Blanca Cuesta se pronuncia sobre sus problemas con la justicia

La fiscalía ha puesto su objetivo en Blanca y su marido, Borja Thyssen, por un supuesto fraude a Hacienda., y pediría tres años de cárcel para la pareja. Ahora, la nuera de Tita Cervera ha hablado al respecto y sus respuestas han sido analizadas con lupa.

Blanca Cuesta y Borja Thyssen están en el punto de mira de la Justicia española. La fiscalía pide tres años de cárcel para el matrimonio, quien presuntamente habría defraudado a Hacienda una cantidad de 336.417 euros. El fraude habría tenido lugar en el ejercicio de 2010, y ahora, nueve años después, las aguas están más revueltas que nunca. Pese a ello, la pareja se muestra tranquila y confían en que todo se solucione.

El verano llega y sus planes de cara a la temporada estival siguen siendo los de siempre: disfrutar, descansar en familia y "disfrutar de los peques", tal y como ha manifestado Blanca. Pero no todas las preguntas a las que se ha tenido que enfrentar la nuera de Tita Cervera han sido de este calibre, y se ha visto entre la espada y la pared cuando han procedido a interrogarla acerca de sus problemas judiciales. "A veces hay discrepancias, en este caso está claro que las hay entre una parte y otra", ha expresado la pareja de Borja Thyssen.

Además, en todo momento se mostró tranquila y confía en que "todo se va a solucionar de la mejor manera". Y es que su filosofía de vida es "estar tranquilos siempre". No solo ante estos temas tan escabrosos, sino también en todos los demás. Serena y un tanto esquiva se ha mostrado la pintora, quien a pesar de responder ante las incómodas preguntas, ha intentado llevar la conversación a su terreno para no causar más escándalo del que ya se ha producido en torno a su vida.

Aunque tanto Borja como Blanca se muestran ante el público como si nada estuviera pasando, Tita Cervera se encuentra realmente nerviosa por las acusaciones que se han vertido sobre su hijo y su nuera. Por el momento no hay ninguna sentencia firme que alegue si ha habido fraude o no, así que no le queda más remedio que esperar y mantener la calma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo