Alejandro Sanz pierde el juicio contra su ex representante

El juez le ha dado la razón a Rosa Lagarrigue y el cantante tendrá que pagarle más de cinco millones de euros.

Alejandro Sanz, Alejandro Sanz mi casa es la tuya, Mi casa es la tuya, Alejandro Sanz hijos
Telecinco.es

El cantante Alejandro Sanz fue demandado por su ex representante tras haber roto su relación laboral en 2016 después de 25 años. Rosa Lagarrigue, a través de su empresa Lagarrigue, RLM SL, le reclamaba 9 millones de euros porque consideraba injustificada la resolución del contrato de representación artística que mantenían las dos partes.

El pasado día 9 de septiembre, el Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid le daba la razón a la ex representante del cantante al declarar esta ruptura de injustificada. En el escrito de la sentencia, que se ha hecho pública varios días más tarde, se informaba de que "El cantautor Alejandro Sanz ha sido declarado responsable subsidiario del pago de la condena. La sentencia dictada no es firme, siendo susceptible de ser recurrida en apelación".

La acusación presentó documentación que mostraba que el contrato fue suscrito en 2014 y les unía hasta 2019. El juzgado ha analizado los hechos y ha condenado subsidiariamente a Sanz a abonar 5,4 millones de euros a su antiguo mánager. La sentencia concluye que Sanz incurrió en un incumplimiento doloso del contrato al romperlo de manera unilateral.

Rosa Lagarrigue ha trabajado con numerosos artistas tan conocidos como Malú, Miguel Bosé, Mecano o Raphael y cuando tuvo lugar la vista el pasado mes de julios declaró que demandar a Alejandro Sanz había sido una de las decisiones más tristes de su carrera pero que consideraba que estaba en su derecho a ser indemnizada por 9 millones de euros por la ruptura de ese contrato.

Alejandro Sanz en el juzgado en Madrid
Agencias

De hecho, Diez Minutos publicó en exclusiva las imágenes de Alejandro Sanz y de Rosa Lagarrigue saliendo de los juzgados tras la vista.

La sentencia, aunque le da la razón a Lagarrigue y no alcanza la cifra reclamada por ella, no es firme y por lo que puede ser recurrida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo