Irene Rosales le planta cara a Kiko Rivera: ''¡Te recuerdo que soy tu mujer y tu compañera!''

La andaluza vuelve a discutir con su marido y por primera vez se muestra firme y tajante a la hora de defender su postura. "Que sea la última vez que me hablas así, como si fuese una rival”. le advierte al hijo de Isabel Pantoja.

Irene Rosales le planta cara a Kiko Rivera
Telecinco

Cualquier pareja tiene sus roces, así que imaginad lo que supone para Kiko Rivera e Irene Rosales tener que convivir 24 horas al día encerrados en una casa. Desde que entraran en ‘GH Dúo’, hace más de dos meses, el hijo de Isabel Pantoja y su esposa han protagonizado más de un encontronazo, pero nunca hasta la fecha la andaluza se había mostrado tan firme y tajante a la hora de hacerle ver a su marido que no tenía razón y que debería de tratarla con más mimo. Durante lo que parecía una tranquila conversación en la cocina, el DJ bromeó con la posibilidad de que la próxima vez que se ganara el privilegio de disfrutar de la suite se llevaría a Antonio Tejado como acompañante.

Irene Rosales le planta cara a Kiko Rivera
Telecinco

“Lo mismo si me toca a mí la comparto yo sola”, replicó Rosales, despertando el asombro de los presentes. “Eso es de ser mala ya”, siguió Antonio con la broma. “No, tú llévame a mí que le va a joder más”, apuntó Ylenia. Cuando parecía que el pique no iba a llegar a más, Irene comenzó a explicarle a Kiko las normas de la prueba semanal, a lo que contestó el miembro del clan Pantoja con una mirada indiferente y un simple “guay”. “¡Qué estúpido eres, hijo! Más estúpido y no naces”, se lamentó Irene, visiblemente molesta.

Acto seguido, se levantó y se fue a meterse en la cama, yendo el cantante tras ella para recriminarle su comportamiento. "Irene, que sea la última vez que me insultas y menos delante de la gente, por favor. Me puedes decir lo que quieras menos insultarme", le dijo a su esposa. "Y tú que sea la última vez que me hablas así, como si fuese una rival”, contestó ella. “Te he dicho qué guay. No me tienes que insultar”, se defendió Kiko. “No, me has tirado ahí dos o tres pildorazos y me has lanzado una mala mirada, tratándome como si fuera una cualquiera y te recuerdo que soy tu mujer y tu compañera. Llevas pegándome pildorazos y mirándome mal un buen rato", recordó la andaluza.

Irene Rosales le planta cara a Kiko Rivera
Telecinco

Y es que a Irene le había sentado especialmente mal el tema de la suite, algo que Kiko no lograba entender. "Si eso lo hemos hecho para reírnos. ¡Venga ya! ¡No digas tonterías, por favor! Que tú pareces también tonta”, exclamó enfadado. “Menuda tontería. Con los pelos en los huevos que tengo yo ya", siguió refunfuñando mientras se alejaba. Pero tras la tormenta, siempre llega la calma, y por la noche la pareja aprovechó la intimidad del jardín para acercar posturas. Entre abrazos y besos, Rivera le volvió a recordar que lo de la suite era una broma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo