María José Campanario recae de nuevo y tiene que ser ingresada

La mujer de Jesulín de Ubrique tiene que ser hospitalizada de nuevo. La odontóloga necesitó silla de ruedas para moverse.

María José Campanario ha vuelto a recaer en su enfermedad y ha tenido que ser ingresada de nuevo. Jesulín de Ubrique llevó a su mujer al hospital de Villamartín, en Cádiz, donde fue ingresada. María José necesitó silla de ruedas nada más llegar al centro médico. Su marido permaneció a su lado permaneció en todo momento y es que Jesulín se ha convertido en un firme apoyo para ella, como podemos comprobar cada vez que su mujer sufre un nuevo brote en la enfermedad de fibromialgia que padece.

Jesulín de Ubrique y María Jose Campanario
Getty Images

De hecho, en los últimos meses María José apenas se ha dejado ver en público. Su anterior ingreso fue el pasado mes de septiembre cuando permaneció ingresada más de una semana en el mismo hospital de Cádiz. En aquella ocasión, el brote de fibromialgia le afectó también al sueño, por lo que, al parecer, tuvo que permanecer en una habitación a oscuras, tranquila y sin ruidos.

Después de ese ingreso, reapareció el pasado octubre para apoyar un acto solidario que tenía que ver con su enfermedad, una dolencia que sufre desde hace más de 13 años y que le está impidiendo llevar una vida normal. Vestida con un mono azul, comentó que "en mi vida no puedo hacer planes, ni en la mía ni en la de ningún enfermo de fibromialgia, pues un día estás bien, pero no sabes cómo vas a estar mañana. Los que padecemos esta enfermedad tenemos más días malos que buenos, es una lástima, pero es así".

Y precisamente ahora habría sufrido otro brote, algo que le viene sucediendo en los últimos años. "El dolor es irresistible", confesaba mientras explicaba que entre lo más duro de su enfermedad es no poder recibir ni siquiera fuertes abrazos de sus seres queridos. Por ello, reconoce que es una enfermedad dura para ella pero también para sus familiares.

María José Campanario
Publicidad - Sigue leyendo debajo