Tita Cervera, muy preocupada por la acusación fiscal a Borja Thyssen

Tras conocerse la noticia de que Borja Thyssen y su mujer, Blanca Cuesta, podrían acabar entre rejas por un presunto delito de fraude fiscal, la Baronesa se ha pronunciado al respecto.

Carmen Cervera
Gtres

Abril no ha comenzado de la mejor manera para los Thyssen. La familia se enfrenta a un duro golpe tras conocerse la noticia de que Borja y su esposa, Blanca Cuesta, podrían acabar entre rejas por un presunto delito de fraude fiscal. Desde que saltara la noticia, ningún miembro de la familia se había pronunciado al respecto, hasta ahora. Ahora hemos podido saber cómo se ha tomado la noticia la baronesa Thyssen, Carmen Cervera.

Según ha explicado Paloma Barrientos a 'El programa de Ana Rosa', la baronesa recibió la noticia en Marbella y está muy preocupada por la posible condena de cárcel de su hijo Borja: "Está francamente muy preocupada", ha asegurado la periodista. "Tiene unos abogados fantásticos que seguramente utilice para la defensa de Borja y Blanca", ha añadido, "es muy complicado pero seguramente no tengan que ir a la cárcel y paguen el millón de euros".

El hijo de la baronesa Thyssen ha viajado a Madrid para arropar a su mujer en una subasta solidaria.
Ana Ruiz HEARST

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, contra las cuerdas

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita una pena de tres años de prisión y el pago de una multa de un millón de euros contra el hijo de Tita Cervera y su esposa (dos millones en total) por haber defraudado al fisco 336.417,89 euros en el ejercicio de 2010. El escrito de acusación facilitado por la sección de delitos económicos se remonta a ese año para hablar de una operación “simulada” que se llevó a cabo durante la venta de participaciones de la sociedad Cas Capetó S.L., de la cual consta como administradora única la propia Blanca Cuesta, a favor de tres sociedades holandesas.

Un nuevo varapalo para Borja, y es que este no es el primer encontronazo con Hacienda que protagoniza el hijo de la baronesa. En 2016, la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid pidió contra él dos años de prisión y una multa de 1,2 millones de euros por delitos fiscales cometidos en 2007.

Publicidad - Sigue leyendo debajo