James Middleton cuenta todos los detalles de su depresión

Una valiente confesión que puede ayudar a muchas personas.

El hermano de Kate Middleton ha querido hacer una valiente confesión y hablar abiertamente de la depresión que sufrió en 2016 y que vivió en soledad, pues ni siquiera su familia sabía la enfermedad que sufría el joven en el medio inglés Daily Mail.
Gtres

Jame Middleton ha roto el silencio. El hermano de Kate Middleton ha querido hacer una valiente confesión y hablar abiertamente de la depresión que sufrió en 2016 y que vivió en soledad, pues ni siquiera su familia sabía la enfermedad que sufría el joven en el medio inglés Daily Mail. James Middleton ha confesado que uno de los mayores problemas a los que hacía frente era la incapacidad de poder comunicarse con la gente. "No podía responder ni al más mínimo mensaje, así que no abría ni mis emails. No podía comunicarme ni con los que más quería, mi familia y mis mejores amigos", confiesa el hermano de la duquesa de Cambridge.
En el artículo titulado 'el tormento de mi enfermedad secreta', James Middleton relata que comenzó a sufrir en silencio, pues ser un hombre con una vida privilegiada, donde gozaba del cariño de sus familiares y amigos más cercanos sentía que no se podía permitirse tener esta enfermedad mental: "Sé que tengo mucha suerte y que tengo una vida privilegiada, pero eso no me inmunizaba contra la depresión. Es complejo describir esta condición. No solo es tristeza, es una enfermedad, un cáncer de la mente".

Los días pasaban pero por inercia para él, hasta que un día decidió coger el coche y a sus perros e irse. Condujo hasta Lake District, un lugar que a James siempre le ha gustado desde que era un niño. "Nadé en el agua helada del lago, di paseos solitarios viendo las montañas cubiertas de nieve y permanecí solo en un refugio en el campo durante unos días, intentando calmar el tumulto que había en mi mente", cuenta. En este solitario retiro, James Middleton aceptó la enfermedad, el primer paso para poder salir de la oscuridad en la que estaba sumergido.

Ha pasado un año desde que aceptó esta enfermedad mental y aunque aún siente que le queda camino por recorrer ha decidido tomar la decisión de contarlo públicamente para poder ayudar a otros personas que se encuentren en su misma situación.

James, gran amante de los animales, también ha confesado que sus perros (Ella, Inca, Luna, Zulu y Mabel) también han jugado un papel importante en su proceso de recuperación. "Ella, en particular, ha sido mi compañera durante diez años y ha estado conmigo en todas mis sesiones de terapia. A su manera, ella me ha mantenido en mi camino", comentó el cuñado del príncipe Guillermo.

Coincidiendo con el relato de su depresión, en la que no sólo ha hablado de su depresión, también de su déficit de atención, que tantos problemas le dio de pequeño y que le fue diagnosticada hace tan sólo unos años.

Además, James Middleton no sólo se ha abierto en esta entrevista, también ha decidido abrir su cuenta personal de Instagram, donde hemos podido conocer sus aficiones. El hermano de Kate Middleton es un hombre muy deportista al que le encanta el mar, la natación y siente devoción por sus cinco perritos.

View this post on Instagram

Fishing Fridays 🐟🎣

A post shared by James Middleton (@jmidy) on

Publicidad - Sigue leyendo debajo