Sandra Golpe: "No soy de nadie ni me caso con nadie"

Cada día podemos verla presentando los Informativos de las 15.00 horas en Antena 3, que son líderes de audiencia, pero en esta entrevista descubrimos a la mujer no a la periodista. Esta gaditana, afincada en Madrid desde hace muchos años, es una mujer de su tiempo, luchadora, inconformista, trabajadora y, sobre todo, una madraza.

Si de algo peca Sandra Golpe, es de humildad, siendo como es líder de audiencia del informativo de la sobremesa de Antena 3 TV, con más de 2,1 millones de espectadores y 17,1 de share, la mejor cuota desde 2009 de la cadena. Un éxito que celebra discretamente, sin aspavientos, compartiendo el protagonismo con su equipo, la mayoría jóvenes periodistas, pero también algunos veteranos como Javier Gallego, todos dispuestos a dejarse la piel si con ello consiguen el éxito que toda cadena busca. Sandra sabe lo difícil que es para cualquier mujer compatibilizar el trabajo en televisión con su papel de madre. De ahí, que sea su hijo de 13 años quien le obliga a desprenderse del móvil cuando llega a casa.

Ana Ruiz

En alguna ocasión ha dicho que el halago debilita.

Debilita porque yo he sido halagada y lo contrario, por eso no me gusta que me regalen los oídos. Te lo dice alguien que lleva muchos años en televisión, donde encontré la oportunidad de hacer lo que me gustaba y para lo que me había preparado.

Reconocerá que 2018 ha sido su año.

Te diría más, ha sido un año de recoger la cosecha que he sembrado durante mucho tiempo. Que me dieran la Antena de Oro, me llenó de satisfacción porque es un premio que concede la profesión. También estoy agradecida a los espectadores que eligen vernos a nosotros, informarse a través de Antena 3 Noticias 1.

De ahí el mérito de ser líder en su franja horaria.

Es un éxito compartido porque nosotros, todos remamos en la misma dirección. Aunque no dejo de reconocer que nos beneficiamos del arrastre que deja 'La ruleta de la suerte', lo que nos obliga a trabajar más.

¿Cuál es el secreto de su éxito?

No hay una fórmula mágica: te diría que es porque nos dejamos la piel todos los días buscando aquellas noticias, además de la actualidad, que pueden interesar al espectador, y eso lo conseguimos porque tenemos un equipo muy motivado y con mucho talento.

¿Cómo llega a presentar las noticias de las 15 horas?

Yo estaba presentando el informativo de la noche con Álvaro Zancajo y cuando entró el nuevo equipo de informativos, encabezado por Santiago González, me reubican en el informativo de esa hora, apostando por mí y por María Rey, como una fórmula muy novedosa.

Dos mujeres compartiendo pantalla no es lo habitual.

Ahí estuvimos un tiempo hasta que María se marchó a Telemadrid y a mí me dejan sola unos meses de prueba a ver cómo responden las audiencias. El reto era grande porque tuve que montar mi propio equipo, ésa ha sido mi pequeña gran obra: saber escoger a la gente.

No todo el mundo sabe trabajar en equipo.

Yo se lo dije: he tenido momentos en los que me han dejado brillar más o no brillar nada, lo que yo pretendo es que todos brilléis y os realicéis en vuestro trabajo, y lo hemos conseguido.

Ana Ruiz

Ha destacado tres máximas en su larga trayectoria. Fundamental ha sido el aprendizaje.

Porque de los fracasos, de las zancadillas, de los menosprecios por ser mujer en situaciones difíciles, como cuando me quedé embarazada, se aprende mucho. Para mí, dirigir y presentar un informativo no era mi objetivo vital, pero cuando lo haces, te planteas: cómo debo tratar a la gente para que todo salga bien y funcione.

¿Para eso le ha servido su propia experiencia?

Sí, sí: se habla mucho de la igualdad, que es una máxima que también he querido aplicar en el equipo. La redacción está llena de mujeres ocupando puestos de responsabilidad, pero necesitamos romper el famoso techo de cristal y eso se está consiguiendo, al menos en televisión. Cada vez hay menos mujeres floreros, ahora todo está más igualado.

Menos en los puestos de alta dirección.

Yo pensé que las de mi generación íbamos a ver ese cambio, pero todavía no se ha producido, es más, yo creo que hay una involución, porque cada vez hay más agresiones en las aulas, en las calles, por eso sigo creyendo que la educación es fundamental, en las familias, en las escuelas y en los trabajos.

La triste realidad es que quienes asesinan son hombres y quienes mueren son mujeres.

Yo no soy de extremos ideológicos, no soy de nadie ni me caso con nadie, ni siquiera voto en las elecciones porque, en el fondo, soy una escéptica.

Es ciudadana comprometida.

Me dedico a informar, Rosa, pero quizá por llevar tantos años informando de lo que ocurre en política y en otros aspectos de la vida, he perdido la capacidad de sorprenderme. Convivo con lo que dicen unos y otros, pero me siento mejor conmigo misma si no me inclino por nadie, por ningún partido en concreto.

Lo que no le impide tener ciertas afinidades.

Soy una mujer de mi tiempo, de la época que me ha tocado vivir, con los beneficios de haber estudiado, algo que mi madre no pudo hacer, pero también con el problema de ser madre sola y tener que sacar adelante a mi hijo, la casa y el trabajo.

A su hijo, ¿qué sociedad le gustaría dejarle?

Una en la que impere el sentido común, algo que debería ser inherente a la condición humana y a las formaciones políticas. Lo que diferencia esta época de la Transición es que en aquellos años todos luchaban por un objetivo común, por alumbrar una Constitución, porque se pudiera votar en libertad después de una dictadura de 40 años; ahora, andamos escasos de objetivos comunes y ese es el problema.

Y ahora, ¿por qué merece la pena luchar?

Yo lucho porque no vuelva la lacra del terrorismo, porque en Cataluña todos se pongan las pilas, ya que estamos en un momento muy difícil, porque acabemos con la violencia de género que se ha cobrado la vida de mil mujeres. Por todo eso deberíamos luchar, pero creo que los partidos están inmersos en el corto plazo para ver de dónde pueden sacar más votos. Y eso dificulta los pactos.

En cuanto al amor, la periodista dice estar "en un momento de reflexión".
Ana Ruiz

Mójese y dígame cuál de todos los líderes le gusta más.

No tengo preferencias, me gustaría que todos se sentaran alrededor de una mesa y trataran de arreglar los problemas que tenemos, como hicieron los líderes de la Transición, gracias a los cuales hemos vivido en paz y libertad 40 años. No soy de nadie, ni siquiera me he puesto el anillo de casada nunca porque nunca me he casado.

¿Vivimos demasiado deprisa sin llegar a ninguna parte?

Se están dando situaciones inéditas en todas las formaciones y eso es lo que ocasiona que los políticos se hayan convertido en el segundo problema que más preocupa a los españoles, según el CIS.

Nació en San Fernando, Cádiz. ¿Cómo analiza el resultado de las andaluzas?

En Andalucía hacía falta un cambio después de 40 años de gobiernos socialistas: y se ha producido, incluidos los 12 diputados de VOX. Y eso tiene una explicación, hay hartazgo entre la gente, de ahí el alto porcentaje de abstención, y los que han votado, lo han hecho castigando.

¿Qué cree que preocupa a los ciudadanos?

Por las curvas de audiencia, todo lo que afecta al bolsillo preocupa: la subida del salario mínimo, los desahucios, la violencia de género, el arreglo de carreteras y puentes, los problemas cotidianos.

De la profesión, ¿qué le preocupa?

El auge de las noticias falsas, que cada vez cobran mayor relevancia. Yo soy muy activa en las redes sociales porque entiendo que, para bien o para mal, el impacto de las redes es cada vez mayor a nivel mundial porque es la manera en la que la gente se va a informar, por eso tenemos que estar ahí.

La dificultad está en saber qué es verdad y qué es un bulo.

Hay que seguir a la gente correcta, nosotros tenemos que seguir en Twitter porque cada vez más políticos lo utilizan. Pedro Sánchez, Donald Trump, Casado, Rivera, se comunican así, porque es un medio que además de ahorrar dinero, llega a mucha gente. Y nosotros estamos obligados a tener los ojos muy abiertos.

¿Su hijo utiliza las redes?

Por supuesto, como la mayoría de los jóvenes de su edad.

¿Se les debe controlar?

En eso soy muy estricta: mi hijo no ha tenido móvil hasta hace un par de meses porque me da pánico, pero es imposible ponerle puertas al campo: confío en él, por eso es tan importante la comunicación con los hijos, que tengan la confianza de hablar de lo que les preocupa. Además de que a los colegios ya van con el IPAD a dar clase, porque apenas manejan los libros de texto.

Sandra admite que es una escéptica en política: "No soy de nadie, ni siquiera voto".
Ana Ruiz



En esta profesión es difícil desconectar del trabajo.

Es una de mis asignaturas pendientes, yo no lo logro, pese a que lo intento: lo hago cuando estoy con mi hijo, entonces sí, él me obliga a dejar el móvil cuando llego a casa. Si yo no lo hiciera, él tendría la coartada perfecta para utilizarlo también.

¿Cómo lleva su hijo que trabaje en televisión?

Muy bien, ha nacido en este ambiente y está acostumbrado a mis cambios de horarios. No le da importancia.

¿Es consciente de que no todo es trabajo?

Sí, claro, esto es algo sobre lo que reflexiono mucho: me encanta mi trabajo, pero según voy cumpliendo años me doy cuenta de que me he perdido muchas cosas.

¿Qué lugar ocupa el amor en su vida?

-Son momentos puntuales en el tiempo, pero ahora estoy en proceso de reflexión, no me gustaría envejecer sola, pero no creo que lo haga si no encuentro la persona adecuada, porque tengo muchas amigas, gente que me quiere y me apoya. Aunque reconozco que una vida en equipo no la he tenido, pero debe ser muy gratificante.

Para encontrarlo hace falta tiempo y ganas.

Es posible que tampoco me lo haya dedicado a mí, es posible que no haya sabido escoger a la persona adecuada, no lo sé. Me he enamorado muchas veces, claro que sí, y creo que me han querido, pero estaba demasiado centrada en mi trabajo y mi situación es compleja. Mi familia para mí es un referente, en cuanto a lealtad, amor...

¿Qué olores guarda de su infancia?

El azahar, la dama de noche, el jazmín, el potaje, y el olor a mar, porque en mi familia todos somos muy marineros, mi padre tiene un barquito con el que salimos a pescar, somos gente muy humilde pero muy sana.

Hay quien dice que en Andalucía se vive dos veces.

No se equivocan: en Cádiz están mis raíces, mi familia, mi hermano, mi sobrina, mis amigas de toda la vida, allí voy a cargar las pilas y a que mi abuela me dé consejos.

¿Recuerda alguno?

Siempre me inculcó que fuera independiente porque ella lo es, sacó adelante a toda su familia, también me aconseja que no me case: es el lado opuesto de mi madre, que es muy conservadora, más prudente.

Ana Ruiz

¿Por qué estudió Periodismo?

Porque me encantaba escribir, me gustaba la radio pero no me sentía capacitada porque me daba mucha vergüenza que me oyeran, soy muy tímida y cuando llegó el momento de ir a la Universidad, la más cercana era Sevilla, pero acabé en la Universidad de Navarra, donde hice la carrera.

¿Le resultó difícil adaptarse?

En Pamplona sí, porque llovía mucho, era una época muy convulsa por el tema de ETA, pero muy importante en mi vida personal, porque yo venía de una burbuja familiar y estar en Pamplona era como vivir en otro país. Lo pasé mal pero aprendí mucho.

¿En Madrid las cosas fueron mejor?

Sí, porque es una ciudad muy abierta, en la que nadie se siente extraño. Me enamoré de Madrid nada más llegar.

En CNN coincidió con la reina Letizia.

La conocí recién terminada la carrera, cuando vine a hacer un Master a Madrid, ella era una de las 20 alumnas. Su padre y su abuela Menchu eran profesores: guardo un grato recuerdo de todos ellos.

¿Era buena compañera?

Era muy perfeccionista, muy cercana y muy cariñosa.

¿Usted cree en la suerte?

Yo sí, lo he pasado mal pero he tenido suerte. Y lo poco o mucho que he conseguido ha sido porque he tenido unos padres que siempre han estado a mi lado.

Mi foto favorita

"Mi abuela es un ejemplo para mí, por su fortaleza y sus ganas de vivir. Ella, todos los días, a sus 101 años, se toma un Rioja: yo creo que es lo que la mantiene activa".

¿Quién es Sandra Golpe?

Nació. En San Fernando, Cádiz, el 19 de junio de 1974.

Inicios. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, inicia su andadura en prensa en el 'Diario de Cádiz', como becaria. En 1998 trabaja los fines de semana como redactora, productora y reportera en la cadena Cope.

Trayectoria. Desde el nacimiento de CNN+, trabajó en esta cadena, cerca de una década. En 2008 ficha por Antena 3 TV, para presentar los informativos matinales. En 2016 presentó y dirigió, con María Rey, Antena 3 Noticias. Actualmente, presenta en la misma cadena los informativos de las 15.00 horas, que se ha convertido en líder de la sobremesa, y en el de mayor cuota de toda la televisión, con más de 2,1 millones de espectadores.

Premios. Ha recibido varios premios, entre ellos la Antena de Plata y la Antena de Oro por su cercanía y calidad del programa que presenta en Antena 3 TV.

Familia. Tiene un hijo de 13 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo