La angustia de los hijos de Blanca Fernández Ochoa por su desaparición

La ex esquiadora fue vista, por última vez, el 24 de agosto. Su familia, y sobre todo sus hijos viven estos días con mucha angustia y preocupación.

Hijos Blanca Fernández Ochoa
Daniel Gonzalez

Olivia, de 20 años, y David, de 19, están viviendo momentos de muchísima angustia con la desaparición de su madre, la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa. La deportista fue vista por última vez el 24 de agosto en un supermercado de Pozuelo de Alarcón, y sus familiares denunciaron su desaparición justo un día antes, el 23 de agosto. Olivia, su hija mayor, fue la encargada de alertar a la policía. Tanto ella como su hermano se encuentran muy preocupados por esta situación y sobre todo por la falta de noticias. Los jóvenes están derrumbados aunque están manteniendo la calma y la cabeza lo más fría posible para colaborar con las labores de búsqueda.

Ambos no se separan de sus teléfonos móviles, por si les llega cualquier pista o noticia sobre su paradero, mientras se consuelan mutuamente. En la imagen, podemos ver cómo David abraza a su hermana, que tiene la cabeza agachada.

Olivia y Daniel, hijos de Blanca Fernández Ochoa
Daniel Gonzalez

Su familia, amigos y familiares están volcados en la búsqueda de Blanca. Su hermana Lola se ha acercado hasta el dispositivo de búsqueda para agradecer el apoyo recibido. "Estamos todos esperanzados, esperamos encontrarla, aunque sea accidentada", dijo. Adrián Federighi, cuñado de la esquiadora y portavoz de la familia, tampoco ha podido dar buenas noticias hasta el momento ya que no hay ninguna novedad importante.

Olivia y Daniel, hijos de Blanca Fernández Ochoa
Jesus Briones

Cronología de la desaparición

Blanca fue vista por última vez comprando víveres en un supermercado de Pozuelo el día 24 de agosto, solo un día después de su desaparición. Además, también han explicado que sus familiares no denunciaron su desaparición hasta el día 29 y no quisieron hacerlo público hasta dos días después. No era la primera vez que se iba por su cuenta. Su familia afirma que les dijo que se marchaba cuatro días al Norte y que, aunque no estaba en un mal momento personal, su situación era "un poco precaria".

El pasado domingo, menos de 24 horas después de anunciar su desaparición, su vehículo fue localizado en un aparcamiento habilitado de la zona de Las Dehesas, donde estaba teniendo lugar la IV Carrera Siete Picos Integra. La familia de la ex esquiadora y medallista olímpica ha confesado que solo baraja una hipótesis: Que haya tenido un accidente.

Blanca Fernández Ochoa, desaparecida.

El coche no presenta, a simple vista, rasgos de violencia ni nada que haga sospechar otra hipótesis, algo que podría denotar una desaparición voluntaria y no forzada. Ahora efectivos buscan por tierra y aire a la medallista en la sierra madrileña que ella conoce tan bien. En la zona ya se han organizado batidas espontáneas de amigos, vecinos y allegados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo