Lydia Lozano, arropada por su madre en el difícil momento que atraviesa por la operación de su marido

La colaboradora está recibiendo todo el cariño de los suyos ahora que está preocupada por el estado de salud de su marido, Charly, que permanece ingresado en el hospital.

image
Gtres

Los seguidores de 'Sálvame' han podido notar, estos últimos días, la ausencia de una de sus colaboradoras más fieles y divertidas, Lydia Lozano. El motivo de su falta es que atraviesa un momento complicado, está mucho más sensible de la cuenta y es que está preocupada por su marido. Charly, de 67 años, ha sido operado esta semana de una hernia discal lumbar. Una intervención que la tiene muy inquieta, ya que, aunque es bastante común, puede derivar en una serie de complicaciones.

Sus propios compañeros del programa quisieron mandarle un mensaje de aliento para que tratase de estar tranquila, y uno de los más especiales se lo lanzó Kiko Hernández; "Desde aquí, a los dos, a Lydia y a Charly, por tan buenos momentos que hemos vivido juntos y tantas historias que hemos compartido. Aunque luego se fuera al traste nuestra amistad, esta semana estoy muy unido a vosotros. Lo que le dije ayer a Lydia es cierto. Todo va a salir bien, vamos a salir bien de esta y de aquí a dentro de una semana te voy a ver con una sonrisa de oreja a oreja, diciendo que todo ha salido bien y que todo ha salido fenomenal. Esto es lo único que me importa ahora mismo".

image
Gtres

Pero sus compañeros de 'Sálvame' no son su único apoyo. Hay alguien que no se separa de ella, su madre. Ayer la vimos de camino al hospital realizando algunas compras para Charly, algo de comida, lectura... Y todo acompañada de su madre, que está siendo para ella un apoyo tan fundamental como Lydia lo es para su marido.

image
Gtres

Tras salir del Hospital Ruber Juan Bravo, Lydia y su madre, que es uno de los pilares de su vida junto con Charly, fueron a un restaurante para comer algo y despejarse. Eso sí, Lydia siempre muy pendiente de su madre, ayudándola a bajar las escaleras, a caminar... Sin duda, se nota que la colaboradora se preocupa por los suyos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo