar '59 segundos', al frente del cual se mantiene hasta 2006, cuando ficha por La Sexta. En ese canal presentó las noticias en su segunda edición, así como los programas 'Sexto Sentido' y 'Viva la República'. Estuvo como enviada especial en las elecciones de 2008 de EE. UU., cuando ganó Obama. Desde el 29 de octubre de 2012 dirige y presenta 'Más vale tarde', que se emite a diario en La Sexta, además de 'Scoop'.

Premios. Antena de Oro en 2013 por 'Más vale tarde'; TP de Oro en el 2006 y 2008 como Mejor presentadora de informativos de La Sexta; Ondas a la Mejor presentadora de televisión.

Familia. Mantiene una relación sentimental con el periodista José Antonio Ponseti.

Publicidad - Sigue leyendo debajo