Eugenia Martínez de Irujo y sus problemas de salud tras la muerte de su madre

Los hijos de la duquesa de Alba han abierto su corazón al programa 'Lazos de sangre', para hablar de la figura de su padre, Luis Martínez de Irujo. La pequeña de los Alba también ha hablado de lo mal que lo pasó con la muerte de su madre, en 2014.

Eugenia Martínez de Irujo, después de muchos años de silencio, ha concedido una emotiva entrevista al programa 'Lazos de sangre' (La 1) para hablar sobre la figura de su padre, Luis Martínez de Irujo. Desde la finca sevillana La Pizana, que la duquesa de Alba regaló a su hija tras su boda con Francisco Rivera, la duquesa de Montoro cuenta los recuerdos que tiene de su padre.

"No me enteré de la muerte de mi padre porque era muy pequeña", reconoce Eugenia. Luis Martínez de Irujo murió en septiembre de 1972, a los 52 años, en Houston a consecuencia de una leucemia. "Para mí, era un señorazo de los pies a la cabeza. Tenía un porte imponente, parecía un actor de Hollywood", explica tras reconocer que siempre que ha estado mal le ha "pedido ayuda a él. Siempre he pensado en mi padre".

Eugenia Martínez de Irujo, en 'Lazos de sangre'
La 1

La duquesa de Montoro se describe como una persona muy "insegura" y considera que "la figura de mi padre me hubiera dado mucha seguridad".

Eugenia recuerda tres momentos inolvidables junto a su padre: cuando le leía cuentos, cuando iba a darle las buenas noches y le daba un barquillo y su último verano en Marbella. La pequeña de los Alba reconoce que tras la muerte de su padre se refugió en su madre. "Ella ha sido muy importante en mi vida", afirma.

Eugenia Martínez de Irujo, en 'Lazos de sangre'
La 1

Tan unida estaba a su madre, que el 20 de noviembre de 2014 cuando murió la duquesa de Alba, su vida cambió para siempre. "Era la primera persona que se me iba siendo yo consciente. Recuerdo que cuando falleció me vine a La Pizana una semana y me extrañaba estar tan bien de ánimo y de repente caí en barrena y fue algo... Me quedé en 37 kilos, no podía comer. Se me vino el mundo encima", reveló Eugenia, que cuenta que la humildad y la honestidad son muy importantes para ella: "No puedo con los egos".

Eugenia Martínez de Irujo, en 'Lazos de sangre'
La 1

"Todo tiene sus pros y sus contras, ¿no? Sus ventajas y desventajas. Y yo, pues, no me puedo quejar, la verdad. Creo que soy una privilegiada de la vida. Creo que muy afortunada. Y tengo que estar dando gracias a Dios todos los días" sentencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo